Volver

Volver



Descargar en .txt  
Imprimir  
Descargar en .pdf  

Buscar por números

Búsquedas

 

Número: 81 Año: 2000
 


EL ESCÉPTICO DIGITAL

Boletín electrónico de Ciencia, Escepticismo y Crítica a la Pseudociencia
© 2000-2004 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
http://www.arp-sapc.org/

Edición 2000 - Número 81


SUMARIO

ELCANO PROTAGONIZARÁ LA PRIMERA PRODUCCIÓN DEL MUSEO DE LA CIENCIA DE SAN SEBASTIÁN
Por: Luis Alfonso Gámez
Tema:
Divulgación y periodismo científico
PRUEBAN CON ÉXITO EN RATONES UNA TERAPIA GENÉTICA CONTRA LA DIABETES
Por: Agencias
Tema:
Biología
DOS ASTRONAUTAS ARREGLARON EN 5 MINUTOS UN PANEL SOLAR DE LA ISS
Por: Agencias
Tema:
Astronaútica -Exploración Espacial
UN EXORCISTA GALLEGO MANTIENE QUE PUEDE ACABAR CON LAS “VACAS LOCAS”
Por: Agencias
Tema:
Alimentación
LOS BOSQUES Y EL CALENTAMIENTO GLOBAL
Por: Philip Ball
Tema:
Divulgación y periodismo científico
INVOCACIONES CONTRA PRIONES
Por: Pedro Luis Gomez Barrondo
Tema:
Escepticismo
REGRESAN A LA TIERRA
Por: Agencias
Tema:
Astronaútica -Exploración Espacial
2001 LA ODISSEA CONTINÚA
Por: Joseph Corbella
Tema:
Astronaútica -Exploración Espacial
LA CIRUGÍA LOGRA BUENOS RESULTADOS EN PACIENTES CON VÉRTIGO DE MENIÈRE
Por: Agencias
Tema:
Medicina
"PLANTAR ÁRBOLES SÓLO PERMITE GANAR TIEMPO"
Por: Bernard Saugier
Tema:
Entrevistas
HOGARES EN EL ESPACIO, ASTRONAUTAS EN EL TIOVIVO
Por: Joseph Corbella
Tema:
Astronaútica -Exploración Espacial
IMPULSO A LA INVESTIGACIÓN DEL CÁNCER
Por: Agencias
Tema:
Investigación
UN EXORCISTA GALLEGO MANTIENE QUE PUEDE ACABAR CON LAS “VACAS LOCAS”
Por: Agencias
Tema:
Antropología
2001 LA ODISSEA CONTINÚA
Por: Joseph Corbella
Tema:
Astronaútica -Exploración Espacial
LA CIRUGÍA LOGRA BUENOS RESULTADOS EN PACIENTES CON VÉRTIGO DE MENIÈRE
Por: Adolfo Estalella
Tema:
Medicina
LA REBELIÓN DE LOS CUANTOS
Por: Adolfo Estalella
Tema:
Física
HOGARES EN EL ESPACIO, ASTRONAUTAS EN EL TIOVIVO
Por: Joseph Corbella
Tema:
Astronaútica -Exploración Espacial
IMPULSO A LA INVESTIGACIÓN DEL CÁNCER
Por: Agencias
Tema:
Medicina
MATT RIDLEY, DIVULGADOR CIENTÍFICO, "LOS PADRES SE DARÁN CUENTA DE QUE NO SABEN QUÉ GENES QUIEREN PA
Por: Javier Sampedro
Tema:
Entrevistas
TODO POR LA CIENCIA
Por: Felix Badia
Tema:
Computación
TODO POR LA CIENCIA
Por: Felix Badia
Tema:
Computación


ELCANO PROTAGONIZARÁ LA PRIMERA PRODUCCIÓN DEL MUSEO DE LA CIENCIA DE SAN SEBASTIÁN
Luis Alfonso Gámez
TEMA: Divulgación y periodismo científico

El nuevo planetario de Miramón tendrá capacidad para 120 personas y se inaugurará en primavera de 2001

Juan Sebastián Elcano volverá a dar la vuelta al mundo en 2001. Y, otra vez, regresará famélico y triunfante a Sanlúcar de Barrameda. En esta ocasión, sin embargo, el viaje será bastante más corto: unos 25 minutos, frente a los más de tres años que requirió la travesía original. Quienes acompañen en su aventura al navegante guipuzcoano no sufrirán tampoco las penalidades a las que tuvieron que enfrentarse los tripulantes de la nao ‘Victoria’ a comienzos del siglo XVI. Porque lo harán sentados en las butacas del planetario del museo de la ciencia de San Sebastián.

‘Primus circumdediste me’ -‘El primero que me dio la vuelta’- será la primera producción de Miramón Kutxaespacio de la Ciencia. El periplo audiovisual, realizado en colaboración con el Planetario de Pamplona, comenzará en el Ratón de Getaria y transportará al espectador más allá de los límites de nuestro sistema solar. «Elcano y sus hombres -explica Félix Ares, director del museo- tardaron tres años en recorrer 70.000 kilómetros. Hoy en día, nuestras naves espaciales llegan en ese mismo tiempo hasta Júpiter, que está 10.000 veces más lejos».

A pesar de estar dedicado a Elcano, este espectáculo audiovisual no se limitará a exponer la odisea del marino de Getaria, sino que también descubrirá al público los cielos con los que el navegante se encontró según avanzaba la travesía, cómo se orientan los marinos mediante las estrellas, cómo se mueve la Tierra en su viaje por el espacio, etcétera. Los espectadores del montaje viajarán virtualmente, en un abrir y cerrar de ojos, hasta Alfa Centauro, desde donde podrán hacerse una idea de cómo cambian las constelaciones en el cielo según la localización del observador.

Un edificio singular

Junto a la torre del observatorio astronómico -de 30 metros de altura-, el planetario es uno de los edificios singulares del museo en el que la Kutxa ha invertido más de 2.000 millones de pesetas. Su estructura troncocónica, revestida de aluminio anodizado en su color, destaca desde hace tiempo en el complejo donostiarra de Miramón. Sin embargo, aunque las previsiones iniciales fijaban su inauguración a finales de este año, no será hasta primavera cuando entre en servicio.

El planetario digital del nuevo museo tendrá un aforo de 120 personas, y contará con una cuarentena de proyectores de diapositivas -además de otros de vídeo y de efectos especiales- y una pantalla semiesférica de 14 metros de diámetro. La elección de Juan Sebastián Elcano y de su travesía para el primer montaje de Miramón Kutxaespacio de la Ciencia no es casual. Al igual que con la exposición ‘Dinosauria 2001’ Félix Ares y su equipo han optado por la odisea del navegante guipuzcoano porque aúna lo universal y lo local. Si en la muestra sobre dinosaurios que se estrena esta semana el dramático final de esos animales prehistóricos está escrito en los acantilados de Zumaia, Getaria fue, por su parte, el punto de partida del primer viaje alrededor del mundo.

Para más información:
Miramón Kutxaespacio http://www.kutxa.net/kutxaespacio/miramon/01default.htm



PRUEBAN CON ÉXITO EN RATONES UNA TERAPIA GENÉTICA CONTRA LA DIABETES
Agencias
TEMA: Biología

Los investigadores han conseguido modificar células intestinales para que generen insulina
Un experimento hecho con ratones ha logrados la modificación de células intestinales para conseguir que generen insulina, lo que permitiría, de poder aplicarse en humanos, abrir la puerta a una terapia genética contra la diabetes. Cerca de 150 millones de adultos son diabéticos, por lo que esta enfermedad se considera la de más rápido crecimiento y la cuarta causa de muertes en el mundo. La investigación, realizada por científicos canadienses y de Estados Unidos, podría permitir en un futuro liberar a los pacientes de las inyecciones de insulina y reducir o eliminar las complicaciones que acompañan a esta enfermedad, señalan hoy sus autores en la revista ‘Science’.

Anthony Cheung, de la Universidad de Alberta (Canadá) y su equipo han conseguido que células de tipo K del intestino, genéticamente modificadas, produzcan insulina suficiente para evitar la aparición de la diabetes. Cheung y sus colegas modificaron las células K de los ratones tras diferentes procesos de clonación, y consiguieron que la insulina fabricada ayudara a los animales a mantener sus niveles de glucosa, a pesar de que sus células B del páncreas -las que liberan la hormona de modo natural- habían sido destruidas.

El trabajo se ha centrado en la diabetes ‘mellitus’, una enfermedad metabólica causada por la falta de insulina (tipo 1) o por la producción insuficiente (tipo 2) de esta hormona, que es secretada por el páncreas. La insulina ayuda al organismo a controlar los niveles de glucosa en sangre y, cuando falta o no se produce de modo suficiente, los pacientes deben adquirirla a través de inyecciones y medicación con el fin de evitar serias complicaciones. La importancia de conseguir que sea el propio organismo el que genere la insulina radica en que las inyecciones no suponen en sí mismas una cura para la enfermedad.



DOS ASTRONAUTAS ARREGLARON EN 5 MINUTOS UN PANEL SOLAR DE LA ISS
Agencias
TEMA: Astronaútica -Exploración Espacial

Con el objetivo de tensar manualmente uno de los dos gigantescos paneles solares instalados sobre la Estación Espacial Internacional (ISS), los dos astronautas del Endeavour Joe Tanner y Carlos Noriega iniciaron a las cuatro y media de la tarde (hora peninsular) de ayer su tercer paseo espacial en una semana, el último de los previstos en esta misión. A pesar de que el centro de control había previsto complicaciones que podían alargar mucho la operación, los astronautas lograron reintroducir dos cables en el sistema de poleas del panel en apenas cinco minutos, informa Reuters.

Con anterioridad, los técnicos cambiaron la orientación de los paneles solares de forma que no generasen apenas electricidad, para evitar la posibilidad de que una descarga eléctrica afectara a los astronautas. También antes, se activaron los dos cables que, a modo de toma de tierra, se han instalado para minimizar este riesgo. Desde el interior del transbordador se dio la orden de plegar ligeramente el panel, de más de 30 metros de longitud, y los astronautas fueron reintroduciendo en las ranuras los dos cables que se habían salido en el curso del rápido despliegue del primer panel el pasado domingo, durante el primer paseo espacial de Tanner y Noriega. El segundo panel solar, que no respondió en principio a la orden de despliegue, fue desplegado mucho más despacio pero sin incidentes al día siguiente. A pesar de que ya generan la electricidad prevista, los paneles tienen que estar tensos para poder soportar las continuas idas y venidas del transbordador en los próximos años y los propios movimientos de la estación.

Posteriormente, los astronautas instalaron sobre un mástil en la torre que soporta los paneles solares una sonda para medir el voltaje alrededor de la estación, lo que indicará también a los técnicos del centro de control si están cumpliendo su función los cables de tierra.
Terminados los paseos espaciales, los cinco tripulantes del transbordador y los tres habitantes de la estación podrán por fin encontrarse hoy, cuando se abra la escotilla de comunicación entre ambas naves.



UN EXORCISTA GALLEGO MANTIENE QUE PUEDE ACABAR CON LAS “VACAS LOCAS”
Agencias
TEMA: Alimentación


Manolo Platas hizo un ritual en la despedida del congreso de magia

Manolo Platas se presentó en los salones de la Reunión Recreativa e Instructiva de Artesanos acompañado de Roberto Luis Moskowich, presidente del comité organizador del XVIII Congreso de Magia y Brujería de Galicia. Durante los días 6, 7 y 8 se han venido realizando conferencias, debates y mesas redondas. La última cita de las jornadas de parapsicología científica tenía lugar ayer. Fue el momento en el que Manolo Platas, mago y exorcista gallego, comenzaba su ritual de exorcismo y sanación. Antes de dar los primeros pasos, durante la presentación y explicación del ritual que iba a realizar, aseguró a todos los asistentes al mismo que las técnicas de curación que él llevaba a cabo podrían ser aplicadas, sin ninguna duda, a las “vacas locas”.

Ayer, día de la Inmaculada Concepción, se ponía fin al XVIII Congreso de Magia y Brujería de Galicia. El encargado de cerrar estas jornadas científicas de parapsicología fue Manolo Platas, exorcista gallego, experto en magia así como en rituales ancestrales gallegos y afrocubanos. La presentación de su ritual de exorcismo y sanación corrió a cargo de Roberto Luis Moskowich, presidente del comité organizador.

Antes de comenzar su intervención, Manolo Platas quiso aclarar ciertos aspectos que rodean al mundo del exorcismo: “Tras 25 años haciendo magia y exorcismo, cuando me preguntan si creo en el demonio tengo que responder que sí. El razonamiento que hago es muy sencillo: yo creo en el demonio porque he sido educado en la fe de Cristo y no pienso que Jesús me haya engañado”, afirmó Platas.

Para este mago gallego, la figura del demonio está presenté en la vida de las personas y mediante el exorcismo lo que se intenta es alejar el mal de cada uno. “Lo que procuro es que con mis explicaciones la gente se acerque a este mundo al que yo me dedicó. No se trata de engañar a nadie. Me conformo con que las personas se queden, si no físicamente, sí psicológicamente más tranquilas”, aseguró Manolo Platas.

El ritual gallego

Para llevar a cabo el “Gran ritual gallego de exorcismo y sanación”, titulo de su intervención en estas jornadas, Platas solicitó la ayuda o participación de un miembro del numeroso público asistente.
La elegida por el propio mago de Santa Marta de Ortigueira fue Alicia, una mujer de origen argentino aquejada de diversas enfermedades.

Platas invitó a Alicia a sentarse y, tras prender fuego a un cuenco de barro en la que había laurel, cáscaras de ajos y romero, pidió a la argentina que diese tres vueltas alrededor del humo que emanaba del recipiente de barro.
Después, hizo referencia al Evangelio y roció de agua bendita a la mujer. Más tarde, ataviado con una estola y mientras el fuego y el humo remitían, Manolo Platas alejó, ayudado de una cruz, a los malos espíritus causantes de los males de Alicia.
“Lo único que he logrado es aliviarla ligeramente. Para su curación total serían necesarias varias sesiones de este tipo”, concluyó tras el ritual el mago gallego.



LOS BOSQUES Y EL CALENTAMIENTO GLOBAL
Philip Ball
TEMA: Divulgación y periodismo científico

Algunos trabajos relativizan la influencia de la absorción del dióxido de carbono por las plantas

En el protocolo de Kioto del Convenio sobre el Cambio Climático, cuyos detalles se discuten estos días en La Haya, una de las alternativas para la reducción neta del dióxido de carbono en la atmósfera es la reforestación, pero las últimas investigaciones indican que probablemente no sea una panacea. Un equipo británico ha mostrado que la creación de bosques en latitudes altas podría contribuir al calentamiento global en vez de reducirlo. Los sumideros de la biosfera que actualmente absorben la mitad del dióxido de carbono de origen humano podrían, bajo la influencia del calentamiento global, transformarse en generadores de anhídrido carbónico a partir de 2050. Esto produciría un agravamiento del efecto invernadero.

Entender la forma en que el clima del mundo cambia supone todo un desafío digno de los mejores detectives. Cuando en los años ochenta los científicos empezaron a buscar las huellas dactilares de cambios globales pasados que se conservaban en los antiguos mantos de hielo de las regiones polares, descubrieron una señal reveladora del culpable: el carbono.

El análisis químico del hielo y de las burbujas de aire atrapadas en su interior permite a los científicos deducir la temperatura del aire cuando se formó el hielo y la composición química de la atmósfera en aquel momento. Estos registros de los últimos 150.000 años aproximadamente demostraron que las subidas y bajadas de la temperatura global fueron reflejadas en los cambios en la cantidad de gases que contienen carbono -dióxido de carbono y metano- en la atmósfera , que aumenta con la temperatura
.
Una de las cuestiones más acuciantes para los científicos es la forma en que está cambiando el contenido de carbono de la atmósfera en la actualidad, y lo que podría ocurrirle en el futuro. Mientras que la primera de estas cuestiones se puede responder sencillamente a través de mediciones, la segunda es mucho más complicada, porque el carbono atmosférico es causante del cambio climático, pero también se ve afectado por él de diversas maneras. Mientras no se entienda mejor la información sobre estas sutiles reacciones entre el carbono y el cambio climático, los modelos que predicen lo que el futuro esconde siempre se verán obstaculizados por la incertidumbre.
Es el ciclo del carbono terrestre el que presenta algunas de las mayores dudas sobre el futuro del cambio climático. Uno de los motivos es la deforestación. En el pasado, los bosques tropicales y del norte proporcionaban un inmenso sumidero de carbono, absorbiendo el dióxido de carbono para la fotosíntesis. Si los bosques se talan, estos sumideros se eliminan y se puede acumular más dióxido de carbono en la atmósfera.

Pero las cosas no son tan sencillas. La descomposición de las plantas en los bosques y en otras regiones con vegetación libera carbono al aire. Predecir el futuro significa que tenemos que tener en cuenta lo que podría ocurrir con el crecimiento de las plantas y la liberación de carbono desde el suelo.
Por ejemplo, si el mundo se calienta, cabría esperar que algunos suelos se secaran. En unas condiciones más cálidas y secas, algunos microbios se descomponen de forma más eficaz, con lo que aumentan las emisiones de carbono desde el suelo. Esto tendría un efecto de reacción positivo en el cambio climático.

Walter Oechel, de la Universidad Estatal de San Diego ha descubierto que esto es precisamente lo que ha estado ocurriendo en los fríos ecosistemas de la tundra de Alaska y Siberia. En los últimos años, la liberación de carbono resultante de la descomposición ha sobrepasado la absorción atribuible a la fotosíntesis, y la tundra se ha convertido en una fuente neta de carbono para la atmósfera.
Pero el pasado agosto, Oechel y sus colaboradores informaron de que en sólo unas décadas estos ecosistemas ya se han adaptado parcialmente a unas condiciones más cálidas, con lo que los incrementos en el crecimiento de las plantas al parecer los han vuelto a convertir en sumideros de carbono durante el verano. Estos descubrimientos demuestran lo difícil que es predecir la forma en que el ciclo del carbono de un ecosistema responderá ante el cambio climático. Algunos investigadores han reunido pruebas que demuestran que el crecimiento de las plantas se puede ver fertilizado por altas concentraciones de dióxido de carbono en el aire: la mayor disponibilidad de carbono las ayuda a crecer más rápido. Esta fertilización por dióxido de carbono proporcionaría una reacción negativa para el cambio climático, aumentando la fuerza de los sumideros de carbono en la biosfera terrestre.

Sin lugar a dudas, todo esto indica que el sumidero de carbono en Norteamérica está aumentando, pero no se trata de un efecto de fertilización, sino de una consecuencia de la replantación y el nuevo crecimiento de los bosques anteriormente talados. Por eso, cuando se termine la reforestación de esas áreas, terminará el respiro. Además, ni siquiera la reforestación supone necesariamente una forma de amortiguar el cambio climático. En las regiones del norte de latitudes altas como Canadá y Siberia, la nieve cubre el suelo durante una parte importante del año. En los suelos desbrozados para la agricultura, la nieve puede formar un manto blanco resplandeciente e intacto, que no se produce en las regiones boscosas. Vistos desde arriba, los bosques nevados son más oscuros que los campos cubiertos de nieve. En Nature (9 de noviembre) Richard Betts, del Centro Hadley para la Predicción e Investigación del Clima del Reino Unido, analiza las consecuencias de estas diferencias en el resplandor del suelo durante el invierno.

El resplandor del suelo refleja la luz del sol hacia el espacio, mientras que un suelo más oscuro la absorbe y la calienta. La conclusión de Betts es que en algunas lejanas regiones del norte los efectos de calentamiento global de la disminución del resplandor sobrepasarán el efecto de enfriamiento global de la absorción de carbono si el suelo agrícola se sustituye por bosque. De modo que la deforestación puede o no ser mala para el cambio climático, dependiendo al parecer de dónde esté.

El ciclo del carbono

Tanto el dióxido de carbono (CO2) como el metano son gases de invernadero: atrapan parte del calor del sol cuando se refleja desde el suelo, con lo que se reduce la cantidad que vuelve a escapar al espacio. Ambos son fruto de procesos naturales, y crean un efecto invernadero natural, gracias al cual el planeta está unos 35º C más caliente de media de lo que estaría de no ser así. Ahora, este calentamiento global natural se está viendo complementado por el inducido por las actividades humanas. Durante los últimos 200 años -desde la Revolución Industrial- la cantidad de CO2 y metano de la atmósfera se ha incrementado notablemente, por la combustión de combustibles fósiles -carbón, petróleo y gas- y como resultado de la agricultura, respectivamente.
Incluso un pequeño cambio -unos pocos grados centígrados- en la temperatura media global tendría un inmenso impacto en los patrones climáticos. Sin embargo, la cantidad de dióxido de carbono que inyectamos colectivamente en el aire sólo supone aproximadamente el 10% de la cantidad que se libera por procesos naturales.

La razón por la que el efecto invernadero natural no es mucho mayor es que los gases de carbono generados de forma natural también vuelven a ser eliminados por los procesos geológicos y biológicos. De esta forma, el ciclo del carbono parte de la atmósfera y llega a ella de forma equilibrada: las fuentes se ven contrarrestadas por los sumideros, con lo que se crea un contenido bajo y estable de carbono en el aire en ausencia de intromisiones humanas.

El dióxido de carbono del aire se elimina por la fotosíntesis. Las plantas utilizan la luz solar para convertir el CO2 en las moléculas de carbono contenidas en sus células y tejidos. Sin embargo, el carbono se vuelve a liberar cuando las plantas mueren y se descomponen. Y algunos microbios del suelo fabrican gas metano.



INVOCACIONES CONTRA PRIONES
Pedro Luis Gomez Barrondo
TEMA: Escepticismo

Crucifijos, invocaciones, aguas benditas y milagreras, vueltas y más vueltas –hasta marear si es posible al pobre pagano- alrededor de un puchero, con especial condimento culinario, al son de plegarias y jaculatorias. Estos son para el tal Manolo Platas, protagonista de nuestra brujeril historia, y para quienes, desde el comité organizador del XVIII Congreso de Magia y Brujería de Galicia, dan pábulo a sus desvaríos, los instrumentos que podrían perfectamente sustituir a microscopios, tests analíticos, espectrofotómetros de masa y demás aparatejos, de los que se ha dotado la Ciencia y la tecnología, en el estudio de ese nuevo desafío priónico que se mal conoce aún bajo el nombre de Encefalopatía Espongiforme de transmisión bovina.

Díganme ustedes, ¿a que vienen pues las preocupaciones y las prisas de nuestros mandatarios por aplicar tan severos controles a la ya conocida internacionalmente como crisis de las vacas locas? ¿Es que acaso no se han enterado de que Manolo Platas lo arregla todo a cambio eso sí de un poco del mineral del que está hecho su nombre?

¡Ay amigos! Pero, ¿cómo pueden sentir cierta prevención ante los peligros que pudiera encerrar ese jugoso y sabroso chuletón, antaño oscuro objeto de deseo? ¿Cómo pueden llegar a pensar que esos, hasta ahora sanísimos, potitos infantiles, con que han alimentado a sus hijos desde hace años, pudieran encerrar un malévolo prión de Troya en su interior? ¿Y qué si descubrimos ahora que aquellos sabrosos menudillos, que nos dieron bajo la apariencia de fritos en la boda de un amigo, pertenecieron a una linda ternerita infectada?
Que resulta que, por una mala jugada del destino, ese suculento pedazo de carne, con el que ustedes tanto disfrutaron, era portador de uno de los agentes patógenos mortales más furtivos y desconocidos de todos los tiempos ¡Quiá hombre! ¿A qué preocuparse?. ¡No se inquieten por ello e ingiéranlo sin temor, que el brujito Platas tiene la solución!.

El brujito de Ortigueira, con sus agüitas milagreras y con su ritual gallego de exorcismo y sanación, asegura tener, según sus propias afirmaciones, el remedio que la ciencia aún no ha alcanzado ni tan siquiera a vislumbrar. Y no contento con ello va y lo larga tan ancho en los salones de la Reunión Recreativa e Instructiva de Artesanos sin que nadie ose llevarle la contraria o por lo menos pedirle una sucinta demostración.

A buen seguro que, al final de esta historia, hasta Don. Manuel Fraga Iribarne decide premiar, siguiendo la tradición, al insigne brujo gallego con la medalla al trabajo de la Xunta.
Y conste que no sería esta la primera vez.



REGRESAN A LA TIERRA
Agencias
TEMA: Astronaútica -Exploración Espacial

Tras concluir su misión en la ISS, el transbordador espacial Endeavour abandonó la Estación Espacial Internacional, con la que había permanecido acoplado durante una semana, iniciando su regreso a la Tierra.

Apenas unas horas antes, los cinco tripulantes del Endeavour habían intercambiado abrazos, regalos y se habían despedido de los tres habitantes del complejo espacial, con quienes convivieron apenas durante 25 horas.

La previsión es que el transbordador aterrice felizmente en el Centro Espacial Kennedy, cerca de Cabo Cañaveral, EE.UU., a las 18.19, hora local.

Los responsables de la NASA calificaron esta misión –cuya tarea principal fue instalar y desplegar dos inmensos paneles solares para suministrar energía a la estación espacial internacional– como un éxito rotundo. "Todos los objetivos fueron cumplidos", declararon.

La próxima misión con destino a la Estación Espacial Internacional se realizará ya dentro de un nuevo milenio y está programada para el 18 de enero de 2001, siendo protagonizada en esta ocasión por el transbordador Atlantis.

Con la visita del Endeavour a la ISS podemos afirmar que se ha cerrado con broche de oro un milenio



2001 LA ODISSEA CONTINÚA
Joseph Corbella
TEMA: Astronaútica -Exploración Espacial

Vacaciones en órbita
Hay 10.000 personas dispuestas a pagar 200 millones de pesetas por salir al espacio
Los viajes al espacio en naves parecidas a aviones, con azafatas incluidas, aún tienen más de ficción que de ciencia, sobre todo después de que la explosión del transbordador Challenger con siete astronautas a bordo en 1986 demostrara el alto riesgo de los lanzamientos

Si en algo se equivocaron completamente Stanley Kubrick y Arthur C. Clarke cuando escribieron el guión de "2001" fue en creer que la exploración espacial avanzaría más rápido de lo que lo ha hecho. En la película, Heywood Floyd vuela -primero de la Tierra a la estación espacial y, tras hacer transbordo, de la estación espacial a la Luna- en naves parecidas a aviones comerciales, con sus pilotos, azafatas y decenas de butacas. Pero hoy día el espacio sigue restringido a un selecto club de astronautas que asumen un riesgo del 1% de morir en cada lanzamiento.

El error de Kubrick y Clarke es perdonable. En 1960, el logro más destacado de la carrera espacial era una especie de pelota de playa que la URSS acababa de poner en órbita: el Sputnik. Diez años más tarde, se había llegado a la Luna. Cualquiera hubiera predicho que, con treinta años más, habría bases lunares y viajes interplanetarios.

Sin dinero ni garantías

Pero han faltado el dinero, la motivación y la seguridad suficientes para poner ciudadanos en órbita. El dinero, porque poner un kilo de satélite en órbita cuesta hoy día unos 20.000 dólares (unos cuatro millones de pesetas); poner en órbita una persona de 75 kilos costaría 300 millones de pesetas, sin contar el equipaje, el seguro de vida y el coste adicional de bajarla de nuevo a la Tierra. La motivación, porque a la NASA nunca le ha importado que los ciudadanos de a pie puedan ir al espacio en plan turista. Y la seguridad, porque sólo unos pocos chalados asumirían un riesgo del 1% de morir en un viaje de ocio -para hacerse una idea de lo que significa este riesgo, tradúzcanlo a la aviación comercial: supone que, de los aproximadamente 50.000 pasajeros que pasan a diario por el aeropuerto de El Prat, unos 500 morirían-.

Pero si este riesgo se reduce, y alguien pone el dinero para construir un buen cohete, la motivación aparecerá. No la motivación de las grandes agencias tipo NASA, pero sí la de miles de personas ansiosas por pasar unos días, o por lo menos unas horas, más allá de la atmósfera. Los estudios de mercado indican que hay 10.000 personas dispuestas a pagar un millón de dólares cada una (unos 200 millones de pesetas) por salir de la Tierra. La empresa Space Adventures tiene ya más de 130 clientes, que han dejado depósitos de 98.000 dólares (unos 20 millones de pesetas) para un viajecito de dos horas al espacio programado para el 2005. Y la cadena de hoteles Hilton tiene un proyecto para construir un hotel en órbita.

Para que este tipo de ideas se haga realidad "lo que falta, sobre todo, es tiempo", señala Joan de Dalmau, del Centro Nacional de Estudios Espaciales francés. "Ofrecer viajes al espacio no tiene por qué ser una estafa, pero nadie puede comprometerse a dar una fecha."

Visto el desinterés de las grandes agencias gubernamentales por satisfacer la demanda de turismo espacial, en los últimos años ha nacido un pequeño grupo de empresas dispuestas a competir por este mercado. Para ello están intentando construir el cohete que la NASA no ha sabido hacer: un cohete reutilizable, barato y fiable. Pero es un mercado arriesgado: dos de estas empresas (Rotary Rocket y Beal Aerospace) han anunciado este año que abandonaban la carrera y todavía no está claro quién, ni cuándo, podrá vender los primeros billetes para salir ahí afuera.



LA CIRUGÍA LOGRA BUENOS RESULTADOS EN PACIENTES CON VÉRTIGO DE MENIÈRE
Agencias
TEMA: Medicina

La operación consiste en cortar el nervio del equilibrio y resulta eficaz en el 100% de los casos, según los especialistas

Una técnica quirúrgica llamada neurectomía vestibular logra muy buenos resultados en el tratamiento de la enfermedad de Menière, al acabar con los vértigos del paciente conservando su órgano de audición. «Son los propios enfermos los que solicitan la operación cuando los tratamientos farmacológicos no dan resultado, ya que la enfermedad de Menière puede llegar a afectar seriamente la calidad de vida de quien la padece», afirmó el doctor Antonio Denia, otorrino del sanatorio Nuestra Señora del Rosario de Madrid, durante el reciente congreso de la Sociedad Vasca de Otorrinolaringología que ha reunido en Bilbao a 150 especialistas.

La enfermedad de Menière aparece sobre todo entre los 35 y 50 años y su principal síntoma son los vértigos, que pueden durar desde pocos minutos unas horas, periodos en los que el paciente puede tener una audición distorsionada y, además, sufrir náuseas y vómitos. Este conjunto de síntomas explica el carácter invalidante que la enfermedad tiene en muchos casos. Además, cuando estas crisis se repiten, la audición se ve afectada y es frecuente que el paciente sufra pérdidas severas de su capacidad auditiva.

Causa desconocida

El mal de Menière no es muy común y su causa es desconocida, por lo que los tratamientos están dirigidos a tratar los síntomas, los vértigos. Los otorrinos prescriben diuréticos porque el vértigo se produce por una acumulación de líquidos en el oído, que afecta al sentido del equilibrio y hace que los pacientes tengan la sensación de que todo gira a su alrededor. Las mujeres afectadas sufren generalmente los vértigos en los días previos a la menstruación, precisamente porque es entonces cuanto retienen más líquidos. Junto a los diuréticos, el tratamiento puede incluir sedantes que mejoren la situación del paciente.

Cuando los fármacos no alivian los síntomas y la enfermedad incapacita al enfermo para llevar una vida cotidiana normal, la cirugía ofrece una alternativa que, en el caso de la neurectomía vestibular, se muestra eficaz en el 100% de los casos, según la experiencia de los últimos años de Antonio Denia y de Miguel Aristegui, del hospital Cruz Roja de Madrid. «La operación consiste en cortar el nervio del equilibrio, pero conservando la audición ya que esta técnica es semidestructiva y no destruye el órgano de la audición», explica Denia.

Lesionar el nervio del equilibrio provoca en las personas intervenidad quirúrgicamente un «vértigo muy fuerte», según el especialista, pero en el plazo máximo de un mes recuperan el sentido del equilibrio gracias a los mecanismos de compensación del cerebro.



"PLANTAR ÁRBOLES SÓLO PERMITE GANAR TIEMPO"
Bernard Saugier
TEMA: Entrevistas
URL: http://www.nature.com/nature/

Por: Hervé Morin

Barnard Saugier, especialista francés en ecología vegetal, está de acuerdo con quienes aseguran que el papel de los bosques a la hora de absorber carbono es limitado. Pero, subraya, este tipo de afirmaciones no debe ser instrumentalizado para influir en el debate sobre la reducción de emisiones de gases.

Pregunta- A pocos días de iniciarse la Cumbre del Clima en La Haya, la revista Nature publicó dos artículos que muestran los límites de absorción del carbono por la biosfera terrestre. ¿Qué opina de estos trabajos?
Respuesta- En 1998, 15 días antes de la conferencia de Buenos Aires, apareció un artículo en la revista estadounidense Science que intentaba establecer un balance sobre el carbono en Norteamérica y llegaba a la conclusión de que la absorción debida a los ecosistemas terrestres compensaba el conjunto de las emisiones humanas de carbono de ese continente e incluso lo superaba. Probablemente, los autores fueran sinceros, pero me pareció que la fecha de publicación influía en los debates. En el caso actual tenemos un poco la situación inversa, una reacción europea que dice: "Cuidado, los sumideros de la biosfera tal vez no sean tan importantes y, en cualquier caso, no deben ocultar el problema de las emisiones de CO2". Estoy de acuerdo con esta afirmación, pero hay que evitar instrumentalizar las publicaciones.

P- ¿Cuál es su opinión sobre el papel de los bosques?
R- Más allá de las incertidumbres metodológicas, estoy convencido de que plantar árboles sigue siendo una estrategia que permite ganar tiempo, pero que no evita que deba cuestionarse todo nuestro sistema energético. ¿Somos capaces de mantener un desarrollo a escala mundial que permita reducir nuestras emisiones? De un modo o de otro, nos veremos obligados a revisar nuestra política económica. El único factor que puede forzarnos a hacerlo es el agotamiento progresivo de las reservas de petróleo.

P-¿No van más rápido que los científicos los políticos que debaten en La Haya el intercambio de derechos para contaminar?
R- En cierto modo, para nosotros es una suerte, ya que nos pedirán que desarrollemos métodos que permitan comprobar si las cifras que se adelantan son correctas o no. Pero para tener unas herramientas fiables, habrá que esperar todavía entre cinco y 10 años. Uno de los ámbitos en los que todavía debemos progresar es la comunicación entre los científicos y nuestros representantes en las negociaciones internacionales. A menudo, se trata de ingenieros que no están suficientemente en contacto con los científicos, en todo caso, menos que los estadounidenses, lo que nos sitúa en una situación de cierta debilidad. A nivel europeo, es un retraso que hemos recuperado en parte, pero falta todavía un poco de coordinación.



HOGARES EN EL ESPACIO, ASTRONAUTAS EN EL TIOVIVO
Joseph Corbella
TEMA: Astronaútica -Exploración Espacial


Las primeras estaciones espaciales se diseñaron en la misma época en que se hizo la película
La construcción de una gran estación espacial alrededor de la Tierra es una de las predicciones acertadas de "2001", pese a la evidente diferencia de diseño entre la rueda giratoria de la película y la forma rectangular de la Estación Espacial Internacional

En "2001", una gigantesca estación espacial con forma de rueda baila alrededor de la Tierra siguiendo los compases de "El Danubio azul". La película muestra una estación espacial aún inacabada, aunque los módulos que están construidos ya están ocupados por viajeros del espacio que van o vuelven entre la Tierra y la Luna.

En el año 2000, ha entrado en servicio la Estación Espacial Internacional (EEI), que llegará a ser tan grande como un campo de fútbol. Aunque aún está inacabada, la estación ha recibido en octubre a su primera tripulación permanente de astronautas.

¿Fue una intuición genial de Stanley Kubrick y Arthur C. Clarke lo que les llevó a prever que en el 2001 la Tierra tendría una gran estación espacial? ¿Era algo que ya se podía prever en los años sesenta, cuando se hizo la película? ¿O fue, pura y simplemente, bollo?

Kubrick no pensaba estar proponiendo nada revolucionario cuando filmó su estación. "No hay mucho que cuestionar en la película -declaró tras el estreno-. Todo el mundo sabe que habrá estaciones espaciales y bases lunares."

Gravedad artificial

Kubrick, que se asesoró para que la película fuera científicamente consistente, conocía los diseños de estaciones espaciales hechos en los años sesenta -entre ellos, uno en forma de tiovivo que, al girar, crearía una gravedad artificial. "Estas ideas estaban en el ambiente", explica Jordi José, especialista en la física de la ciencia ficción de la Universitat Politècnica de Catalunya.

Pero las grandes estaciones orbitales tardaron más en desarrollarse de lo que creía Kubrick. Primero, porque en los años sesenta Estados Unidos se concentró en llegar a la Luna antes que los soviéticos. Y después porque en los setenta la NASA apostó por los transbordadores como el Challenger, que en realidad son pequeñas estaciones espaciales de quita y pon, que pasan una o dos semanas en órbita y después vuelven a la Tierra.

La URSS, tras perder la carrera a la Luna, se concentró en el espacio próximo a la Tierra y en 1986 puso en órbita el mastodonte de la Mir: 21 toneladas de ferretería que inauguraban la era de las grandes estaciones espaciales. La Mir debía durar cinco años y ser sustituida a principios de los noventa por una estación de segunda generación. Al final, ha durado quince y morirá sin descendencia.

Mientras tanto, en Estados Unidos, Ronald Reagan resucitó en 1984 el proyecto de estación espacial americana. Reagan, obviamente mal asesorado, pensaba que en ocho años tendría una estación en órbita por 8.000 millones de dólares. Ha hecho falta el doble de tiempo y cuatro veces más dinero para hacer realidad aquella idea. O algo parecido a aquella idea, porque en la estación de la NASA, rebautizada como Estación Espacial Internacional, participan ahora 16 países.

La estación real no será como la de "2001". Más que una rueda, la EEI será un gran rectángulo de paneles solares. "Técnicamente se puede hacer una estación con forma de rueda, pero hoy día no tendría sentido", señala el ingeniero Joaquim Castellseguer, de la Agencia Espacial Europea. La rueda sirve, en la película, para crear una gravedad artificial. Pero lo que se busca en la EEI es precisamente lo contrario: que no haya gravedad para hacer experimentos que son imposibles en la Tierra.



IMPULSO A LA INVESTIGACIÓN DEL CÁNCER
Agencias
TEMA: Investigación

La Red Nacional de Bancos de Tumores inicia su actividad

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas Carlos III (CNIO), en colaboración con las sociedades españolas de Oncología Médica (SEOM) y Anatomía Patológica (SEAP), acaba de crear una Red Nacional de Bancos de Tumores, primera de sus características en Europa y la segunda del mundo, tras la red del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, en cuyo modelo está inspirado el proyecto español.

Por el momento se han adherido a esta iniciativa, que dará un gran impulso a la investigación del cáncer, nueve grandes hospitales públicos, y están en conversaciones otros tantos centros de todo el país. Los dos principales objetivos de la red son, según su director, el patólogo Manuel Morente, proporcionar la infraestructura necesaria al "programa de diagnóstico molecular que se está empezando a desarrollar en el CNIO mediante las nuevas tecnologías de biochips de ADN y mejorar los procedimientos de diagnóstico de los pacientes con cáncer, para que, una vez validados los protocolos de recogida, procesamiento y almacenamiento de muestras, puedan ser traspasados al Sistema Nacional de Salud".

Para el científico Mariano Barbacid, director del CNIO, el hecho de que este centro esté gestionado por una fundación "ha sido fundamental para el desarrollo de este programa, ya que ha proporcionado la flexibilidad necesaria tanto para llevar a cabo los acuerdos con los hospitales colaboradores como para aportar el personal necesario". Para los próximos cinco años está prevista una inversión de 2.000 millones de pesetas, según el director del programa de Patología Molecular del CNIO, Miguel Ángel Piris, en esta red nacional de bancos de tumores. "Esperamos contar con la ayuda de instituciones públicas y privadas y para ello cada centro gestionará sus propias fuentes de financiación", explica Piris.

Emprenden la andadura de esta red nacional los hospitales públicos de la Comunidad de Madrid Ramón y Cajal, La Paz, Puerta de Hierro, Doce de Octubre, Clínico San Carlos, Gregorio Marañón, Fundación Alcorcón y el hospital de Móstoles, a los que hay que añadir uno de Castilla-La Mancha, el centro Virgen de la Salud, de Toledo. Se prevé para finales de año la adhesión de otros tantos establecimientos sanitarios, públicos y privados, de Andalucía, País Vasco, Cataluña y Navarra. Barbacid matiza que, si bien la mayoría de los centros asistenciales del Sistema Nacional de Salud tienen su propio banco de tumores, lo que diferencia a la red nacional que ahora se pone en marcha es el "concepto de globalización y la capacidad de coordinación para todo el país, así como la dedicación de personal especializado". Cada hospital contará con un patólogo y un técnico, dedicados en exclusiva al banco de tumores.

Oncólogos, patólogos y científicos del CNIO son los expertos más directamente implicados en este programa. Los bancos de tumores, cuya infraestructura supondrá al hospital un gasto inicial de unos cuatro millones de pesetas que deberá financiar por sus propios medios, se instalarán en los servicios de Anatomía Patológica de los centros colaboradores y todos estarán conectados entre sí mediante una red informática centralizada en la sede del CNIO.

Así, las muestras de tejido de cada establecimiento sanitario quedarán depositadas en el centro y estarán a disposición del CNIO, como coordinador nacional, para sus propias investigaciones y para proyectos de investigación de otros hospitales e instituciones. En palabras del oncólogo Vicente Guillem, presidente de la SEOM, un proyecto de esta magnitud exige la colaboración de "todos los investigadores, básicos y clínicos, implicados en la batalla diaria contra el cáncer".
Según Guillem, todo tejido neoplásico que se referencie en la red de bancos procederá de la actividad asistencial de los hospitales asociados, y en especial de biopsias, intervenciones quirúrgicas y muestras necrópsicas, para lo que "deberán respetarse de forma absoluta los procedimientos que garanticen una correcta actuación ética".

Los patólogos están convencidos, según subraya su presidenta, Ana Puras, del gran beneficio clínico que va a representar a medio y largo plazo este programa. "Para nosotros", afirma, "una de las principales ventajas es que los patólogos podremos acudir a la red de bancos de tumores en busca de una determinada lesión en el contexto del caso clínico. Es un escalón intermedio entre la práctica clínica diaria y la investigación".

La identidad de los pacientes quedará siempre en el ámbito hospitalario, de modo que la base central de datos del CNIO no podrá contener información que pudiese permitir reconocer directa o indirectamente la identidad de los enfermos.



UN EXORCISTA GALLEGO MANTIENE QUE PUEDE ACABAR CON LAS “VACAS LOCAS”
Agencias
TEMA: Antropología

Manolo Platas hizo un ritual en la despedida del congreso de magia

Manolo Platas se presentó en los salones de la Reunión Recreativa e Instructiva de Artesanos acompañado de Roberto Luis Moskowich, presidente del comité organizador del XVIII Congreso de Magia y Brujería de Galicia. Durante los días 6, 7 y 8 se han venido realizando conferencias, debates y mesas redondas. La última cita de las jornadas de parapsicología científica tenía lugar ayer. Fue el momento en el que Manolo Platas, mago y exorcista gallego, comenzaba su ritual de exorcismo y sanación. Antes de dar los primeros pasos, durante la presentación y explicación del ritual que iba a realizar, aseguró a todos los asistentes al mismo que las técnicas de curación que él llevaba a cabo podrían ser aplicadas, sin ninguna duda, a las “vacas locas”.

Ayer, día de la Inmaculada Concepción, se ponía fin al XVIII Congreso de Magia y Brujería de Galicia. El encargado de cerrar estas jornadas científicas de parapsicología fue Manolo Platas, exorcista gallego, experto en magia así como en rituales ancestrales gallegos y afrocubanos. La presentación de su ritual de exorcismo y sanación corrió a cargo de Roberto Luis Moskowich, presidente del comité organizador.

Antes de comenzar su intervención, Manolo Platas quiso aclarar ciertos aspectos que rodean al mundo del exorcismo: “Tras 25 años haciendo magia y exorcismo, cuando me preguntan si creo en el demonio tengo que responder que sí. El razonamiento que hago es muy sencillo: yo creo en el demonio porque he sido educado en la fe de Cristo y no pienso que Jesús me haya engañado”, afirmó Platas.

Para este mago gallego, la figura del demonio está presenté en la vida de las personas y mediante el exorcismo lo que se intenta es alejar el mal de cada uno. “Lo que procuro es que con mis explicaciones la gente se acerque a este mundo al que yo me dedicó. No se trata de engañar a nadie. Me conformo con que las personas se queden, si no físicamente, sí psicológicamente más tranquilas”, aseguró Manolo Platas.

El ritual gallego

Para llevar a cabo el “Gran ritual gallego de exorcismo y sanación”, titulo de su intervención en estas jornadas, Platas solicitó la ayuda o participación de un miembro del numeroso público asistente.
La elegida por el propio mago de Santa Marta de Ortigueira fue Alicia, una mujer de origen argentino aquejada de diversas enfermedades.

Platas invitó a Alicia a sentarse y, tras prender fuego a un cuenco de barro en la que había laurel, cáscaras de ajos y romero, pidió a la argentina que diese tres vueltas alrededor del humo que emanaba del recipiente de barro.
Después, hizo referencia al Evangelio y roció de agua bendita a la mujer. Más tarde, ataviado con una estola y mientras el fuego y el humo remitían, Manolo Platas alejó, ayudado de una cruz, a los malos espíritus causantes de los males de Alicia.
“Lo único que he logrado es aliviarla ligeramente. Para su curación total serían necesarias varias sesiones de este tipo”, concluyó tras el ritual el mago gallego.



2001 LA ODISSEA CONTINÚA
Joseph Corbella
TEMA: Astronaútica -Exploración Espacial

Vacaciones en órbita
Hay 10.000 personas dispuestas a pagar 200 millones de pesetas por salir al espacio
Los viajes al espacio en naves parecidas a aviones, con azafatas incluidas, aún tienen más de ficción que de ciencia, sobre todo después de que la explosión del transbordador Challenger con siete astronautas a bordo en 1986 demostrara el alto riesgo de los lanzamientos

Si en algo se equivocaron completamente Stanley Kubrick y Arthur C. Clarke cuando escribieron el guión de "2001" fue en creer que la exploración espacial avanzaría más rápido de lo que lo ha hecho. En la película, Heywood Floyd vuela -primero de la Tierra a la estación espacial y, tras hacer transbordo, de la estación espacial a la Luna- en naves parecidas a aviones comerciales, con sus pilotos, azafatas y decenas de butacas. Pero hoy día el espacio sigue restringido a un selecto club de astronautas que asumen un riesgo del 1% de morir en cada lanzamiento.

El error de Kubrick y Clarke es perdonable. En 1960, el logro más destacado de la carrera espacial era una especie de pelota de playa que la URSS acababa de poner en órbita: el Sputnik. Diez años más tarde, se había llegado a la Luna. Cualquiera hubiera predicho que, con treinta años más, habría bases lunares y viajes interplanetarios.

Sin dinero ni garantías

Pero han faltado el dinero, la motivación y la seguridad suficientes para poner ciudadanos en órbita. El dinero, porque poner un kilo de satélite en órbita cuesta hoy día unos 20.000 dólares (unos cuatro millones de pesetas); poner en órbita una persona de 75 kilos costaría 300 millones de pesetas, sin contar el equipaje, el seguro de vida y el coste adicional de bajarla de nuevo a la Tierra. La motivación, porque a la NASA nunca le ha importado que los ciudadanos de a pie puedan ir al espacio en plan turista. Y la seguridad, porque sólo unos pocos chalados asumirían un riesgo del 1% de morir en un viaje de ocio -para hacerse una idea de lo que significa este riesgo, tradúzcanlo a la aviación comercial: supone que, de los aproximadamente 50.000 pasajeros que pasan a diario por el aeropuerto de El Prat, unos 500 morirían-.

Pero si este riesgo se reduce, y alguien pone el dinero para construir un buen cohete, la motivación aparecerá. No la motivación de las grandes agencias tipo NASA, pero sí la de miles de personas ansiosas por pasar unos días, o por lo menos unas horas, más allá de la atmósfera. Los estudios de mercado indican que hay 10.000 personas dispuestas a pagar un millón de dólares cada una (unos 200 millones de pesetas) por salir de la Tierra. La empresa Space Adventures tiene ya más de 130 clientes, que han dejado depósitos de 98.000 dólares (unos 20 millones de pesetas) para un viajecito de dos horas al espacio programado para el 2005. Y la cadena de hoteles Hilton tiene un proyecto para construir un hotel en órbita.

Para que este tipo de ideas se haga realidad "lo que falta, sobre todo, es tiempo", señala Joan de Dalmau, del Centro Nacional de Estudios Espaciales francés. "Ofrecer viajes al espacio no tiene por qué ser una estafa, pero nadie puede comprometerse a dar una fecha."

Visto el desinterés de las grandes agencias gubernamentales por satisfacer la demanda de turismo espacial, en los últimos años ha nacido un pequeño grupo de empresas dispuestas a competir por este mercado. Para ello están intentando construir el cohete que la NASA no ha sabido hacer: un cohete reutilizable, barato y fiable. Pero es un mercado arriesgado: dos de estas empresas (Rotary Rocket y Beal Aerospace) han anunciado este año que abandonaban la carrera y todavía no está claro quién, ni cuándo, podrá vender los primeros billetes para salir ahí afuera.



LA CIRUGÍA LOGRA BUENOS RESULTADOS EN PACIENTES CON VÉRTIGO DE MENIÈRE
Adolfo Estalella
TEMA: Medicina

La operación consiste en cortar el nervio del equilibrio y resulta eficaz en el 100% de los casos, según los especialistas

Una técnica quirúrgica llamada neurectomía vestibular logra muy buenos resultados en el tratamiento de la enfermedad de Menière, al acabar con los vértigos del paciente conservando su órgano de audición. «Son los propios enfermos los que solicitan la operación cuando los tratamientos farmacológicos no dan resultado, ya que la enfermedad de Menière puede llegar a afectar seriamente la calidad de vida de quien la padece», afirmó el doctor Antonio Denia, otorrino del sanatorio Nuestra Señora del Rosario de Madrid, durante el reciente congreso de la Sociedad Vasca de Otorrinolaringología que ha reunido en Bilbao a 150 especialistas.

La enfermedad de Menière aparece sobre todo entre los 35 y 50 años y su principal síntoma son los vértigos, que pueden durar desde pocos minutos unas horas, periodos en los que el paciente puede tener una audición distorsionada y, además, sufrir náuseas y vómitos. Este conjunto de síntomas explica el carácter invalidante que la enfermedad tiene en muchos casos. Además, cuando estas crisis se repiten, la audición se ve afectada y es frecuente que el paciente sufra pérdidas severas de su capacidad auditiva.

Causa desconocida

El mal de Menière no es muy común y su causa es desconocida, por lo que los tratamientos están dirigidos a tratar los síntomas, los vértigos. Los otorrinos prescriben diuréticos porque el vértigo se produce por una acumulación de líquidos en el oído, que afecta al sentido del equilibrio y hace que los pacientes tengan la sensación de que todo gira a su alrededor. Las mujeres afectadas sufren generalmente los vértigos en los días previos a la menstruación, precisamente porque es entonces cuanto retienen más líquidos. Junto a los diuréticos, el tratamiento puede incluir sedantes que mejoren la situación del paciente.

Cuando los fármacos no alivian los síntomas y la enfermedad incapacita al enfermo para llevar una vida cotidiana normal, la cirugía ofrece una alternativa que, en el caso de la neurectomía vestibular, se muestra eficaz en el 100% de los casos, según la experiencia de los últimos años de Antonio Denia y de Miguel Aristegui, del hospital Cruz Roja de Madrid. «La operación consiste en cortar el nervio del equilibrio, pero conservando la audición ya que esta técnica es semidestructiva y no destruye el órgano de la audición», explica Denia.

Lesionar el nervio del equilibrio provoca en las personas intervenidad quirúrgicamente un «vértigo muy fuerte», según el especialista, pero en el plazo máximo de un mes recuperan el sentido del equilibrio gracias a los mecanismos de compensación del cerebro.



LA REBELIÓN DE LOS CUANTOS
Adolfo Estalella
TEMA: Física
URL: http://www.elpais.es/p/d/temas/quark/12qua08.htm

Un día que el filósofo español Miguel de Unamuno se encontraba trabajando en su despacho de Salamanca vio como se presentaba ante él un muy mal encarado Augusto Pérez. La cosa no hubiera pasado de anécdota de no ser porque el señor Pérez era ¡un personaje de ficción de una novela suya!. Augusto se presentó ante su creador para pedirle que no le quitara la vida entre las páginas de la novela. El encuentro lo relata el escritor español en la obra de la que es protagonista el mismo Augusto: Niebla. Pero Unamuno no es el único al que se le han rebelado las creaciones salidas de sus manos para encarársele o para eclipsarle.

Al patrón de la teoría cuántica, Max Planck, le ocurrió algo parecido a principios de este siglo. Los cuantos (los paquetes de energía o fotones) se le fueron de las manos al físico alemán hasta cobrar vida propia e independiente. Lo que en sus ecuaciones era para él un mero artificio matemático sería recibido al cabo de unos años como uno de los conceptos revolucionarios en la física del siglo XX. Y gracias a la rebelión de los cuantos el conservador Planck sería elevado al panteón de los grandes físicos. La semana próxima (el 14 de diciembre) se cumple el centenario de la publicación del artículo seminal de Planck en el que los cuantos hacían su presentación en sociedad.

Unos y otros se han dado a la celebración del centenario. Desde el repaso del evento histórico que hace el prestigioso historiador de la ciencia Helge Kragh en Physics World hasta una versión más ligera en New Scientist se aborda la reconstrucción artificial que se ha hecho del evento y de la relación de Planck con sus cuantos.

Extraños e inofensivos

Y la teoría cuántica (junto con la posterior teoría de la relatividad) dio a la ciencia-ficción la coartada científica con la que enriquecer sus mundos. Pero también ha permitido a los físicos adentrarse en elucubraciones rayanas con la ficción. Entre éstas se encuentra la hipótesis de la desaparición del nuestro planeta engullido por un miniagujero negro o por un extranglete (un elemento formado por varios quark de tipo extraño).

El escenario de tan terrible suceso sería el Brookhaven National Laboratory, en Estados Unidos. En el acelerador RHIC (Relativistic Heavy Ion Collider) del laboratorio se dedican a lanzar a toda velocidad núcleos de átomos para que choquen entre sí. En estas colisiones le suceden cosas extremadamente raras a la materia, tanto como para dar lugar a una partícula muy fundamental: el quark extraño. La idea, en teoría, era que varios de estos quark podrían juntarse para formar una asociación de seis llamada extranglete.

Si este se arrimaba a un núcleo podría engullirlo y comenzar a engordar indefinidamente hasta deglutir todo nuestro planeta. Pero la teoría que hizo el pronóstico ahora ha confirmado que esto no es posible y que estamos a salvo de morir a manos de los extraños. Lo cuentan en The Economist esta semana.

Encadenados al ensayo

Los xenotrasplantes (trasplantes de órganos de animales a humanos) están cargados de polémica por la trascendencia que tienen para el resto de los humanos. Enfermedades como el sida han saltado de los animales a los humanos hasta encontrar un nuevo acomodo confortable, la hipótesis de que algún nuevo virus pudiera pasar desde un órgano de animal trasplantado a su nuevo portador y de ahí al resto de los humanos es uno de los principales escollos para esta nueva técnica.
Pero no es este el asunto que ha abordado la Sociedad Americana de Medicina, sino la posibilidad de que los individuos que se sometan a un xenotrasplante no puedan abandonar posteriormente el estudio. El Consejo Ético y Jurídico ha elevado la propuesta a la sociedad, según cuentan en Wirednews.

Para más información:
Physics World http://physicsweb.org/toc
New Scientist http://www.newscientist.com/
The Economist http://www.economist.com/
Wirednews http://www.wirednews.com/



HOGARES EN EL ESPACIO, ASTRONAUTAS EN EL TIOVIVO
Joseph Corbella
TEMA: Astronaútica -Exploración Espacial

Las primeras estaciones espaciales se diseñaron en la misma época en que se hizo la película
La construcción de una gran estación espacial alrededor de la Tierra es una de las predicciones acertadas de "2001", pese a la evidente diferencia de diseño entre la rueda giratoria de la película y la forma rectangular de la Estación Espacial Internacional

En "2001", una gigantesca estación espacial con forma de rueda baila alrededor de la Tierra siguiendo los compases de "El Danubio azul". La película muestra una estación espacial aún inacabada, aunque los módulos que están construidos ya están ocupados por viajeros del espacio que van o vuelven entre la Tierra y la Luna.

En el año 2000, ha entrado en servicio la Estación Espacial Internacional (EEI), que llegará a ser tan grande como un campo de fútbol. Aunque aún está inacabada, la estación ha recibido en octubre a su primera tripulación permanente de astronautas.

¿Fue una intuición genial de Stanley Kubrick y Arthur C. Clarke lo que les llevó a prever que en el 2001 la Tierra tendría una gran estación espacial? ¿Era algo que ya se podía prever en los años sesenta, cuando se hizo la película? ¿O fue, pura y simplemente, bollo?

Kubrick no pensaba estar proponiendo nada revolucionario cuando filmó su estación. "No hay mucho que cuestionar en la película -declaró tras el estreno-. Todo el mundo sabe que habrá estaciones espaciales y bases lunares."

Gravedad artificial

Kubrick, que se asesoró para que la película fuera científicamente consistente, conocía los diseños de estaciones espaciales hechos en los años sesenta -entre ellos, uno en forma de tiovivo que, al girar, crearía una gravedad artificial. "Estas ideas estaban en el ambiente", explica Jordi José, especialista en la física de la ciencia ficción de la Universitat Politècnica de Catalunya.

Pero las grandes estaciones orbitales tardaron más en desarrollarse de lo que creía Kubrick. Primero, porque en los años sesenta Estados Unidos se concentró en llegar a la Luna antes que los soviéticos. Y después porque en los setenta la NASA apostó por los transbordadores como el Challenger, que en realidad son pequeñas estaciones espaciales de quita y pon, que pasan una o dos semanas en órbita y después vuelven a la Tierra.

La URSS, tras perder la carrera a la Luna, se concentró en el espacio próximo a la Tierra y en 1986 puso en órbita el mastodonte de la Mir: 21 toneladas de ferretería que inauguraban la era de las grandes estaciones espaciales. La Mir debía durar cinco años y ser sustituida a principios de los noventa por una estación de segunda generación. Al final, ha durado quince y morirá sin descendencia.

Mientras tanto, en Estados Unidos, Ronald Reagan resucitó en 1984 el proyecto de estación espacial americana. Reagan, obviamente mal asesorado, pensaba que en ocho años tendría una estación en órbita por 8.000 millones de dólares. Ha hecho falta el doble de tiempo y cuatro veces más dinero para hacer realidad aquella idea. O algo parecido a aquella idea, porque en la estación de la NASA, rebautizada como Estación Espacial Internacional, participan ahora 16 países.

La estación real no será como la de "2001". Más que una rueda, la EEI será un gran rectángulo de paneles solares. "Técnicamente se puede hacer una estación con forma de rueda, pero hoy día no tendría sentido", señala el ingeniero Joaquim Castellseguer, de la Agencia Espacial Europea. La rueda sirve, en la película, para crear una gravedad artificial. Pero lo que se busca en la EEI es precisamente lo contrario: que no haya gravedad para hacer experimentos que son imposibles en la Tierra.



IMPULSO A LA INVESTIGACIÓN DEL CÁNCER
Agencias
TEMA: Medicina

La Red Nacional de Bancos de Tumores inicia su actividad

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas Carlos III (CNIO), en colaboración con las sociedades españolas de Oncología Médica (SEOM) y Anatomía Patológica (SEAP), acaba de crear una Red Nacional de Bancos de Tumores, primera de sus características en Europa y la segunda del mundo, tras la red del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, en cuyo modelo está inspirado el proyecto español.

Por el momento se han adherido a esta iniciativa, que dará un gran impulso a la investigación del cáncer, nueve grandes hospitales públicos, y están en conversaciones otros tantos centros de todo el país. Los dos principales objetivos de la red son, según su director, el patólogo Manuel Morente, proporcionar la infraestructura necesaria al "programa de diagnóstico molecular que se está empezando a desarrollar en el CNIO mediante las nuevas tecnologías de biochips de ADN y mejorar los procedimientos de diagnóstico de los pacientes con cáncer, para que, una vez validados los protocolos de recogida, procesamiento y almacenamiento de muestras, puedan ser traspasados al Sistema Nacional de Salud".

Para el científico Mariano Barbacid, director del CNIO, el hecho de que este centro esté gestionado por una fundación "ha sido fundamental para el desarrollo de este programa, ya que ha proporcionado la flexibilidad necesaria tanto para llevar a cabo los acuerdos con los hospitales colaboradores como para aportar el personal necesario". Para los próximos cinco años está prevista una inversión de 2.000 millones de pesetas, según el director del programa de Patología Molecular del CNIO, Miguel Ángel Piris, en esta red nacional de bancos de tumores. "Esperamos contar con la ayuda de instituciones públicas y privadas y para ello cada centro gestionará sus propias fuentes de financiación", explica Piris.

Emprenden la andadura de esta red nacional los hospitales públicos de la Comunidad de Madrid Ramón y Cajal, La Paz, Puerta de Hierro, Doce de Octubre, Clínico San Carlos, Gregorio Marañón, Fundación Alcorcón y el hospital de Móstoles, a los que hay que añadir uno de Castilla-La Mancha, el centro Virgen de la Salud, de Toledo. Se prevé para finales de año la adhesión de otros tantos establecimientos sanitarios, públicos y privados, de Andalucía, País Vasco, Cataluña y Navarra. Barbacid matiza que, si bien la mayoría de los centros asistenciales del Sistema Nacional de Salud tienen su propio banco de tumores, lo que diferencia a la red nacional que ahora se pone en marcha es el "concepto de globalización y la capacidad de coordinación para todo el país, así como la dedicación de personal especializado". Cada hospital contará con un patólogo y un técnico, dedicados en exclusiva al banco de tumores.

Oncólogos, patólogos y científicos del CNIO son los expertos más directamente implicados en este programa. Los bancos de tumores, cuya infraestructura supondrá al hospital un gasto inicial de unos cuatro millones de pesetas que deberá financiar por sus propios medios, se instalarán en los servicios de Anatomía Patológica de los centros colaboradores y todos estarán conectados entre sí mediante una red informática centralizada en la sede del CNIO.

Así, las muestras de tejido de cada establecimiento sanitario quedarán depositadas en el centro y estarán a disposición del CNIO, como coordinador nacional, para sus propias investigaciones y para proyectos de investigación de otros hospitales e instituciones. En palabras del oncólogo Vicente Guillem, presidente de la SEOM, un proyecto de esta magnitud exige la colaboración de "todos los investigadores, básicos y clínicos, implicados en la batalla diaria contra el cáncer".
Según Guillem, todo tejido neoplásico que se referencie en la red de bancos procederá de la actividad asistencial de los hospitales asociados, y en especial de biopsias, intervenciones quirúrgicas y muestras necrópsicas, para lo que "deberán respetarse de forma absoluta los procedimientos que garanticen una correcta actuación ética".

Los patólogos están convencidos, según subraya su presidenta, Ana Puras, del gran beneficio clínico que va a representar a medio y largo plazo este programa. "Para nosotros", afirma, "una de las principales ventajas es que los patólogos podremos acudir a la red de bancos de tumores en busca de una determinada lesión en el contexto del caso clínico. Es un escalón intermedio entre la práctica clínica diaria y la investigación".

La identidad de los pacientes quedará siempre en el ámbito hospitalario, de modo que la base central de datos del CNIO no podrá contener información que pudiese permitir reconocer directa o indirectamente la identidad de los enfermos.



MATT RIDLEY, DIVULGADOR CIENTÍFICO, "LOS PADRES SE DARÁN CUENTA DE QUE NO SABEN QUÉ GENES QUIEREN PA
Javier Sampedro
TEMA: Entrevistas

Matt Ridley ha logrado vender en Estados Unidos 60.000 ejemplares en pasta dura de su último libro, Genoma. La autobiografía de una especie en 23 capítulos, y ello a pesar de dos serios obstáculos: primero, que se trata de un libro de alta divulgación científica, y segundo -y pese a lo anterior-, que no contiene un solo párrafo copiado de otro autor. El escritor achaca su éxito a la suerte, pero es obvio que miente como un británico. Los lectores interesados en la revolución genómica lo tendrán muy difícil para encontrar una exposición más brillante, profunda y transparente que este libro recién editado en castellano por Taurus.

Ridley, de 42 años, es doctor en biología por la Universidad de Oxford y ejerció el periodismo científico en The Economist y otras publicaciones británicas hasta 1992. Su truco: "No hay que ser paternalista con el lector, sino llevarle de la mano hasta las fronteras del conocimiento para que eche un vistazo a lo que hay fuera. La ciencia de vanguardia no trata sobre el conocimiento, sino sobre la ignorancia". Ya lo saben.

Pregunta- ¿Está la especie humana evolucionando ahora mismo?
Respuesta- Sí, pero no sabe hacia dónde. La evolución humana siguió una dirección consistente en el pasado -más cerebro, menos pelo, más erguimiento-, pero no ahora. Hace unas cuantas generaciones, una ventaja selectiva podía ser la resistencia a la tuberculosis, pero eso ya no cuenta. Como dice Richard Dawkins, la principal ventaja selectiva en nuestras sociedades actuales es la incompetencia en el uso del preservativo.

P- Cuando los científicos hayan descubierto 10 o 20 marcadores genéticos asociados a la alta inteligencia, ¿qué les pasará a las personas que no los tengan?
R- Espero que nada, porque yo debo de ser una de esas personas. El 99% de la gente no llevará esos marcadores, y no veo ninguna razón para discriminar al 99% de la gente. De hecho, los padres, los maestros, todos los seres humanos hemos detectado siempre, sin mayores problemas, quiénes de entre nosotros están dotados de un talento especial, no necesitamos marcadores de ADN para eso.

P- Bueno, pero cuando los haya no hará falta esperar a que la niña agarre un violín o un libro de física. Ni siquiera habrá que esperar a que nazca.
R- Aún así, los marcadores tendrán un poder predictivo más bien borroso. Es bastante probable que en Estados Unidos, dentro de poco, una pareja se siente con un especialista en genética humana para tratar de decidir qué combinación de genes quiere para su hijo... ¡y no logre aclararse entre todo ese cisco monumental de marcadores genéticos complejos!

P-¿Y qué hay de los marcadores para, digamos, la tendencia a la drogadicción?
R- Eso es más interesante, porque afecta a la distinción entre curar una enfermedad innata y mejorar los genes que afectan a cualidades humanas como la inteligencia y la belleza. Lo primero está mejor aceptado que lo segundo, pero la línea de separación es muy difusa. El caso de la tendencia a la drogadicción es un buen ejemplo de esa difuminación entre ambos conceptos.

P-¿Y bien?
R- Ahora mismo sería bastante fácil tomar una decisión sobre qué genes preferir para un hijo, porque disponemos de muy poco donde elegir: un marcador para la drogadicción, un par de ellos para la inteligencia, tres o cuatro para una enfermedad u otra. Pero dentro de muy poco habrá 30.000 o 40.000 de esos marcadores, y entonces los padres se sentarán en la consulta, el médico les tenderá un inacabable listado de posibles variantes genéticas y ellos empezarán a ver: hmm, esta combinación da bajito, un poco más listo que la media, bien dotado para la música, nariz grande, esta otra da vista aguda, pelo castaño y... ¡maldición, una marcada propensión a la obesidad!, y así millones de combinaciones posibles. Los padres, sencillamente, se darán cuenta de que no tienen la menor idea de qué genes quieren para su hijo.

P- O sea que, puestos a seleccionar las características del hijo, más vale darse prisa.
R- Sí. Cuanta más información genética exista, menores serán los peligros de la selección genética.

P- Una de las grandes sorpresas de la genética contemporánea ha sido la extraordinaria estabilidad, en todas las especies animales, de los genes que dirigen el diseño del cuerpo. ¿Qué nos está diciendo esto?
R- Que todos los animales estamos corriendo el mismo programa en el mismo ordenador. No hay Macintosh en la naturaleza: todo es Microsoft. Es algo que nunca hubiéramos podido predecir sobre el sistema que rige la construcción de un animal, un tipo de sistema que los humanos nunca hemos inventado. Nuestras cámaras de vídeo son analogías útiles de los ojos, nuestros aviones lo son de las alas, etcétera, pero no disponemos de ninguna analogía similar para una máquina capaz de autoensamblarse, y eso es lo que es el desarrollo de un animal, de cualquier animal. En cualquier caso, la estabilidad evolutiva de estos genes muestra con gran fuerza que la evolución inventó una sola vez el primer animal segmentado y todos somos meras variaciones sobre ese tema.

P- Según las últimas estimaciones, la especie humana tiene menos de 40.000 genes, sólo el doble que un minúsculo gusano. ¿Qué quiere decir esto?
R- Son malas noticias para nuestra autoestima, la verdad. Y abren una crisis de información. Los modelos del tipo un gen-un efecto son demasiado simples. La bioinformática tiene que volverse mucho más interesante, sutil y sofisticada para entender cómo los genes se afectan unos a otros.

P- El cerebro humano tiene 100.000 millones de neuronas, y 1.000 billones de conexiones sinápticas. ¿Cómo se puede construir todo eso con menos de 40.000 genes?
R- Parece imposible, en efecto, pero la respuesta tiene que estar en la combinatoria. Las formas distintas de combinar 40.000 genes son casi ilimitadas. Cada gen, además, produce varias proteínas distintas.

P- Los científicos chomskyanos creen que el cerebro está compuesto por muchos órganos mentales especializados (en hablar, en ver, en apreciar la música, etcétera). Sus oponentes, más próximos a la inteligencia artificial, aducen que faltan genes para diseñar todo eso. ¿Ha venido la genómica a darles la razón?
R- No. La idea de que el cerebro empieza como una tabula rasa no ha resistido el paso del tiempo. El cerebro está hecho de módulos especializados, de órganos mentales diseñados para un propósito concreto. Si un cerebro no tiene una región especializada en el lenguaje, como la famosa área de Brocca , no puede aprender a hablar. Por supuesto, estos módulos son plásticos, flexibles: una persona los usa para aprender inglés, otra para aprender español. Pero las áreas de la visión serían muy malas aprendiendo a hablar. Debe haber algo especial en el diseño del área de Brocca, algo que le permite utilizar automáticamente las reglas generales del lenguaje.

P- Y ese algo tiene que estar en los genes.
R- Sí.

P- O sea, que es usted un chomskyano.
R- Puede escribirlo así. No creo que Chomsky proteste.



TODO POR LA CIENCIA
Felix Badia
TEMA: Computación

Los ordenadores personales sólo aprovechan un 10% de su capacidad
Los 300 millones de usuarios de Internet sumarían una gran potencia de cálculo
Los científicos proponen utilizar millones de ordenadores privados para sus investigaciones

La utilización de los ordenadores de 300 millones de personas conectados a Internet se perfila como una de las herramientas informáticas que en el futuro próximo podrían utilizar algunas de las líneas de investigación punteras en campos como la biotecnología o la energía nuclear, que requieren una gran potencia de cálculo. Hasta ahora, la investigación en cuestiones como la genética se ha realizado a través de enormes y costosos superordenadores con una enorme potencia, pero, aun así, esa potencia no es suficiente para que la investigación avance a la velocidad deseada.

Ahora, Vijay S. Pande, profesor de Química en la universidad norteamericana de Stanford, propone en un estudio que publica en su último número la revista "Science", que la capacidad de computación necesaria para la investigación en el terreno de la astronomía, la genética, o la energía nuclear podría provenir de los centenares de millones de ordenadores conectados a Internet. Actualmente, según el autor del artículo, los ordenadores personales utilizados por particulares sólo aprovechan su capacidad de cálculo en un 10 por ciento, y la suma de la capacidad libre de los millones de aparatos conectados a la red supera en mucho la del más potente superordenador.

Actualmente ya existe una aplicación de este tipo muy extendida. Se trata del proyecto SETI (www.seti.org) de búsqueda de vida extraterrestre a través de la emisión de señales al espacio a través de potentes radiotelescopios. Este proyecto, impulsado por la Universidad de Berkeley, consiste en que se recogen las señales radioeléctricas procedentes del espacio e intentan descifrarse por si procedieran de alguna fuente inteligente.

Sin embargo, la potencia de cálculo necesaria para llevar a cabo este proceso es enorme, y desde ya hace un tiempo el SETI delega parte del trabajo en unos dos millones de ordenadores personales de usuarios particulares que se han ofrecido de forma voluntaria.

Estos ordenadores procesan la información, tras lo cual la devuelven al instituto. En todo el proceso, los ordenadores trabajan procesando información cuando el usuario no los necesita. Según los autores del estudio, el proyecto SETI ha conseguido, por este método, realizar en tres años cálculos que hubieran costado 400.000 años con un potente superordenador.

Una de las mayores aplicaciones de este uso de los ordenadores, que los autores denominan computación distribuida, se encuentra en el terreno de la biotecnología, ya que la interpretación de los descubrimientos en este terreno, especialmente en el campo de la investigación genética, exige una capacidad que ha superado ampliamente la de los grandes superordenadores. Una de las aplicaciones donde ya se está empezando a utilizar esta técnica es en la investigación de la estructura de las proteínas.

Hace dos meses, un grupo de investigadores en la universidad de Stanford lanzó un proyecto de investigación (foldingathome.stanford.edu) para el cual cuenta ya con unos 10.000 voluntarios que ceden sus ordenadores personales para la investigación en el terreno de la bioquímica. Otros programas similares se están llevando a cabo con el mismo sistema en el campo de la investigación sobre el SIDA o la terapia del cáncer.

El problema de este tipo de investigaciones, no obstante, es cómo estimular a los propietarios de los ordenadores para que los cedan para participar en los programas. El sistema SETI obtuvo en su día una gran repercusión entre aficionados a la astronomía e interesados en la vida extraterrestre. Sin embargo, en el caso de la investigación médica es más difícil encontrar personas dispuestas a participar.

Uno de los recursos que existen actualmente en la red para participar en estas investigaciones científicas es distributed.net, que propone una serie de proyectos a los que los usuarios de Internet pueden aportar la potencia de cálculo de su ordenador personal.

Para más información:
El Escéptico Digital Número 37 - 15 de septiembre de 2000



TODO POR LA CIENCIA
Felix Badia
TEMA: Computación

Los ordenadores personales sólo aprovechan un 10% de su capacidad
Los 300 millones de usuarios de Internet sumarían una gran potencia de cálculo
Los científicos proponen utilizar millones de ordenadores privados para sus investigaciones

La utilización de los ordenadores de 300 millones de personas conectados a Internet se perfila como una de las herramientas informáticas que en el futuro próximo podrían utilizar algunas de las líneas de investigación punteras en campos como la biotecnología o la energía nuclear, que requieren una gran potencia de cálculo. Hasta ahora, la investigación en cuestiones como la genética se ha realizado a través de enormes y costosos superordenadores con una enorme potencia, pero, aun así, esa potencia no es suficiente para que la investigación avance a la velocidad deseada.

Ahora, Vijay S. Pande, profesor de Química en la universidad norteamericana de Stanford, propone en un estudio que publica en su último número la revista "Science", que la capacidad de computación necesaria para la investigación en el terreno de la astronomía, la genética, o la energía nuclear podría provenir de los centenares de millones de ordenadores conectados a Internet. Actualmente, según el autor del artículo, los ordenadores personales utilizados por particulares sólo aprovechan su capacidad de cálculo en un 10 por ciento, y la suma de la capacidad libre de los millones de aparatos conectados a la red supera en mucho la del más potente superordenador.

Actualmente ya existe una aplicación de este tipo muy extendida. Se trata del proyecto SETI (www.seti.org) de búsqueda de vida extraterrestre a través de la emisión de señales al espacio a través de potentes radiotelescopios. Este proyecto, impulsado por la Universidad de Berkeley, consiste en que se recogen las señales radioeléctricas procedentes del espacio e intentan descifrarse por si procedieran de alguna fuente inteligente.

Sin embargo, la potencia de cálculo necesaria para llevar a cabo este proceso es enorme, y desde ya hace un tiempo el SETI delega parte del trabajo en unos dos millones de ordenadores personales de usuarios particulares que se han ofrecido de forma voluntaria.

Estos ordenadores procesan la información, tras lo cual la devuelven al instituto. En todo el proceso, los ordenadores trabajan procesando información cuando el usuario no los necesita. Según los autores del estudio, el proyecto SETI ha conseguido, por este método, realizar en tres años cálculos que hubieran costado 400.000 años con un potente superordenador.

Una de las mayores aplicaciones de este uso de los ordenadores, que los autores denominan computación distribuida, se encuentra en el terreno de la biotecnología, ya que la interpretación de los descubrimientos en este terreno, especialmente en el campo de la investigación genética, exige una capacidad que ha superado ampliamente la de los grandes superordenadores. Una de las aplicaciones donde ya se está empezando a utilizar esta técnica es en la investigación de la estructura de las proteínas.

Hace dos meses, un grupo de investigadores en la universidad de Stanford lanzó un proyecto de investigación (foldingathome.stanford.edu) para el cual cuenta ya con unos 10.000 voluntarios que ceden sus ordenadores personales para la investigación en el terreno de la bioquímica. Otros programas similares se están llevando a cabo con el mismo sistema en el campo de la investigación sobre el SIDA o la terapia del cáncer.

El problema de este tipo de investigaciones, no obstante, es cómo estimular a los propietarios de los ordenadores para que los cedan para participar en los programas. El sistema SETI obtuvo en su día una gran repercusión entre aficionados a la astronomía e interesados en la vida extraterrestre. Sin embargo, en el caso de la investigación médica es más difícil encontrar personas dispuestas a participar.

Uno de los recursos que existen actualmente en la red para participar en estas investigaciones científicas es distributed.net, que propone una serie de proyectos a los que los usuarios de Internet pueden aportar la potencia de cálculo de su ordenador personal.

Para más información:
El Escéptico Digital Número 37 - 15 de septiembre de 2000


 

 
   

 
© 2002 - ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico