Volver

Volver



Descargar en .txt  
Imprimir  
Descargar en .pdf  

Buscar por números

Búsquedas

 

Número: 84 Año: 2000
 


EL ESCÉPTICO DIGITAL

Boletín electrónico de Ciencia, Escepticismo y Crítica a la Pseudociencia
© 2000-2004 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
http://www.arp-sapc.org/

Edición 2000 - Número 84


SUMARIO

CÁNCER Y CROTOXINA
Por: Christian Sanz
Tema:
Fraudes
UN REGALO DE NAVIDAD
Por: Josep Mª Aymamí/Jordi Lopesino
Tema:
Fraudes
ACU-PAYASADAS
Por: Esteban Comamala
Tema:
Pseudoterapias
UN SIGLO DE FÍSICA CUÁNTICA
Por: Javier Armentia
Tema:
Física
CIENTÍFICOS ESPAÑOLES DESCUBREN LA MAYOR PRUEBA DE VIDA EN MARTE HALLADA HASTA HOY
Por:
Tema:
Astronaútica -Exploración Espacial
CAZADORES DE SEMILLAS
Por: Iñigo Gurruchaga
Tema:
Biología
IMAGENES ENVIADAS POR GALILEO. LA NASA ENCUENTRA EVIDENCIAS DE UN OCÉANO EN LA MAYOR LUNA DE JÚPITER
Por: Europa Press
Tema:
Astronomía
LES HABLA EL PILOTO AUTOMÁTICO. VUELOS CON ORDENADOR
Por: Blai Felip Palau
Tema:
Divulgación científica
SOBRE EL FUTURO DE LA ENERGÍA NUCLEAR
Por: Jack Steinberger
Tema:
Otros
CREADA LA AGENCIA PARA ATAJAR EL MAL DE LAS “VACAS LOCAS” EN ESPAÑA
Por: Manu Mediavilla
Tema:
Alimentación
LA ESTACIÓN ESPACIAL SERÁ VISIBLE EN EL CIELO
Por: null
Tema:
Notas Cortas
BIRULÉS INTENTA ASIGNAR EN SÓLO 10 DÍAS HASTA 40.000 MILLONES DE FONDOS SIN GASTAR
Por:
Tema:
Investigación
EL PRINCIPADO RESCATARÁ A LOS INVESTIGADORES EN EL EXTRANJERO
Por: Pablo Zariquiegui
Tema:
Investigación


CÁNCER Y CROTOXINA
Christian Sanz
TEMA: Fraudes

Cuando tenia 17 años no sabía todavía el significado de la palabra “cáncer”. Sin embargo, trataba de que nadie se diera cuenta de ello, ya que trabajaba en una farmacia y el tema recurrente de muchas conversaciones era justamente el de las enfermedades.

En esos días, una de las palabras que más escuchaba nombrar era justamente “crotoxina”. Se asociaba ese extraño nombre a una supuesta cura milagrosa que remitía el cáncer de manera inexplicable.
Si hoy día tuviera que hacer una evaluación del producto por mi experiencia personal, tendría que decir que es un completo fiasco. Muchas de las personas que supe que se aplicaban tal producto, terminaron falleciendo.
Pero como las experiencias personales no sirven demasiado a nivel metodológico para poder evaluar una situación de manera científica, me remito a hacer un análisis del producto en sí.
Con ustedes, la historia de la crotoxina:

Todo este rollo comienza en julio de 1986. En ese año se anunciaba que una droga obtenida en base al veneno de la víbora de cascabel parecía ser eficaz en el tratamiento del cáncer, lo cual causó una gran conmoción.
Casi inmediatamente -y mientras se denunciaba que en esos días 83 pacientes recibían la droga sin autorización-, el Ministerio de Salud decidió formar una comisión de oncólogos que revisara los experimentos. Sus conclusiones fueron terminantes: "Se comprobó que los datos estaban falsificados o ausentes y que no había ninguna razón que justificara tratar a pacientes con crotoxina". En medio de un escándalo académico, jurídico y humanitario, el ministro Conrado Storani prohibió el uso de la droga en octubre de 1986 (solicitada en los diarios de por medio).

Grupos de pacientes protestaron y acusaron al Gobierno de tener "resultados secretos" y de alentar, con la prohibición, el mercado negro de la crotoxina. La polémica llegó al Congreso y a la CGT. Muchos especialistas, sin embargo, prefirieron hablar de "fraude".

En 1995 Raúl Matera, secretario de Ciencia y Tecnología del menemismo, reflotó el tema. Su sucesor, Domingo Liotta, anunció la continuación oficial del experimento. Las nuevas pruebas se hicieron en dos hospitales autorizados por el ANMAT: el General San Martín de Paraná y el de Vicente López. Las resoluciones son las Nº 4559 y Nº 351.

La primera fase de la investigación fue aprobada en julio de 1998. Veinticinco pacientes terminales, de entre 18 y 60 años, se sometieron voluntariamente a las experiencias. Todos habían recibido tratamientos convencionales y aceptaron que se estudiara en sus cuerpos el grado de toxicidad de la crotoxina.
Lamentablemente, hasta ahora, no se evidenció eficacia alguna en el tema y todavía se sigue experimentando. Lo cual significa que se comercializó la droga sin haberse, siquiera, hecho los pasos metodológico-experimentales básicos.

Lo más triste de todo esto es que, no solo se trata de un tema que involucra a la salud y en el que muchos han fallecido en el marco de una vacía esperanza, sino que muchas de esas personas podrían haberse curado con tratamientos convencionales.

Frente a lo dicho, lo único que nos queda esperar por parte de los que lucran con este método, es que se aboquen a realizar algún estudio que pueda demostrar sus aseveraciones, ya que hasta ahora no existe ninguna investigación independiente que haya avalado los supuestos de dicha doctrina.
Si no, que se dediquen a otra cosa.
Será Justicia.


[Nota] *Christian Sanz es miembro de la Fundación CAIRP (Centro Argentino para la Investigación y Refutación de la Pseudociencia) http://www.cairp.org/



UN REGALO DE NAVIDAD
Josep Mª Aymamí/Jordi Lopesino
TEMA: Fraudes

Casi todos los internautas que conozco, en algún momento de su vida, han recibido un mensaje electrónico de advertencia; me refiero a los avisos de virus informáticos, un problema muy común de ese mundo virtual llamado internet. Son mensajes solidarios y llenos de buenas intenciones que te avisan de la peligrosidad del virus “tal” mientras te lo están inoculando sin saberlo. Quizá el presente artículo cumpla con el mismo cometido sin saberlo sus autores. Si es así pedimos disculpas por adelantado, nada más lejos de nuestro ánimo que inocular ningún virus, por benigno que este sea.

Todo tiene un comienzo y este aconteció en la agrupación en uno de esos días de pocos socios y mucho aburrimiento. La noche no era excepcionalmente transparente y no teníamos demasiadas ganas de observar. Una visita nos sacó del tedio. Era un señor de mediana edad con una carpeta bajo el brazo que nos pidió que le enseñáramos su estrella. La morriña se desvaneció con la sorpresa. Con cierta sorna le explicamos que las estrellas no son de nadie, no tienen propietario ni titularidad; las estrellas son del Cosmos. El señor de mediana edad con una carpeta bajo el brazo suspiró con resignación y abrió la carpeta, nos pareció que con un gesto muchas veces repetido, y sacó el título de propiedad y el mapa de posición de una estrella. Su estrella. Era una especie de diploma en inglés expedido por la International Star Registry, que por lo que supimos más tarde es una empresa americana que se dedica a bautizar estrellas con el nombre de los incautos que paguen por ello. El señor de mediana edad, con la carpeta bajo el brazo, blandía una sonrisa triunfal, una especie de: veis como sí, soy propietario de una estrella.

Su mujer –nos explicó– había bautizado una estrella con su nombre, previo pago de los costes de inscribirla en un directorio que la citada empresa publicaba cada cuatro años. Nos explicó que este listado estaba reconocido internacionalmente. Le dejamos acabar por curiosidad malsana, no por convencimiento. Luego nos rogó que le mostráramos su estrella porque él no tenía telescopio. En vistas de que era un regalo de su esposa no insistimos más en sacarle de su error (actualmente nos arrepentimos de no haberlo hecho, pero se le veía tan convencido, tan agradecido por el regalo, que nos supo mal, vaya). La estrella en cuestión era un aburrido astro de magnitud 9, no recuerdo su denominación en el catálogo SAO aunque lo consulté. Nos agradeció que le mostráramos su estrella y se fue tan contento; nos dijo que vendría otro día con su esposa, que tampoco la había visto ya que la había comprado por catálogo.

En la agrupación nos quedamos muy tristes. ¿Cómo le explicas a un pobre hombre como aquel, que lo han engañado? Las estrellas están todas catalogadas y el único registro oficial es el de la Sociedad Astronómica Internacional. Si unos desaprensivos se aprovechan de las personas y se enriquecen de forma fraudulenta, ¿qué podemos hacer?

Decididos a todo, nos pusimos a investigar. Una zambullida en internet nos desveló los secretos de esta organización. Con la ayuda de un buscador dimos con el paradero de estos desaprensivos en la dirección: www.starregistry.com

Esta empresa, en activo desde el año 1979, te propone la adquisición, o mejor dicho, el bautizo, de una estrella. Publican unas tarifas y el procedimiento a seguir, y se describe una especie de resguardo o titulo de propiedad como el que habíamos visto en manos del hombre de mediana edad con la carpeta bajo el brazo.

Pero si esta dirección nos pareció escandalosa, en internet también nos fue posible encontrar: www.moonshop.com. Esta empresa vende parcelas en la Luna. Sí, sí... ¡unos acres de suelo lunar! A pocos peniques el acre. Eso sí, como mínimo uno debe adquirir una extensión mínima de 1.777,58 acres, así que ya podéis hacer vuestros números. Advierten de la imposibilidad de escoger un terreno con cráteres (por lo visto es lo mas in), y cada uno se tiene que contentar con lo que le toque en sorteo. Lo único que garantizan es que si compras varias parcelas a la vez te las venderán colindantes. Ver para creer. Como los viajes a nuestro satélite no son muy frecuentes ellos venden su producto como una “inversión de futuro”, para hijos y nietos. Dicen que han vendido más de 3.112.002 de parcelas y que tienen 63.250 clientes. Llevan vendiendo parcelas en el sistema solar desde el año 1980 y dicen que están acreditados por el gobierno americano (sic). Últimamente han ampliado mercado con la puesta en venta del planeta Marte, Venus e Io, en el sistema de Júpiter. Menos la Tierra y el Sol venden de todo. Envían sus diplomas y sus mapas de localización (los elaborados por la sonda Clementine) a vuelta de correo y te dan 30 días de plazo por si quieres devolverles la parcela.

Para los que quieran adquirir otro producto “estelar”, ahí lo tenéis: esencias de estrellas. Fred Rubenfeld, un neoyorquino de 49 años, nos presenta lo que él llama “terapia vibracional”. Mediante la aplicación de elixires en diferentes partes del cuerpo dice que nos cura el alma. Uno de los remedios más eficaces es el elixir de estrellas.

¿Cómo lo fabrica? Llena una botellita de agua y coloca el recipiente ante la lente de un gran telescopio enfocado a una estrella, siguiéndola durante toda la noche. Las vibraciones de la luz de esa estrella quedan en el agua —¡cuentan maravillas del agua de Sirius!— Asegura que tiene mucha demanda.

Este señor ha montado un centro asistencial en Barcelona donde aplicará sus extrañas terapias con lociones estelares. Lo peor de todo es que alguna persona poco informada puede caer en alguna de estas redes.

Se acercan las fiestas navideñas, época de regalos. ¿Os imagináis que alguien de vuestra familia os regala una estrella, una parcelita en Saturno o un frasquito de Eau de Betelgeuse?

Aún estáis a tiempo de advertir que sólo aceptareis oculares de 2”, o una CCD, y sobre todo no entréis en las direcciones que os hemos referido (sólo por rigor científico), recordad que la curiosidad mató al gato. Y disculpad este desliz. El próximo mes prometemos volver a centrarnos en la observación astronómica.

[Nota] *Josep Mª Aymamí es de Badalona y pertenece a la Agrupación Astronómica de Tiana. Jordi Lopesino es de Mataró y es el actual presidente de Cosmos, Grup d'Astronomía de Mataró. Hace tres años y medio que escriben artículos de observación y divulgación astronómica, primero en la revista Universo y actualmente en Tribuna de Astronomía.
Sirva este pequeño curriculum y su artículo “Un Regalo de Navidad”, publicado en el número de diciembre de la Revista Tribuna de Astronomía, para presentar a Aymamí&Lopesino –tal es el pseudónimo con el que habitualmente son conocidos por sus lectores- a nuestros suscriptores de “El Escéptico Digital”.



ACU-PAYASADAS
Esteban Comamala
TEMA: Pseudoterapias

El pasado mes de marzo en la revista Hípica Catalana, una acupuntora escribió la siguiente payasada refiriéndose al parto en la yegua:

“… si el feto viene de nalgas, con una sola aguja se consigue que se vuelva y nazca rápido y sin problemas, pudiendo realizar esta técnica el propio dueño…”

Sin entrar a valorar la desesperación y las circunstancias mentales que pueden empujar a una persona en sus cabales a escribir semejante disparate, considerando que la yegua “malparida” necesita urgentemente el reconocimiento del veterinario y que a un ganadero que se precie como tal nunca jamás se le ocurrirá dejar que una iluminada se acerque a menos de 600 metros de la yeguada, sobre todo si lleva algo en las manos…

…sirvan estas líneas para prevenir al incauto, al hombre y a la mujer de buena fe que bajo la apariencia de procedimientos “alternativos “ se puede esconder y camuflar un sub-mundo de engaño y fantasía que nada, absolutamente nada, tiene que ver con la medicina veterinaria. Bajo los nombres variopintos de medicina natural, homeopatía medicina alternativa, medicina complementaria, naturopatía, energía vital, equilibrio vital, medicina biológica, procedimientos energéticos, energía cósmica, energía perversa,… etc…se esconden charlatanes, gurús, bufones, manguis, brujos, curanderos, yoguis, payasos, aprovechados, y toda una colección de personajes de dudosa catadura moral.
Si la cosa se pone seria, estos procedimientos se convierten en la puerta de entrada del movimiento sectario que en ultima instancia persigue la anulación de la persona como tal.

Los acupayasos y tribus afines practican la ciencia de las soluciones imaginarias en el reino de la invención, y si bien las medicinas paralelas no son malas de por si, y entre las personas que las practican y reciben habrá de todo como en todas partes, ocurre que se produce un retraso en el diagnóstico ( científico, por parte del veterinario), único profesional facultado para ello, con el consiguiente perjuicio para el caballo, ya sea en la visita de urgencia o en el problema crónico.

Alargar un tratamiento que no ha prescrito un veterinario, que utiliza los recursos acumulados durante cinco años de carrera y un tiempo de especialización, mas o menos largo, provoca entre otros inconvenientes el encarecimiento económico del problema, la no resolución del mismo, o la pérdida del animal.

Un cólico tratado a tiempo por el veterinario siempre tiene posibilidades de éxito, una radiografía a tiempo, un buen programa de fertilidad en la yegua y en el semental, la ecografía sistemática, el programa de vacunaciones, desparasitación, y alimentación, y un largo etc… supone la diferencia entre el profesional y el engaño, entre el ganadero-empresario y el ganadero-aficionado, supone el ahorro de tratamientos inútiles, en definitiva, supone la diferencia entre el éxito y la historia del fracaso anunciado.

¿Qué dice la ley?

Tan solo recordar que todo aquel al que se le ocurra “jugar a veterinario de caballos” sin serlo y vaya por ahí emitiendo diagnósticos, prescribiendo tratamientos, curando y efectuando cualquier procedimiento propio del profesional y para el que se requiere el titulo universitario, repito, según el código penal, es un intruso, y el intrusismo es un delito que puede ser castigado con penas de cárcel, así como a pagar cuantiosas indemnizaciones.

Desde estas líneas, animo a todo aquel propietario, que en un momento dado vea lesionados sus derechos de consumidor por un/a saltimbanqui de los milagros, a que no se deje amilanar y extienda la correspondiente denuncia en el juzgado de guardia. Desde estas líneas, le brindo así mismo por mi parte toda la desinteresada ayuda que pueda necesitar, y yo le pueda aportar.

…los puntos de acupuntura no existen, los meridianos energéticos no existen, y la mayor parte de las leyes de la acupuntura son leyes sobre entidades que no existen…sic
Ni es medicina, ni es alternativa ni es complementaria.
Es un cuento chino, para un chino, por un chino y en china.

[Nota] * Esteban Comamala Lana es veterinario y publicó el presente artículo en la Revista Hípica Catalana.



UN SIGLO DE FÍSICA CUÁNTICA
Javier Armentia
TEMA: Física

Eche un vistazo a su alrededor: seguro que tiene algún aparato cercano cuyo funcionamiento está relacionado con la física cuántica. Por ejemplo, cualquier instrumento electrónico, que llevará en su interior un chip de silicio, materiales semiconductores que se comportan de una manera que la física de solamente hace un siglo no podría haber siquiera soñado: el ordenador, un mando a distancia, la tele, la lavadora, la radio o el disco compacto. O un reloj digital, con pantalla de cristal líquido, un material capaz de ordenarse en presencia de campos eléctricos. O sin ser digital, probablemente su reloj de pulsera cuenta el tiempo gracias a pequeños impulsos eléctricos que genera un cristal de cuarzo, resonando según las leyes de la física cuántica.

Y sin embargo, nos sigue sonando a chino, poco más o menos. Incluso los textos que enseñan física hablan de “física moderna” para referirse a teorías que empiezan a cumplir su primer siglo de vida. Uno de los primeros centenarios tiene lugar mañana 14 de diciembre: el de los “cuantos” de energía, una palabra que comenzó siendo nombrada únicamente en latín, quantum –en singular– o quanta –en plural- y que aparecieron en un artículo publicado en 1900 para la Sociedad Alemana de Física, “Sobre la ley de distribución de la energía en el espectro normal”. Bajo ese título estaba el intento de este físico de explicar cómo se produce la radiación de energía de un cuerpo que tiene cierta temperatura: todos los objetos materiales que vemos están recibiendo y emitiendo energía y lo hacen según su temperatura. Idealmente, los físicos hablan del cuerpo negro, como un objeto que está en equilibrio con su entorno y que recibe tanta energía como la que emite; se trata de una simplificación que desde mediados del siglo XIX permitió estudiar este fenómeno. Pero podemos entenderlo con un ejemplo clásico de un trozo de hierro que podemos calentar.
A temperatura ambiente, el metal no emite luz visible, pero podemos percibir su “calor”. Realmente ese calor no es sino un tipo de luz menos energética que la de la luz visible, luz infrarroja. Si calentamos la barra de hierro, la radiación aumenta. Y aumenta también de frecuencia: llega un momento en que comenzamos a ver cómo el hierro se pone candente, al rojo. La radiación que emite alcanza ya una energía correspondiente a la de la luz roja. Si aumentamos su temperatura, se pasa a un color amarillento, y luego al blanco (solemos decir “al rojo blanco”). A temperaturas cercanas a 1000 grados, la barra de hierro está emitiendo gran parte de su energía en el rango visible. Teóricamente, podríamos obtener temperaturas mayores, y llegar a tener una coloración azul. El hierro, sin embargo, se funde antes. En general, los físicos de finales del siglo XIX llegaron a comprender que la energía que emite un cuerpo aumenta con la cuarta potencia de la temperatura. Fue Wilhem Wien quien formuló esta ley en 1893.

Pero el fenómeno de la radiación del cuerpo negro planteaba un problema radicalmente insoluble con la física clásica. A altas temperaturas, las teorías del electromagnetismo y la termodinámica predecían la distribución de energía de manera adecuada, pero a bajas temperaturas, el modelo fallaba por completo: las predicciones teóricas no se confirmaban experimentalmente. En aquella época se pensaba que esto era un problema menor, posiblemente debido a los problemas de medida. Pero Max Planck demostró que la única manera de entender los experimentos era hacer una revolución completa de la física.

Max Karl Ernst Ludwig Planck había nacido en Kiel, en Alemania, en 1858, de familia de docentes, y pronto decidió estudiar y dedicarse a la física. En Munich y Berlín aprendió y colaboró con algunos de los principales físicos de la época. Uno de ellos era Gustav Kirchoff, que había planteado en 1859 el problema de la radiación del cuerpo negro como un desafío para los físicos. Y fue más de cuarenta años después cuando Planck propuso una idea aparentemente contradictoria con todo lo que se observaba: la energía no se emitía de manera continua, sino en forma de pequeños paquetes, los quanta.

Se trataba de una propuesta revolucionaria porque la radiación, la luz, quedaba explicada de forma completa (y con una formulación matemática notable) con el electromagnetismo de Maxwell, considerando a la luz como una onda. El modelo de Planck, sin embargo, parecía una vuelta a las teorías corpusculares de la luz, abandonadas siglos atrás por los experimentos de refracción y difracción. De alguna manera, la radiación se presentaba como una onda (globalmente) compuesta de pequeños paquetes cuya energía estaba relacionada con la frecuencia de la onda. La constante que establecía esa relación era uno de los resultados de la teoría, y por eso se le conoció como constante de Planck.

Planck recibió el premio Nobel por sus estudios en 1918, y se retiró en 1926 de la investigación y la docencia. Pero las implicaciones de su teoría de la radiación fueron impresionantes muy poco antes. Los cuantos de luz, por ejemplo, permitieron a Einstein en 1905 explicar el efecto fotoeléctrico, porque eran esas partículas de energía, que ya se empezaban a conocer como fotones, las que eran capaces de arrancar electrones de ciertos metales, produciendo electricidad.

Pero lo más importante de los cuantos es que presentaban una naturaleza discreta: la energía se distribuye en paquetes independientes, de la misma manera que, como ya se estaba comprobando, la materia se distribuye en forma de partículas independientes. Empezaba así a hacerse necesaria una nueva mecánica, una nueva física de lo discreto, que fue uno de los programas colectivos de descubrimiento más apasionantes de este siglo. Y que sigue siéndolo: la física cuántica, aún un proyecto por completar, es una de las más apasionantes búsquedas científicas de nuestro siglo. Y del próximo.

Cuantos Cuantos

La cantidad de energía de un cuanto de Planck es pequeñísima. Y sin embargo se puede medir. Por ejemplo, en la actualidad, detectores como los CCDs de las cámaras de vídeo son capaces de detectar la energía de un solo fotón.

Lo más sorprendente es que, colectivamente, los fotones se comportan como las ondas: son capaces de hacer patrones de difracción, de interactuar con el medio, de fenómenos de explicación ondulatoria. Esa dualidad onda-corpúsculo fue una de las primeras sorpresas de la nueva física. Y se vio acrecentada unos años más tarde cuando otro físico francés, el príncipe Louis de Broglie, planteó que esto les sucedía no sólo a los cuantos de energía, sino a todas las partículas elementales. Toda la materia era a la vez corpúsculo y a la vez onda.

Pero la física cuántica no sólo osó a plantear algo tan ajeno a la experiencia como que ondas y partículas son lo mismo, sino que se atrevió a destrozar los cimientos de la física clásica, al introducir Heisenberg la naturaleza intrínsecamente estadística de la naturaleza con su principio de incertidumbre.

[Nota] * Javier Armentia es Dr. en Astrofísica y Director del Planetario de Pamplona. En la actualidad ostenta el cargo de Presidente de ARP- Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico http://www.arp-sapc.org/



CIENTÍFICOS ESPAÑOLES DESCUBREN LA MAYOR PRUEBA DE VIDA EN MARTE HALLADA HASTA HOY

TEMA: Astronaútica -Exploración Espacial

Participan en una investigación de la NASA.
Han encontrado excrementos de una bacteria en los restos de un meteorito

¿Se acuerda de aquel trozo de meteorito marciano que vino entre imponentes medidas de seguridad desde EEUU a España en diciembre de 1997? La NASA lo había encontrado en la Antártida, pero cuando analizaron los gases que encerraba reconocieron que procedía del Planeta Rojo porque aquella composición nunca existió en la Tierra. Le impusieron un nombre intrascendente: ALH84001 y siguieron investigando.

En 1996 localizaron lo que parecía ser una bacteria fosilizada y los científicos de todo el mundo quedaron sobrecogidos. ¿Podía ser verdad que hubiera vida en Marte? Dos investigadores españoles, Carmen Ascaso, del Instituto de Ciencias Medioambientales del CSIC, y Jacek Wierzchos, de la Universidad de Lleida, enviaron sus dilatados currículos a la NASA y solicitaron ser incluidos en el equipo internacional que lo analizara.

Sólo les entregaron 2,7 gramos de muestra, posiblemente el trozo que los estadounidenses consideraron menos importante. Pero he aquí que en éste se ha encontrado la prueba más clara de las aportadas hasta ahora de que en Marte hubo vida.

Excrementos de bacteria

«Hemos descubierto pequeños cristales de magnetita, pero no aislados sino en forma de cadenas. Esto en la naturaleza sólo lo producen los excrementos de unos seres vivos llamados bacterias magnetotácticas», adelantó a EL MUNDO Carmen Ascaso.

Esta misma semana los medios de comunicación anglosajones destacaban que investigadores estadounidenses habían hallado cristales de magnetita en ese meteorito, pero no se explicaban por qué estos cristales estaban separados, y no encadenados como los conocidos hasta ahora en la Tierra.
«Hemos detectado 594 cristales de magnetita al disolver la muestra en ácido acético y si usted toma un cristal individual del meteorito marciano y lo compara con el de la bacteria terrestre observará que son indistinguibles», señaló la investigadora de la NASA Kathie Thomas-Keprta a la BBC.
La magnetita es un mineral formado por óxido de hierro. Los procesos geológicos pueden crearlo, pero siempre en forma de rocas. Los pequeños cristales químicamente puros y sin defectos sólo pueden ser excrementos de bacterias. «El proceso evolutivo ha llevado a esta bacteria a fabricar pequeñas barras de imán perfectas que difieren significativamente de cualquier otra cosa fuera del ámbito de la biología», aclaró ayer a la CNN el biólogo Joseph Kirschvink.

Pero el descubrimiento de los españoles es aún más espectacular porque no sólo han encontrado los cristales de forma individual, «sino en cadenas, tal y como defecan las bacterias terrestres sus excrementos», explicó Ascaso, quien junto a su colega Wierzchos ha estado trabajando intensamente durante casi tres años. Hace un mes enviaron sus resultados a una importante revista y querían mantener sus datos en secreto hasta que salieran publicados. Pero anoche no pudieron aguantar más y los revelaron en el transcurso de una conferencia en el Planetario de Madrid.

Más antigua que la Tierra

El meteorito ALH84001 es una roca ígnea del tamaño de una patata, es la más antigua de las que se han hallado de Marte (tiene una edad de 4.500 millones de años, justo cuando se estaba formando la Tierra), cayó en este planeta hace más de 13.000 años y hasta descubrirse en 1984, estuvo enterrada entre los hielos antárticos.

Un sector de la comunidad científica internacional fue reacio a reconocer que ahí podía haber bacterias de Marte. Quedaba una duda: «Puede que, a lo mejor, exista un método inorgánico desconocido hasta ahora que genere esos cristales», señaló ayer a la BBC el químico John Bradley.
Por eso, los resultados de Ascaso y Wierzchos, que demuestran que además la magnetita está en forma de cadenas y no de cristales individuales, son tan importantes: refuta a los que sostienen que en esa roca no hay restos de vida.



CAZADORES DE SEMILLAS
Iñigo Gurruchaga
TEMA: Biología

Un laboratorio creado en un viejo jardín botánico inglés se convierte en el banco mundial de semillas de plantas en peligro de extinción

Durante la Segunda Guerra Mundial, la mansión de Wakehurst Place, en el sur de Inglaterra, sirvió como cuartel general del Estado Mayor canadiense. Y, ante la posibilidad de una invasión por las tropas de Hitler, se construyeron, bajo los parterres de lo que ya entonces era un extraordinario jardín botánico, búnkeres subterráneos, desde los que se organizaría una futura resistencia.

Hoy, leves ondulaciones en el paisaje del jardín desvelan la existencia de la red abandonada de refugios subterráneos, pero Wakehurst Place mantiene el espíritu de la resistencia. El enemigo, esta vez, no tiene rostro humano, pero su amenaza parece más universal. Desde este lugar paradisíaco de la campiña inglesa se organiza la resistencia humana contra la desertificación del planeta.
«Quienes tienen hoy cuarenta años han asistido a un fenómeno que jamás se ha producido en la historia de la humanidad», afirma Roger Smith, director del proyecto del Banco de Semillas del Milenio. «Durante su tiempo de vida, la población del planeta se ha duplicado, de 3.000 millones a 6.000 millones de habitantes. Y eso creó una presión inédita sobre el uso de la tierra».
Esa presión demográfica crea una necesidad aguda de conversión del suelo en terreno de cultivo. Si a ese fenómeno se añade la evolución climática, el resultado es la desaparición de especies vegetales, especialmente en las tierras secas del planeta. Según Smith, se ha documentado la extinción de 450 especies en los últimos 400 años y el 50% de las especies vegetales del mundo habrá desaparecido en el año 2050.

El Banco de Semillas prolonga la actividad del Real Jardín Botánico de Kew, una de las maravillas de Londres, en la recolecta de semillas. Hasta ahora, la colección de semillas de Kew se había concentrado en el Reino Unido. Semillas del 90% de las especies británicas han sido ya clasificadas y almacenadas. El proyecto se ha ampliado ahora a las semillas del planeta, especialmente las de las tierras secas.

El holandés Michiel van Slageren es el responsable de la colecta de semillas en la geografía árabe y afirma: «La desertificación en Andalucía es extraordinaria, especialmente en Almería, pero no es nuestra prioridad». El programa de colecta de semillas elige las tierras áridas que cubren un tercio del planeta y donde vive un quinto de su población.

Las especies prioritarias son aquellas que posiblemente no van a sobrevivir en su hábitat. Son plantas o árboles endémicos y en peligro de extinción. Y a la hora de fijar las prioridades, se eligen también aquellas especies que tienen importancia por su capacidad para proveer alimentos, energía o medicinas. El principio filosófico que anima el proyecto es la protección de la biodiversidad del planeta.

Su director, Roger Smith, afirma que el Banco de Semillas del Milenio es único en el mundo, porque otros bancos se concentran en el almacenamiento y estudio de semillas para su explotación en la agricultura o en la horticultura. Este proyecto inglés tienen una ambición más universal y más genérica. Ya ha almacenado semillas de 5.118 especies. Y el objetivo es llegar a 24.0000 en 2010.

¿Transgénicas?

Van Slageren explica el proceso que siguen estos cazadores de semillas: «La primera parte de un programa es llegar a un acuerdo con el país que nos acoge sobre las reglas de la colecta, sobre cómo se van a repartir las semillas, sobre la transferencia de datos y tecnología. Esto lleva mucho tiempo. Y cuando hay un acuerdo, llega ‘la parte Indiana Jones’ de nuestro trabajo».
Los cazadores de semillas depositan la carga recogida en sus viajes en el nuevo edificio del banco de semillas. La carga se seca en cámaras especiales. Posteriormente, se extraen las semillas, se incineran los restos, se secan de nuevo las semillas y se almacenan a veinte grados bajo cero. En una cámara subterránea, ya existe la mayor concentración de biodiversidad del planeta, 260 millones de semillas.

En los laboratorios se investiga su capacidad de germinación. El objetivo es que el banco ofrezca la oportunidad de restauración de cada una de las especies de su gran almacén biológico. ¿Y si alguien pide una semilla a los científicos de Wakehurst para producir alguna maravilla transgénica? «La decisión dependería de nuestros socios», dice Smith. «Yo creo que aún no sabemos lo suficiente sobre semillas transgénicas».



IMAGENES ENVIADAS POR GALILEO. LA NASA ENCUENTRA EVIDENCIAS DE UN OCÉANO EN LA MAYOR LUNA DE JÚPITER
Europa Press
TEMA: Astronomía

Científicos de la NASA han sugerido la existencia de un enorme océano de agua salada debajo de la superficie de Ganímedes, la mayor luna de Júpiter y del tamaño de planetas como Mercurio o Plutón, según las imágenes recibidas de la nave espacial Galileo.
Con anterioridad, la misma nave fotografió los primeros indicios de la existencia de agua en otras lunas —Europa y Calisto—, que giran alrededor de este planeta del Sistema Solar.

En el encuentro de científicos de la Unión Geofísica Americana de Ganímedes, se indicó que todos los indicios apuntan a la existencia de agua salada debajo de la superficie helada al fundirse parte del espeso estrato de la corteza.

La responsable de la Universidad de Los Angeles Margaret Kivelson manifestó que, con las fotos hechas por la nave Galileo el pasado mes de mayo, se puede tener «una importante certeza» de que en Ganímedes existe un océano de agua salada.

Kivelson indicó que, teniendo en cuenta el grosor exacto del espeso estrato que cubre el hipotético océano, se podría saber si ese agua tiene los mismos componentes y la cantidad de sal que los océanos de la Tierra.



LES HABLA EL PILOTO AUTOMÁTICO. VUELOS CON ORDENADOR
Blai Felip Palau
TEMA: Divulgación científica

La navegación aérea automática tiene un límite psicológico: ¿Quién subiría a un avión sin piloto?

La nave que cubre el trayecto Tierra-Estación Espacial de "2001..." llega a destino sin que los pilotos muevan un solo dedo. Pero la automatización no ha avanzado tan rápido como previeron Kubrick y Clarke: en los aviones actuales los pilotos siguen siendo insustituibles

Al son del vals "El Danubio azul", de Strauss, tuvo lugar hace casi 33 años, en la película "2001...", el aterrizaje espacial más preciso y cómodo de la historia de la ciencia ficción y de la aeronáutica en la vida real. En una cabina tintada de una densa luz roja, el piloto miraba los paneles de mando con atención pero sin tensión. No tuvo que mover un dedo. Cuando el ordenador hizo coincidir las coordenadas del vehículo espacial con la zona de aterrizaje, la nave, blanca y esférica, alunizó con la suavidad con que un pétalo cae en la palma de la mano. Hoy día, un aterrizaje así, como entre algodones, aún es imposible. Pero que el piloto se quede mirando la escena es una realidad que ya está al alcance de la mano, aunque aún sea poco habitual.

Los expertos en navegación aseguran que es norma en la aviación actual que los pilotos realicen, sobre todo, el despegue y el aterrizaje. Mientras vuelan, la conducción es casi automática. "Para entendernos, toma menos decisiones un piloto de avión en el aire que un conductor de un coche en una ciudad", explica un portavoz de una compañía aeronáutica.

Error de cálculo

El contacto entre el aparato y la torre de control permite que los cálculos de altura tengan un error de tan sólo unos 30 o 50 metros, distancia que a 2.000 metros de altura es una nimiedad. Pero estos 30 o 50 metros de imprecisión, en un aparato que pesa más de 400 toneladas y mide 70 metros de envergadura y otros 70 de longitud, son decisivos en el aterrizaje. Un error puede convertirse en una catástrofe. Ahí cuenta la pericia del piloto, que es quien tiene el aterrizaje en sus manos.

Sin embargo, la ciencia ficción ya está aquí y el aterrizaje "a ciegas" es una realidad, aunque sólo posible para aquellos aparatos y aeropuertos de "categoría tres", es decir, los equipados con la tecnología Fans (Future Air Navigation System). Este sistema posee una constelación de satélites en el espacio y de emisores de microondas en tierra que reducen a un metro el error de cálculo en el aterrizaje. En aeropuertos con visibilidad cero por la niebla ya se han practicado con éxito estos aterrizajes.

¿Podremos llegar a prescindir de los pilotos? Nadie lo vislumbra, por ahora, por dos razones principales. Una: ¿quién se atrevería a montar en una aeronave sin piloto? Dos: ¿y si falla la máquina?

Mientras tanto, los pilotos siguen pilotando y ensayando las situaciones imprevistas en complejísimos simuladores aéreos que les mantienen permanentemente entrenados para responder, casi sin pensar, ante una emergencia. Un portavoz de la empresa española Indra, una de las más avanzadas del mundo en este campo, que sirve simuladores aéreos a la Marina estadounidense, explica que estos entrenamientos han permitido detectar problemas que después han hallado una solución tecnológica.

También es una realidad que esta compleja red de comunicaciones para los aviones pueda utilizarse para otros fines. Antoni Creus, profesor de Iniciación a la Aviación de la Universitat Politècnica de Catalunya, recuerda que ya existen en el mercado vehículos equipados con un "ordenador a bordo" que utiliza el sistema GPS, que informa a través de satélites de la ruta más adecuada para cada viaje. De momento, también aquí, el conductor es imprescindible.



SOBRE EL FUTURO DE LA ENERGÍA NUCLEAR
Jack Steinberger
TEMA: Otros

Noticia enviada por: Javier Marí Climent

En el siglo que ahora nos deja, la población humana se ha multiplicado por cuatro, al igual que el consumo de energía por persona, y el consumo total se ha multiplicado por 15. La utilización de combustibles fósiles, principalmente petróleo y gas, produce ahora la mayor parte de esta energía; la energía nuclear contribuye aproximadamente con un 7%. Aunque el consumo de los países industrializados (20% de la población mundial) se está estabilizando, el uso en el tercer mundo, y por lo tanto el consumo mundial, sigue aumentando drásticamente.

El uso a gran escala de los combustibles fósiles tiene dos grandes fallos: por una parte, agotaremos los recursos fácilmente accesibles de petróleo y de gas en menos de un siglo, privando así a las futuras generaciones de sustancias químicas que tienen mejor uso que la producción de electricidad o la calefacción doméstica; por otra parte, aumenta la concentración de CO2 en la atmósfera, con el consiguiente calentamiento terrestre, una grave amenaza para muchas regiones de nuestro planeta. El siglo pasado experimentó un calentamiento de medio grado centígrado, y se espera que la temperatura aumente unos dos grados más en el próximo siglo, según modelos reconocidamente difíciles. Se espera, como consecuencia, un aumento de unos 50 centímetros en el nivel del mar.

La alternativa de la energía nuclear no es muy popular, debido al temor ampliamente extendido a posibles accidentes y a la contaminación a largo plazo provocada por los residuos nucleares. Sin embargo, un análisis racional de nuestro problema de energía exige que comparemos estos peligros con las alternativas. La mejor sería una drástica reducción del uso de energía. Para mí esta sería la mejor solución -apenas conduzco, utilizo la bicicleta- pero no creo que llegue a suceder. Una razón importante es que nuestras competitivas economías dependen del crecimiento constante. La siguiente mejor solución sería el sustituir los combustibles fósiles por fuentes de energía renovables. Aunque se ha avanzado en el uso de la energía solar y eólica, no se ha propuesto ni se perfila en el horizonte nada en la escala del actual uso de combustible fósil.

Yo creo que la energía nuclear es una opción válida para la sustitución de los combustibles fósiles, la única que conocemos en la actualidad. Para poner los accidentes nucleares en su justa perspectiva, consideremos Chernóbil, el único accidente nuclear grave en las tres décadas de utilización comercial de la energía nuclear. Como consecuencia directa, murieron entre 50 y 150 personas, depende de cómo se cuente. Esto se puede comparar con las bajas generadas por la producción y transporte de petróleo y gas, las roturas de oleoductos y el hundimiento de petroleros (con la consiguiente contaminación) en el mismo periodo. En China mueren accidentalmente cada año varios miles de mineros del carbón. La principal causa de muerte por accidente son los automóviles, con unas 50.000 muertes anuales en Estados Unidos, pero aun así, la gente sigue conduciendo. En cuanto a la exposición a la radiactividad a más largo plazo que para los humanos supuso Chernóbil, fue aproximadamente la quingentésima (1/500) parte de la causada por la radiación natural (radón, 40K [isótopo del potasio], rayos cósmicos) y la radiación médica en el mismo periodo. Además, el accidente de Chernóbil debe entenderse en el contexto de la guerra fría. Los reactores de la URSS no estaban encerrados en edificios de contención, como lo estaban todos los reactores occidentales, y como presumiblemente estarán los futuros reactores que se construyan en cualquier parte del mundo. Fue consecuencia del hecho de que todos los posibles recursos de la URSS se ponían a disposición del ejército en su carrera con Estados Unidos, y la seguridad civil tenía consecuentemente baja prioridad. Si el reactor hubiese estado aislado, el daño habría sido insignificante.

Los residuos nucleares son un material molesto. Su radiactividad disminuye aproximadamente en un factor de diez entre el año 1 y el 10, por otro factor de 10 entre el año 10 y el 100, y así sucesivamente. Transcurridos 100.000 años, la radiactividad se reduce en un factor de aproximadamente 30.000. Si una gran parte de la producción de energía mundial fuese nuclear, la radiactividad producida por los residuos sería sustancialmente mayor que las fuentes naturales de radiactividad combinadas. La diferencia es que, mientras estén aislados, los residuos radiactivos no son peligrosos. El problema es el del almacenamiento de los residuos. Se han ideado métodos de almacenamiento subterráneo, después de incorporar los residuos a bloques de cerámica. El temor a la viabilidad a largo plazo del almacenamiento de residuos nucleares es la preocupación que frecuentemente sacan a colación quienes se oponen a la energía nuclear. Estoy más dispuesto a creer a mis amigos expertos nucleares que consideran que el método es seguro, y en cualquier caso, prefiero la posibilidad de producir problemas a unas poblaciones que puedan vivir dentro de unos 100.000 años, y no los peligros que estamos produciendo para nuestra progenie tan sólo dentro de 50 o 100 años, si seguimos con el ritmo actual de empleo de combustibles fósiles.

Creys-Malville [donde se construyó el SuperPhénix francés] era un reactor reproductor. En el funcionamiento de estos reactores supergeneradores se produce más material fisible del que se consume. Además, producen bastante menos residuos nucleares por unidad de energía que los actuales reactores, y pueden quemar parte de los residuos nucleares de éstos. Su funcionamiento presenta dificultades técnicas bastante diferentes de las del bien conocido tipo de reactores actuales. La investigación y desarrollo del reactor reproductor fue bastante intensa en muchos países durante las décadas de 1970 y 1980. En las dos últimas décadas ha experimentado un descenso continuo, no sólo por el temor popular a la energía nuclear en general, sino también por razones económicas: el bajo coste actual del uranio enriquecido 235, combustible utilizado por los actuales reactores. Creys-Malville fue el último. Me siento triste ante su tumba.

[Nota] *Jack Steinberger es premio Nobel de Física (1988) y científico del CERN.



CREADA LA AGENCIA PARA ATAJAR EL MAL DE LAS “VACAS LOCAS” EN ESPAÑA
Manu Mediavilla
TEMA: Alimentación

Este organismo marcará la pauta en el control de los alimentos y podrá instar a las instituciones a actuar en situaciones de alarma

En la forzosa estela de la crisis de las ‘vacas locas’, el Gobierno envió ayer por fin al Parlamento el proyecto de ley para crear la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA), recomendada por la Comisión Europea en un ‘libro blanco’ y exigida ya por el Congreso en una resolución de 1999. Año y medio después, la ministra de Sanidad, Celia Villalobos, se limitó a señalar que el nuevo organismo intersectorial y autónomo reunirá entidades y competencias dispersas ahora por varios departamentos con el objetivo de reforzar las garantías al consumidor. Las asociaciones de consumidores se mostraron satisfechas por la iniciativa.

La agencia se encargará de la coordinación con las administraciones competentes en materia de seguridad alimentaria, con los sectores interesados y con las asociaciones de consumidores y usuarios. Al Ministerio de Agricultura se le reserva, por otra parte, una participación destacada en la designación de los órganos de dirección y en el desarrollo de los estatutos.

Al nuevo organismo le cabrá, en todo caso, la condición de entidad unitaria de referencia en la evaluación y gestión de riesgos y en la comunicación de aquellos que planteen situaciones de crisis o alarma social, como sucede ahora con la encefalopatía espongiforme bovina. La agencia tendrá un comité científico, que aprovechará la asesoría de expertos de otros organismos y que se ampliará con convenios con instituciones públicas y privadas.

Aunque pueden cambiar durante la tramitación legislativa, las funciones encomendadas a la agencia serán la programación y coordinación de las actuaciones sobre el control oficial de productos alimenticios; la elaboración de procedimientos certificados de control de los alimentos, de los procesos y de los establecimientos y la divulgación de informes y criterios básicos sobre evaluación de riesgos.

La formación

Además, la AESA podrá instar a las autoridades competentes a emprender actuaciones ejecutivas y, en su caso, normativas en situaciones de crisis o alarma, e identificar las necesidades de formación continuada de los profesionales que realizan el control de los alimentos.
Villalobos aseguró ayer no sentirse «desautorizada» por la reprimenda que recibió de la UE cuando desveló la supuesta existencia de mataderos clandestinos y recomendó que no se comprara carne ‘de ganga’. «Hay que consumir carnes garantizadas», declaró.



LA ESTACIÓN ESPACIAL SERÁ VISIBLE EN EL CIELO
null
TEMA: Notas Cortas

La Estación Espacial Internacional será visible desde España durante los próximos diez días, hasta Nochebuena. La estación, que se encuentra en fase de construcción, se podrá contemplar desde nuestro país a partir de las 18.30 hasta las 20.00 horas. Será el objeto más brillante en el firmamento después de la Luna.



BIRULÉS INTENTA ASIGNAR EN SÓLO 10 DÍAS HASTA 40.000 MILLONES DE FONDOS SIN GASTAR

TEMA: Investigación

La convocatoria relámpago ofrece créditos para equipos e infraestructuras científicas

El Ministerio de Ciencia y Tecnología cerró ayer una sorprendente convocatoria de ayudas. Con un plazo de sólo 10 días, la convocatoria, destinada a pagar equipamientos e infraestructuras científicas ya adquiridos, tiene una elevada cuantía, que podría alcanzar los 40.000 millones de pesetas, y corresponde a dinero que el ministerio no ha conseguido gastar este año en otros programas. La iniciativa relámpago fue calificada de interesante y muy positiva, aunque precipitada y mal explicada, por representantes de parques científicos y tecnológicos españoles.

La convocatoria, que prevé la concesión de créditos a interés cero con un plazo máximo de amortización de 15 años a instalaciones científicas y tecnológicas vinculadas mayoritariamente a universidades, está fechada el pasado 5 de diciembre, aunque no se publicó en el Boletín Oficial del Estado hasta el día 8, festivo.

Esta convocatoria, pese a las "buenas intenciones" que le reconocen distintas fuentes consultadas, adolece, en su opinión, de precipitación. Prueba de ello, indican, es que nadie conocía de su existencia "veinte días atrás" y que muchos de los potenciales destinatarios de las ayudas se enteraron esta misma semana mediante llamadas telefónicas del propio ministerio. Por otra parte, ha sorprendido la cantidad asignada, entre 30.000 y 40.000 millones de pesetas según la fuente, que podrían proceder mayoritariamente de sobrantes del Programa de Fomento de la Investigación Técnica (Profit). Dichas ayudas, destinadas sobre todo al sector industrial, fueron convocadas el pasado mes de julio, con varios meses de retraso, y al parecer con un montante sobreestimado.

Fuentes del Ministerio de Ciencia y Tecnología han indicado que los fondos proceden del "reequilibrio de varias partidas presupuestarias" y que "podrían asumirse" las cantidades citadas si los proyectos reúnen la calidad suficiente. Entre pasillos se argumentaba, no obstante, que la asignación apresurada de esas cantidades, que "en absoluto se van a cubrir", obedece a un simple problema matemático. Si el dinero sobrante no se gasta antes de finalizar el ejercicio, debe devolverse al Tesoro. Y éste puede entender que no es necesario para el próximo justamente por no haberse gastado. En un ministerio de nuevo cuño, como el de Ciencia y Tecnología, quedarse sin 40.000 millones de presupuesto sería una "muy mala noticia" que revelaría "falta de previsión".

La medida ha sido calificada, "pese a errores de fondo", como "muy positiva". Entre otras razones, indica Jordi Camí, uno de los responsables del futuro Parque de Investigaciones Biomédicas de Barcelona, vinculado a la Universidad Pompeu Fabra, porque es la primera vez que se equipara el sector industrial con el mundo académico en cuanto a la concesión de esta modalidad de créditos y porque podría sentar un precedente "de enorme interés" de cara a próximos ejercicios económicos. Por su parte, Francisco Marcellán, vicerrector de investigación de la Universidad Carlos III de Madrid, espera que no sea una "ocasión perdida" y que para próximos ejercicios la convocatoria se abra a presupuestos en previsión y no ya cerrados como en esta ocasión.

Desde un punto de vista más pragmático, Màrius Rubiralta, vicerrector de investigación en la Universidad de Barcelona, la describe como una "fórmula imaginativa" para compensar el retraso acumulado este año en la asignación de fondos estructurales comunitarios (fondos Feder) destinados a infraestructuras científicas. Estos fondos se adjudican a posteriori a la realización de una obra o a la compra de equipos. Este año todavía no han sido asignados, por lo que muchas universidades han debido efectuar las acciones previstas mediante créditos bancarios. La nueva convocatoria podría paliar en parte el desaguisado ya que permitiría cambiar créditos bancarios por créditos oficiales sin interés.



EL PRINCIPADO RESCATARÁ A LOS INVESTIGADORES EN EL EXTRANJERO
Pablo Zariquiegui
TEMA: Investigación

El Gobierno asturiano promoverá contratos para facilitar su regreso
La nueva red de centros tecnológicos permitirá la acogida de los científicos
La iniciativa será financiada dentro del nuevo plan de investigación regional

El Principado facilitará contratos a los investigadores que residen en el extranjero para que puedan regresar a trabajar a Asturias. El dato fue dado a conocer por Rodolfo Gutiérrez Palacios, director general de Universidades e Investigación. Gutiérrez Palacios avanzó que la Administración regional prevé recurrir a la modalidad de contratos de reincorporación para hacer efectiva la medida.

El máximo responsable de Universidades enmarcó la iniciativa dentro del III Plan de Investigación 2000-2004. Rodolfo Gutiérrez Palacios, que no pudo precisar el número exacto de investigadores asturianos que residen en el extranjero, sí dijo que apenas son unas decenas.

El director general de Universidades e Investigación subrayó que la política de formación de científicos en el extranjero no ha sido en Asturias tan amplia como en Cataluña o el País Vasco, por poner dos ejemplos. De ahí que, a juicio de Gutiérrez Palacios, resulte asumible la reincorporación de los investigadores asturianos más prestigiosos que residen fuera del Principado.

Reincorporación

Con este propósito, el máximo responsable de Investigación señaló que el plan prevé que los científicos puedan reincorporarse a centros tecnológicos toda vez que las áreas de la Universidad de Oviedo que podrían acoger a los investigadores están saturadas y no existe suficiente financiación para la dotación de nuevas plazas.
El Principado prevé crear una red de centros tecnológicos en Asturias que ensamble piezas sueltas y existentes. Esta iniciativa fue anuncia hace unos meses por Vicente Álvarez Areces, presidente del Principado.

Areces explicó entonces que el ambicioso proyecto integrará a siete u ocho centros de toda la región. Las comunidades españolas que ya han constituido la red han requerido una inversión de unos 500 millones de pesetas por centro, de los que más del 50% se han financiado con recursos externos. Pues bien, a juicio de Rodolfo Gutiérrez Palacios es precisamente esta red la que podría dar trabajo a los investigadores asturianos que residen fuera de España.

La reincorporación de científicos se lleva a cabo con mayor o menor fortuna en varias comunidades españolas. Cataluña, por ejemplo, presentaba esta misma semana un ambicioso plan que prevé recuperar a 400 investigadores en un plazo de cuatro años, a razón de cien por año.
A la iniciativa anunciada ahora por el director general de Universidades e Investigación habría que sumar los mil científicos que podrían regresar a España según recoge el Plan Nacional del Ministerio de Ciencia y Tecnología entre 2001 y 2003.

El Principado pretende dar un giro a su política científica con el nuevo Plan de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+I), en el que se prevé una inversión pública superior a los 32.000 millones de pesetas hasta el 2004. El Gobierno regional confía en atraer a la iniciativa privada y que sufrague un 40% del plan. El ambicioso programa para los próximos cuatro años tiene como objetivo básico crear un sistema de ciencia-tecnología-empresa.


 

 
   

 
© 2002 - ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico