Volver

Volver



Descargar en .txt  
Imprimir  
Descargar en .pdf  

Buscar por números

Búsquedas

 

Número: 8 Año: 2007
 


EL ESCÉPTICO DIGITAL

Boletín electrónico de Ciencia, Escepticismo y Crítica a la Pseudociencia
© 2000-2004 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
http://www.arp-sapc.org/

Edición 2007 - Número 8


SUMARIO

EDITORIAL
Por: Redacción El Escéptico Digital
Tema:
Editorial
PSEUDOCIENCIA EN RECURSOS HUMANOS
Por: Ricardo Fernández Díez de la Lastra
Tema:
Pseudociencia
PÍCAME, PÍCAME MUCHO
Por: Juan Paricio
Tema:
Pseudomedicina
DESTRUIR LA CIENCIA
Por: Ismael Pérez Fernández
Tema:
Pensamiento Crítico
LA PARAPSICOLOGÍA ¡VAYA TIMO!
Por: Editorial Laetoli
Tema:
Libros
EL YETI Y OTROS BICHOS ¡VAYA TIMO!
Por: Editorial Laetoli
Tema:
Libros
LA SUBIDA DE TRES METROS DEL NIVEL DEL AGUA PONE FRENO A LA AGONÍA DEL MAR DE ARAL
Por: Rafael M. Mañueco
Tema:
Ecologismo
UN ROBOT JAPONÉS SE ASUSTA CUANDO ESCUCHA "BUSH" O "BOMBA"
Por: Redacción La Voz de Galicia
Tema:
Robótica
LA EFICACIA ENERGÉTICA DEL BIPEDISMO
Por: Rosa M. Tristán
Tema:
Antropología
EL INVESTIGADOR ESPAÑOL JON KAR ZUBIETA AFIRMA QUE LAS MOTIVACIONES DEL PACIENTE CONTRIBUYEN AL "EFE
Por: Redacción de La Opinion de Tenerife
Tema:
Medicina
UNA GRAN INUNDACIÓN SEPARÓ GRAN BRETAÑA DE EUROPA
Por: Redacción de El País
Tema:
Geología
¡BOMBAZO! LOS HUMANOS "COMENZAMOS" CAMINANDO ERGUIDOS
Por: El Paleofreak
Tema:
Paleontología
BENÍTEZ CONTRA GÁMEZ: HISTORIA DE UNA CONDENA
Por: Luis Alfonso Gámez
Tema:
Crónicas desde Magonia
SENTENCIA CONTRA GÁMEZ
Por: Javier Armentia
Tema:
Magufos
CULEBRONES DE VERANO: MELÉNDEZ, ELIGIO Y EL CCPC
Por: Teresa González de la Fe
Tema:
Pseudomedicina
EL CONSEJO SUPERIOR DE DEPORTES CONCEDE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN AL LABORATORIO DE CIENCIAS DE L
Por: Universidad Alfonso X
Tema:
Medicina
LAS MUJERES GANAN ESPACIO EN LA NANOCIENCIA
Por: Universidad Autónoma de Barcelona
Tema:
Nanotecnología
BUZÓN DEL LECTOR
Por: Cartas de lectores
Tema:
Creacionismo
ENLACES
Por: Redacción El Escéptico Digital
Tema:
Internet


EDITORIAL
Redacción El Escéptico Digital
TEMA: Editorial

Cumplimos siete años y lo hacemos, desgraciadamente, a remolque de una resolución judicial que está trayendo bastante cola. La sentencia, convertida en firme al no haberse presentado recurso, por la que el periodista Luis Alfonso Gámez ha de abonar seis mil euros al novelista J. J. Benítez, al considerar que aquél ha atentado contra el honor de éste, en la serie de artículos dedicados a "Planeta Encantado" en la bitácora Magonia. La resolución judicial, parece haber dado ciertas alas a los habituales del mundillo paranormal, que se han lanzado a ver si pueden pillar cacho de otros ámbitos. Con independencia de las opiniones que puedan suscitarse, no está de más reseñar un par de cosas: que el señor Benítez no ha conseguido la retirada de los artículos en cuestión, y que la resolución condentoria es tan sólo una referencia a la forma de los mismos, que no al fondo. La pretensión de silenciar, de censurar unas críticas que no por contundentes resultaban menos acertadas, y que incidían en el escaso valor documental, cultural y científico de un producto con el que RTVE hizo el ridículo hace casi cuatro años. Más allá de las provocaciones fáciles que llegan desde el otro lado (¿o habría que decir "el más allá"?), la sentencia deja motivos para la reflexión, que han llevado a muchos a pensar que, como decía Forrest Gump, si tonto es el que dice tonterías ¿por qué no podemos llamarle así? Otros consideran que el fin no justifica la forma. Pero sea como sea, desde aquí sólo nos queda repetir la palabras de apoyo a Luis Alfonso Gámez que, tanto a título particular como colectivo, se han venido pronunciando desde que el fallo judicial se hizo público. El análisis en profundidad y la reflexión quedan para dos artículos, publicados en este número en la sección "Bitácora de Bitácoras", uno que reproduce parcialmente la versión de Gámez (que no hemos podido reproducir integramente por su extensión, pero que puede consultarse a través del enlace correspondiente) y otro de Javier Armentia Fructuoso. En próximos meses, tendremos un análisis jurídico de la resolución. Nos leemos en septiembre.



PSEUDOCIENCIA EN RECURSOS HUMANOS
Ricardo Fernández Díez de la Lastra
TEMA: Pseudociencia

El fenómeno de la pseudociencia es algo habitual en todas las ramas de la ciencia; sea física, biológica, médica, o en cualquier otra. Pero es en el campo de la psicología aplicada donde más cantidad de confusiones y magufos se cuelan en el acerbo común de la gente, y especialmente en el campo de la psicología aplicada a la empresa en su variante de los Recursos Humanos.

El concepto de pseudociencia es un término que hace referencia a un conjunto de supuestos conocimientos, metodologías, prácticas o creencias no científicas pero que reclaman dicho carácter. Mario Bunge la ha definido como “un montón de macanas que se venden como ciencia.” Y menciona varios ejemplos como la astrología, caracteriología, grafología, parapsicología y psicoanálisis, entre otros.

Una de las características de las pseudociencias es su afición por cubrirse de un halo de exactitud matemática y palabrería pretendidamente científica. Algo que Alan Sokal denunció humorísticamente en 1996 con su artículo Transgrediendo las fronteras: hacia una hermenéutica transformativa de la gravedad cuántica en la, desde entonces risible, antes prestigiosa Social Text, cuando aquél descubrió el pastel al explicar que su artículo era una parodia del abuso de la terminología científica y las extrapolaciones absurdas de las ciencias exactas a las sociales.

Las mistificaciones matemáticas y físicas, tan habituales en mancias como la grafología, son la cobertura que se dan hoy para pasar de matute lo que es únicamente una sarta de disparates, que por el ropaje matemático en abstrusas fórmulas de imposible comprobación, se presentan como nuevas formulaciones de lo que es simple adivinación al estilo de lo que sería consultar las entrañas de un animal muerto.

Como decía Sokal: lo importante de un artículo, aunque esté plagado de bobadas, es que “suene bien y apoye los prejuicios del editor”. Y del lector, añadiría yo. Algo así como el dicho italiano e se non è vero, è ben trovato!

Sokal venía a denunciar el uso de conceptos físico-matemáticos sin venir a cuento, apabullando a los lectores con palabras profundas fuera de contexto. Algo parecido a lo que tantos asesores y consultores te presentan en sus propuestas trufadas de un spanglish pedante. En una buena puesta en escena de lo que se conoce como el espantacatetos.

En este artículo no me referiré a la parapsicología, para dejar el término restringido a los llamados fenómenos paranormales como la telepatía, telequinesia, conocimiento extrasensorial, precogniciones, etcétera, ni al psicoanálisis, o el polígrafo –a los que habría que dedicarles capítulos aparte-- si bien cualquiera de ellos podría, perfectamente, entrar de lleno en ese campo de lo pseudo, y por no alargarme en exceso.

Me centraré en tres maguferías que disfrazadas de científicas se han colado en el mundo de los Recursos Humanos en la empresa y mueven al año millones de euros en consultoría y formación: la Grafología, la más conocida; el Eneagrama, de raíces cuasibabilónicas, sobre las que últimamente me han llegado propuestas para usarlos en procesos de selección de personal o desarrollo de equipos; y la Morfopsicología, rara avis que aparece y desaparece a lo largo de los últimos trescientos años.

En ocasiones, las propuestas son tan disparatadas que hasta los menos avispados de los profesionales de los Recursos Humanos las rechazan, pero en otras se adornan de tanta palabrería pseudocientífica, como es el caso del eneagrama o de la grafología, que algunos, poco puestos en esto, les dan la credibilidad de métodos científicos del comportamiento humano para predecir éste en el ámbito laboral.

Bien es cierto que, en el área de los Recursos Humanos, coinciden los más variopintos profesionales de disciplinas con poca o nula formación en el comportamiento humano. Ingenieros que se reirían en tu cara si les contases lo de la memoria del agua se tragan lo de la grafología sin pestañear; economistas que no dejarían pasar un porcentaje de IVA mal aplicado se deslumbran ante el último cuestionario de personalidad del suplemento dominical de turno... Quizás, por esto, los departamentos de Recursos Humanos sean considerados por el resto de sus colegas en la empresa como un socio poco creíble a la hora de diseñar las políticas de desarrollo empresarial.

Y uno de los campos de los RRHH que más se prestan a la existencia de magufos es el de la selección de personal, casi empatado con el de la formación. En ambos, la cantidad de técnicas no contrastadas o simplemente absurdas son apabullantes.

Comencemos por el primero de ellos.

La Grafología, a la que me referiré en su variante psicológica, para distinguirla de la peritación grafológica, se presenta con referencias ancestrales para avalar su calidad científica; y así, es común leer que “la grafología se conoce desde los tiempos de Aristóteles”, al tiempo que se le recuerda al oyente la raíz griega de la palabra, como si ese fuese un criterio de validez. Otra de las menciones o argumentos “ad hominem pluribus”, si se me permite este latinismo forzado, es el de presentar su valor por “la cantidad de grandes empresas que la emplean para la selección de su personal”, hasta un 85 % de las empresas europeas según un estudio de 1993 de Schuler y Huber --en el que no entran a valorar su validez ni fiabilidad--, para mostrarte que si tantas empresas lo emplean es que el procedimiento es bueno y científicamente solvente. Sin comentarios.

La grafología, para desesperación de los peritos grafólogos que realizan los informes forenses o, más apropiadamente: grafoanálisis, con el propósito de comparar escritos y determinar, por ejemplo, si un documento fue firmado por la persona que dice haberlo hecho, plantea su campo de acción haciendo referencia a entelequias como lo espiritual, lo simbólico, el inconsciente y otras formas de imposible baremación y aún más imposible comprobación.

Cuando un psicografólogo te presenta su técnica como herramienta de selección lo primero que dice es que con el análisis grafológico vas a poder conocer la personalidad profunda --sea eso lo que quiera que sea--, los intereses laborales y la adecuación al equipo de trabajo de cualquier candidato; e inmediatamente pasa a describirte los diferentes campos en los que el texto se mueve, que curiosamente divide en derecha (futuro y oportunidad) e izquierda (pasado y problema). Si no fuera porque es tan simplote el esquema que da risa, sería para preocuparse por sus implicaciones sociales.

Así, el grafólogo reparte el espacio de escritura o vectores gráficos en nueve campos, adjudicando los superiores al arte, ética o idealismo y los inferiores a conceptos como egoísmo, negatividad, obstinación o sexo. ¿Podría ser de otra manera? ¿No nos suena esto a las virtudes buenas y malas, al cielo y al infierno, lo puro y lo impuro? ¿Qué criterios empíricos indican que la derecha es el futuro o la parte inferior de una hoja la representación del egoísmo? Ninguno.

La grafología se trata de una pseudociencia más, con una completa falta de evidencia empírica, ya que no sigue los postulados del método científico: la evidencia en la que se basa es exigua, informal, poco sólida y completamente desproporcionada en relación con el pretendido alcance de sus conclusiones. Sus resultados son imposibles de falsar en el sentido popperiano del término. O te lo crees o no te lo crees, porque comprobarlo por métodos científicos es imposible. Se plantea como una cuestión de creencia y no de ciencia.

La grafología es un caso paradigmático de efecto Forer o falacia de validación personal, que está en la base de todas las predicciones de los horóscopos que cada día se publican en miles de periódicos y revistas, que por vagas pueden aplicarse a miles, por no decir millones de personas. Ya que los creyentes en estas predicciones, como los que se creen los diagnósticos de la grafología, dan una alta credibilidad a estas evaluaciones si piensan que el análisis es personalizado, confía en el evaluador y están hechas describiendo fundamentalmente aspectos positivos del carácter.

Si se dan estas circunstancias es cuando los sujetos evaluados informan de que el análisis hecho de su personalidad es cierto en la mayoría de las afirmaciones, dejando una pequeña reserva para justificarse en aquello que entienden que es menos atractivo de su perfil.

De ahí sacan los defensores de la grafología uno de sus argumentos: que los evaluados dicen coincidir en lo que ellos creen que ser, con lo que dice que son en el análisis psicografológico. Con este argumento me ahorro seguir.

Únicamente, comentar que los grafólogos clasifican a los tipos de personalidad en nueve. Más adelante veremos porqué comento esto.

Vayamos con el Eneagrama.

Me perdonarán si les comento brevemente los fundamentos del eneagrama. Que el asunto tiene guasa. El eneagrama, del griego ennéa (nueve) y gramma (signo) es un diagrama compuesto por un círculo con nueve puntos en su circunferencia, unidos entre sí por un triángulo y un hexágono circunscritos, ¿no les suena a Kabbalah y Gnosis? Originariamente se utilizó para la adivinación, y tanto los cristianos gnósticos como los místicos sufís lo empleaban como método de estudio de los "misterios" del universo para conocer La Verdad, y Ramón Llull empleó una forma ampliada de este sistema para demostrar en su Ars Magna la Verdad Absoluta del cristianismo frente al judaísmo e islamismo.

Se atribuye el redescubrimiento del eneagrama y su introducción en Europa, a principios del XX, a George Ivanovitch Gurdjieff, médico ruso que viajó por Oriente y conoció, según sus palabras, a los sabios (la Hermandad de Samouni) que le revelaron La Verdad. Gurdjieff estaba fascinado con todo tipo de conocimiento esotérico: el ocultismo, la comunicación con los muertos, la magia, las sociedades secretas... Tras su huida de la Revolución Rusa fundó en 1922 una escuela en Fontainebleau (París) para transmitir lo que denominó el Cuarto Camino por oposición a los tres tradicionales del Monástico, Budista y Fakir. Gurdjieff ha sido y es el referente por excelencia de los ocultistas y aficionados al esoterismo y New Age en el último siglo, y sus escuelas son innumerables.

El eneagrama, según sus defensores, se presenta como un método de crecimiento espiritual para conocerse uno mismo según nueve arquetipos de personalidad --como la grafología-- que permite adquirir la mejor y más equilibrada integridad personal. Es un método de conocimiento personal basado en la interacción de nueve fuerzas cósmicas universales. ¿No os suena esto a horóscopo?

El eneagrama carece de fundamento en la ciencia psicológica --y en cualquier otra disciplina científica--, aunque se presenta por sus defensores como un método psicológico. Pero su verdadera identidad está en el esoterismo, y en una sabiduría secreta solo accesible a los iniciados. Según Gurdjieff, el eneagrama es un símbolo universal del cosmos y, como tal, es una fuente de conocimiento basado en leyes matemáticas y físicas. Las mismas leyes que rigen la órbita de los planetas –otra vez el ropaje científico para encubrir la mayor de las tonterías--. Pero fue Óscar Ichazo, psicólogo boliviano y muy aficionado al ocultismo el que introdujo en el eneagrama la correlación de sus nueve puntos con nueve tipos de personalidad.

Según Ichazo, cada persona nace como esencia pura --visión neoplatónica del alma y la parábola de la cueva y las sombras--, pero que para sobrevivir se encuentra forzada a desarrollar una personalidad que será su ego. En algún momento, entre los 4 y los 6 años, se escoge uno de los 9 patrones básicos de pensamiento. Cada uno de estos patrones de pensamiento está conectado con un patrón de comportamiento. Esta personalidad escogida es la causa de la infelicidad --vamos, que hagas lo que hagas, te pilla el toro--. Entonces, para ser feliz, la persona debe regresar a su esencia --el rebirthding que tanto juego le ha dado a la New Age, si es que todas las tonterías pseudo acaban en el mismo puchero--, compensando su fijación del ego, que vaya usted a saber qué es eso. Según los eneagramistas esto se logra cultivando el patrón de pensamiento y comportamiento opuesto y complementario al suyo. Para ello se deben ejercitar el cuerpo y la mente con la meditación y usar las manos para realizar las mudras, que son gestos de tipo sagrado que la tradición budista e hinduista recomienda para perfeccionarse, y como forma de desterrar las emociones negativas.

Como nada de esto tiene fundamento en un método científico, Ichazo, para sacarnos de dudas, por si nos quedaba alguna, dice haber descubierto los tipos de personalidad del eneagrama durante uno de sus éxtasis y bajo la influencia de un ángel.

En fin, y por no alargarme más, con este bagaje intelectual y científico es con lo que se nutre el eneagrama de marras y sus supuestas virtudes de análisis personal y organizacional. El eneagrama encandila a los más crédulos por el mismo motivo que los horóscopos: es un sistema simple y universal para encajar todo y a todos y conocer los profundos motivos de las personas y acontecimientos futuros.

Y vamos ya con la última de las mancias que periódicamente reaparece en psicología: la Morfopsicología.

Ésta tiene sus fuentes en la Frenología y en la Fisiognomía. La primera afirma que es posible determinar el carácter y los rasgos de la personalidad, así como las tendencias criminales basándose en la forma de la cabeza; y la segunda, que la personalidad o carácter se muestran en los rasgos del rostro.

La frenología fue desarrollada en el inicio del XIX por el neuroanatomista alemán Gall. Sus principios establecían que el cerebro es el órgano de la mente, y por ello la mente posee un conjunto de facultades representadas particularmente por una parte diferente u órgano del cerebro.

Estas áreas eran consideradas proporcionales a las propensiones individuales de la persona y de sus facultades mentales. Las diferencias entre las diferentes áreas estarían reflejadas en la forma exterior del cráneo.

Algo que más tarde Lombroso, médico y criminólogo italiano, quien a mediados del XIX estableció la concepción del delito como resultado de tendencias innatas, de orden genético, observables en ciertos rasgos fisonómicos de los delincuentes habituales --deformaciones craneales, o de la mandíbula, posición de las orejas, tamaño de los ojos, etcétera--, la llevó a sus últimos extremos al propugnar la imposibilidad de la rehabilitación de los delincuentes, puesto que eran situaciones determinadas por la genética las que hacían que la inteligencia o los rasgos criminales fuesen los que eran en cada sujeto. Y por lo tanto cualquier medida encaminada a reformar lo determinado por la naturaleza era perder el tiempo.

Y finalmente, coetáneo de Gall fue Caspar Lavater, quien fijándose en otra parte de la cabeza, el rostro, determinó qué personalidad se tendría a través del estudio de los rasgos del rostro, que, como no podía ser de otra manera, también tiene sus antecedentes en Aristóteles y su estudio llamado Physiognomica.

Entre las muchas bobadas que nos propone la morfopsicología están las descripciones que hace de las formas de los ojos o del mentón o de la nariz o de los labios… asociándolos según su posición, grosor o forma a características tan fiables como tener mente comercial si la nariz es romana –decir nariz judía ya no sería políticamente correcto— o si es chata es que eres de mente abierta y no que te has roto el tabique nasal.

Aquí se sigue al pie de la letra aquello de que el rostro es el espejo del alma –si es que se pudiese aislar tal elemento— de modo que el efecto Forer se convierte en el criterio absoluto de validación. Ya no es necesario estudiar el comportamiento y sus variables para entender la conducta humana, basta con que se aplique una tabla de rasgos preestablecidos para saber qué y cómo se comportará en cada situación el candidato.

Según los morfopsicólogos cada persona lleva escrita en su cara su personalidad, algo que debe de ser cierto a la vista de los timos que les pegan a algunos con estos cuentos chinos.

En conclusión, a estos métodos les falta pasar la prueba del algodón de atenerse a los requisitos que exige el método científico, en la forma que se ha denominado factores Daubert. Que no son sino las exigencias que impuso la Corte Suprema de los Estados Unidos, en su decisión 509 U.S. 579 de 1993 respecto a las pruebas en el caso judicial Daubert vs. Merrell Dow Pharmaceuticals, para aceptar en un juicio una evidencia como científica, y que, son:

• Que dicha teoría haya sido o pueda ser comprobada.
• Que dicha teoría haya sido revisada con criterios científicos y publicada.
• Que sus métodos de trabajo estén controlados y normalizados según criterios objetivos y científicos.
• Que haya una aceptación generalizada por la comunidad científica de esta teoría o técnica de trabajo.
• Que haya un conocimiento de la fiabilidad o error aceptable de esa técnica o teoría.

Condiciones que estás técnicas, por llamarlas de alguna manera, están muy lejos de cumplir.

Ricardo Fernández Díez de la Lastra es Subdirector de Formación de DaimlerChrysler España, S. A.



PÍCAME, PÍCAME MUCHO
Juan Paricio
TEMA: Pseudomedicina

Pardillos, que somos unos pardillos. Toda la vida acudiendo al médico de cabecera, o al especialista, cuando nos dolía la espalda y resulta que teníamos la solución a la vuelta de la esquina o, mejor dicho, a la vuelta del panal.

Me enteré tarde y no pude asistir el otro día a la charla que dio en Rivas un colmenero experto en apiterapia, pero he leído su publicidad en una revista y he visitado su página en Internet. Esta práctica consiste en acercar algunas abejas al cuerpo con unas pinzas y dejar que te claven el aguijón en los lugares que ellas mismas elijan. Por lo visto detectan los puntos donde se ha acumulado y alterado la energía y allí que te lo clavan. Así que picotazo va, picotazo viene, te pueden curar la ciática, el reúma y, según dicen algunos, hasta la esclerosis múltiple. En la publicidad se lee que: “No se trata de una picadura milagrosa. Es mucho más, es una curación más amplia y personal...”

No digo que las abejas no entiendan de acupuntura más que Fu-Manchú, ni que su veneno no pueda ser útil para la artritis. Lo que digo es que tratándose de ponzoñas y estando en juego nuestra salud deberían cumplirse estas dos condiciones. Primero esperar a que se demuestre la utilidad terapéutica de la melitina, principal compuesto del veneno de abeja; más allá del efecto placebo o de que las enfermedades reumáticas a veces duelen por rachas y eso puede malinterpretarse como curación. Esto se está investigando. Lo que sí se sabe de la melitina es que es un tóxico potente que destruye los glóbulos rojos de la sangre, que produce dolor, irritación, inflamación y, en algunos casos, muerte por alergia con un solo picotazo. Y segundo, que una vez demostrado el beneficio terapéutico, las dosis adecuadas, los efectos secundarios a corto y a largo plazo y las contraindicaciones, el veneno sea administrado en condiciones higiénicas y médicas controladas, por personal sanitario competente, y no por un bienintencionado pastor de abejas, aunque te las azuce de una en una y te clave sólo la puntita.



DESTRUIR LA CIENCIA
Ismael Pérez Fernández
TEMA: Pensamiento Crítico

"La ciencia tiene una sola luz, y encenderla en cualquier parte es encenderla en todas partes."
Issac Asimov

La ciencia como una luz en la oscuridad. Este es el subtitulo de la entrañable obra del añorado Carl Sagan, “El mundo y sus demonios”. Hoy más que nunca es necesaria su lectura. La desaparición del pensamiento científico con lleva inexorablemente el fin de la democracia ya que los cimientos sobre los que se erige dicho pensamiento no es otro que la libertad de discusión de las distintas ideas, de buscar que ideas son objetivamente más correctas, defender las ideas con argumentos, pruebas, datos y observaciones. Si esto desaparece la democracia queda reducida a una pantomima.

Si se quiere socavar la democracia destrúyase primero ese molesto pensamiento crítico que sustenta la ciencia, destruyan la ciencia, redúzcanla a lo que no es, utilicen su lenguaje, hablen como científicos, incluso recurran a su autoridad. Recurran al famoso Einstein y su teoría de la relatividad. Ya saben “todo es relativo”. La relatividad ni afirma ni demuestra esa afirmación, pero eso lo saben cuatro gatos, el resto claudicara y no parará de repetirlo para así pavonearse con su sobrada “cultura”. Si todo es relativo lo mismo vale la idea que se le ocurre a uno en la barra de un bar, que una teoría desarrollada de manera científica, y claro está, esto llena de gozo a la mayoría ¿por qué? Porque esto nos convierte a todos en Einsteins. De esta fuente beben todos los movimientos como el creacionismo o diseño inteligente. ¡Lo nuestro es una teoría tan valida como la de Darwin! Claman llenos de gozo. Pero se equivocan, no es lo mismo porque una se apoya en pruebas, datos y observaciones, y la otra no es más que un conjunto de malentendidos o tergiversaciones, sin ninguna prueba que la apoye, ¿pero que más da? ¡Si todo es relativo! ¡Todas las opiniones son respetables! Claman una y otra vez los totalitarios con el fin de poner a todas las ideas en pie de igualdad para así asegurarse que lo que dicen y afirman no puede ser criticado, quieren sentirse importantes como reyes. Incapaces de pensar algo que merezca la pena decir reducen todas las ideas al mismo estatus, así las suyas propias valen lo mismo que las de los cerebros más brillantes que haya tenido la humanidad. Por fin tiene el trono que tanto ansiaban.
Atacan la ciencia, y así la educación también se vendrá abajo, una vez más el ejemplo de los creacionistas lo pone de manifiesto ¡Todas las ideas, todas las teorías son iguales!¡hay que enseñarlas todas! ¡Seamos democráticos! Como si el defender la búsqueda de la verdad fuera antidemocrático, la búsqueda de la misma conlleva el rechazar ideas por ser erróneas. Y para poder hacer esto se necesitan pruebas, estas son nuestras guías para rescatar entre el maremagnum de ideas cuales son aquellas que merezcan la pena. Si no se defiende esta postura, ¿qué educación esperamos tener? La opinión del profesor valdrá lo mismo que la del primer individuo que salga en la televisión, y a la larga no habrá profesores que merezcan la pena ser escuchados.

Esta destrucción de los cimientos del pensamiento científico socava los debates que deberían darse en una sociedad democrática. Podrán seguir habiendo debates pero carecerán de sentido. Todas las ideas son respetables y todo es relativo así que todos están convencidos de estar en lo cierto y tener razón. Bajo esta óptica ¿para que servirán los debates en los parlamentos? Para nada, absolutamente para nada. La democracia reducida a pantomima.

El ataque a la base del pensamiento científico ya ha comenzado y ahora se esta empezando a ampliar a la educación. Hemos observado durante años como esto sucedía en Estados Unidos. Como los creacionistas intentan vía judicial que sus ideas se enseñen en clase, utilizan la vía judicial porque simple y llanamente en la arena científica donde se deben debatir que ideas son correctas hace largo tiempo que ya perdieron. Tal vez la mayoría pensábamos de forma ignorante que esas cosas no pasan y no podrían pasar en Europa, pero una vez que se ha erosionado lo suficiente los valores de la Ilustración como lo son la razón, la objetividad, la búsqueda de la verdad y el escepticismo, los cuales son a la vez los pilares básicos del pensamiento científico, entonces y sólo entonces se está en condiciones de destruir la educación como pretender los creacionistas, si esto sucede la ciencia no será más que un recuerdo y la democracia quedara reducida a las apariencias.
Lamentablemente el ataque ya ha llegado a Europa, hace poco pudimos ver como el presidente de la Asamblea Parlamentaria, René Van der Linden rechazaba un informe sobre los peligros de la enseñanza del creacionismo, ya que él defiende el respeto a sendas teorías.

Como una luz en la oscuridad, nos presentaba Sagan a la ciencia, pero esta luz como una cerilla al viento esta empezando a parpadear. Están soplando fuerte para extinguirla. No podemos permanecer en silencio. Muchas veces los totalitarismos han triunfado no sólo por sus adalides sino por el silencio de los que se oponían. Si quieren apagar esa tenue luz, encendamos muchas otras. En España existen dos asociaciones (ARP-Sociedad Para El Avance del Pensamiento y El Circulo Escéptico) que intentan mantener encendidas esa luz, para poder buscar mejor que ideas merecen la pena con la ayuda de esa luz en la oscuridad que es la ciencia. Cada uno de nosotros puede encender esa luz allí donde lo intente, como bien muestra este boletín, pequeña antorcha que pretende ilumina un pequeño rincón del ciberespacio. O podemos ayudar a que no se apaguen las que otros han encendido por nosotros, como lo hacemos cada vez que este boletín llega a nuestros buzones electrónicos. O dando nuestro apoyo a la única revista Española que lucha por el fomento de la razón y la ciencia “El Escéptico”.

Estamos a tiempo de alzar la voz y hacernos oír, nos estamos jugando mucho; nuestra educación, nuestro conocimiento, y en consecuencia nuestra libertad.



LA PARAPSICOLOGÍA ¡VAYA TIMO!
Editorial Laetoli
TEMA: Libros

Tras más de 130 años de investigaciones, las pruebas científicas de la existencia de los llamados poderes mentales son las mismas que entonces: ninguna. Precisamente por ello, la parapsicología (que «investiga» supuestos fenómenos tales como la telepatía, la telequinesia o las psicofonías) se considera en la actualidad, sin ningún género de dudas, una pseudociencia. Para sentir una profunda admiración por la vida y sus misterios —afirma Carlos J. Álvarez en este libro— no necesitamos ir más allá de lo que realmente hace nuestro cerebro, de las complejísimas funciones que lleva a cabo y que empezamos a conocer con bastante precisión. En suma, por el trabajo de la ciencia. En este sentido, este libro no trata sólo sobre parapsicología, sino que también nos cuenta de forma amena cómo funcionan procesos psicológicos básicos como la percepción, la memoria, la intuición o el razonamiento.

«La vida está llena de creencias cuya única base sólida es la superchería,
la fe o el saber oral. Creencias tan arraigadas que se asumen como verdaderas cuando no son más que timos. Pero si la gente se pusiera a pensar o a reflexionar sobre aquello que cree como cierto, descubriría que está en un error. Ésos son los objetivos de esta colección, ‘¡Vaya timo!’, a cargo de especialistas en cada una de las disciplinas. Una manera de denunciar y desenmascarar algunos hechos que tergiversan la realidad y desinforman a la gente. Y una invitación a reflexionar» (Babelia, El País)

«Ha salido a la arena una colección valiente. Cuando las soplapolladas venden más que nunca, cuando los míseros códigos Da Vinci son best sellers, cuando la tontería ha invadido los escaparates de nuestras librerías, un puñado de quijotes lanza la colección ‘¡Vaya timo!’ […] ¿Qué esperas para comprarlos? Hagamos guerra a la tontería comprando los volúmenes que la editorial Laetoli se ha atrevido a publicar cuando lo que vende es lo contrario» (tiopetrus.blogia.com)

«Una colección imprescindible para que los mercaderes de lo oculto no nos den gato por liebre» (www.papelenblanco.com)

Carlos Javier Álvarez (Santa Cruz de Tenerife, 1966) es doctor en psicología y profesor titular de la Universidad de La Laguna. Su campo de investigación es la neurociencia cognitiva del lenguaje. Ha publicado numerosos trabajos en prestigiosas revistas científicas internacionales y colabora con equipos de investigación de Francia, Alemania y Australia, países en los que ha realizado estancias de investigación. Le interesa especialmente la divulgación de la ciencia y el análisis crítico de las pseudociencias. Es uno de los editores del libro Ciencia y pseudociencias: realidades y mitos (2004) y colabora habitualmente en prensa diaria, radio y televisión.

136 páginas
PVP: 13,00 euros
ISBN: 978-84-935661-3-5
Colección ¡Vaya timo!, 5



EL YETI Y OTROS BICHOS ¡VAYA TIMO!
Editorial Laetoli
TEMA: Libros

Serpientes marinas gigantes, pulpos con masas calculadas en toneladas, misteriosos marsupiales, hombres de Neandertal y otros homínidos salvajes, perezosos gigantes, monstruos acuáticos, brontosaurios, pterosaurios, mamuts... Un cajón de sastre borgiano donde cabe todo tipo de bichos raros. En 1986, Bernard Heuvelmans, el inventor del término criptozoología («estudio de los animales ocultos») puso un poco de orden en el mundo de esos seres «escondidos» y redactó una lista —que sigue creciendo— en la que incluyó a todos los anteriores más otros como el el chupacabras, el monstruo del Lago Ness y el abominable hombre de las nieves. Desde luego, nunca tendremos una buena fotografía de ninguno de ellos. Como siempre, las fotos saldrán borrosas por culpa de la humedad de las lentes, o al fotógrafo se le caerá la cámara en medio de un río lleno de hipopótamos, o se la robará un travieso monito...

«La vida está llena de creencias cuya única base sólida es la superchería, la fe o el saber oral. Creencias tan arraigadas que se asumen como verdaderas cuando no son más que timos. Pero si la gente se pusiera a pensar o a reflexionar sobre aquello que cree como cierto, descubriría que está en un error. Ésos son los objetivos de esta colección, ‘¡Vaya timo!’, a cargo de especialistas en cada una de las disciplinas. Una manera de denunciar y desenmascarar algunos hechos que tergiversan la realidad y desinforman a la gente. Y una invitación a reflexionar» (Babelia, El País)

Carlos Chordá nació en Castellón en 1965 y vive en Tafalla, Navarra. En 1988 se licenció en Ciencias Biológicas en la Universidad de Navarra y en 1994 adquirió el título de doctor en el departamento de Hematología de esa Universidad. Desde 1996 desarrolla su labor como profesor de Biología y Geología, Física, Química y Matemáticas en la etapa de Secundaria en el colegio de las Escuelas Pías de Tafalla, donde ha encontrado su auténtica vocación. Su formación en investigación, su pasión por la lectura y, sobre todo, su actividad como docente le inspiraron su primer libro, Ciencia para Nicolás, publicado por Laetoli (2005), que pronto será traducido al italiano (en Il Saggiatore).

«Enseñar algo complicado como la hipótesis de Avogadro sin provocar los bostezos de los más jóvenes y prepararles para huir de la 'pseudociencia' es posible y lo propone el profesor Carlos Chordá en su libro Ciencia para Nicolás» (EFE).

«Una clase magistral» (Conocer la ciencia).

«Lo que Amador fue a la ética, Nicolás lo es a la ciencia» (Qué leer).

136 páginas
PVP: 13,00 euros
ISBN: 978-84-935661-2-8
Colección ¡Vaya timo!, 4



LA SUBIDA DE TRES METROS DEL NIVEL DEL AGUA PONE FRENO A LA AGONÍA DEL MAR DE ARAL
Rafael M. Mañueco
TEMA: Ecologismo
URL: http://www.abc.es/20070716/sociedad-ciencia/subida-tres-metros-nivel_200707160247.html

(Noticia publicada originalmente en el diario ABC)

Desahuciado desde hace tiempo por los científicos, el mar de Aral, la cuarta masa líquida más grande del planeta, empieza a recuperarse. Gracias a un plan puesto en práctica por el Gobierno de Kazajstán hace 5 años, el nivel del agua del gran lago centroasiático está subiendo. El aumento del caudal ha reducido el índice de salinidad, lo que está permitiendo que se regenere la fauna de peces.

Según datos oficiales, con la construcción del dique de Kok-Aral y la eliminación de regadíos en el río Sir Daria, para lograr que aporte un mayor flujo de agua al Aral, se ha logrado que la superficie del lago aumente en un 13 por ciento en los últimos dos años. El nivel de las aguas se ha elevado 3 metros. En 2005, el volumen de pesca era de 1.500 toneladas y ahora se ha llegado a las 15.000, factor que está contribuyendo a que la población autóctona, constituida fundamentalmente por pescadores, regrese a la zona. Además, al haber una mayor evaporación, han aumentado las precipitaciones.

La parte sur desaparecerá

Las autoridades de Astaná cuentan con una importante ayuda internacional en sus esfuerzos, pero sólo lograrán salvar la parte norte del lago, la que está en territorio kazajo. La parte sur, que tiene forma de herradura y se encuentra en el lado uzbieko, desaparecerá irremisiblemente en unos diez años. El dique de Kok-Aral se construyó precisamente para impedir que el agua que llega a través del Sir Daria se escape hacia el sur.

El mar de Aral era hace 50 años un lago ovalado con una superficie de 67.000 kilómetros cuadrados. En medio tenía una isla llamada Renacimiento. Ahora es una península, de ahí la forma de herradura. Todo empezó con una de las obras faraónicas del régimen soviético: los trasvases, efectuados a partir de 1957, del Amú Daria y Sir Daria, los dos grandes ríos centroasiáticos que desembocan en el Aral. El primero por el sur, desde Uzbekistán, y el segundo por el norte.

A través de numerosos canales, el agua de ambos ríos era desviada para irrigar los campos de algodón en pleno desierto. De esa manera, el caudal que recibía el Aral quedó reducido de 58,4 kilómetros cúbicos de agua al año a apenas un kilómetro cúbico. Como resultado, la superficie del lago pasó a ser la mitad y su volumen descendió en tres cuartas partes.

La desecación del Aral hizo que muchas localidades, antes situadas en su ribera y ricas en cultivos de legumbres y cereales, sean ahora estériles. Decenas de poblados quedaron aislados en medio del desierto y sin medios para sobrevivir. La arena se tragó dos millones de hectáreas de tierras fértiles.

Las ciudades de Muinak (Uzbekistán) y Aralsk (Kazajstán), los dos puertos principales del Aral, se encuentran hoy día a 120 y 40 kilómetros, respectivamente, de la actual costa. Los esqueletos de los barcos varados en la arena del desierto dan idea de la dimensión de la catástrofe. Uchasái es otro de esos puertos fantasmas, cuyos habitantes vivieron siempre de la pesca. Kazajstán espera que el año que viene Aralsk vuelva a ser costera.

La agonía del Aral ha afectado también al clima. Los inviernos son más fríos y los veranos más cálidos y secos. La situación sanitaria también empeoró. La contaminación del agua, la tierra y el aire hizo que aparecieran numerosas enfermedades respiratorias e intestinales. El 85 por ciento de las mujeres eran anémicas y la tasa de mortalidad infantil llegó a alcanzar el 35 por 1.000. En todo el entorno vivían más de tres millones de personas. La única salida fue buscar otras zonas en donde establecerse.

Para financiar los programas de ayuda y desarrollo de las zonas afectadas por la catástrofe ecológica causada por la desecación del Aral, el Banco Mundial se comprometió en 1995 a conceder un préstamo de 300 millones de dólares. Ya ha entregado más de la mitad.



UN ROBOT JAPONÉS SE ASUSTA CUANDO ESCUCHA "BUSH" O "BOMBA"
Redacción La Voz de Galicia
TEMA: Robótica
URL: http://www.lavozdegalicia.es/se_tecnologia/noticia.jsp?CAT=39072&TEXTO=100000130312

(Noticia publicada originalmente en el diario La Voz de Galicia)

Kansei frunce el ceño cuando escucha la palabra «bomba», sonríe cuando escucha «sushi» y se muestra asustado y disgustado cuando alguien dice «presidente». Y no es un humano.

El último robot japonés, llamado Kansei y creado por un equipo de investigación de una universidad, puede hacer hasta 36 expresiones faciales distintas basándose en un programa que crea asociaciones con palabras desde una base en línea de 500.000 palabras que se autoactualiza.

Las palabras en inglés le provocan las expresiones faciales más apropiadas, que varían desde la felicidad a la tristeza y del enfado al miedo.

«Lo que estamos intentando hacer es crear un flujo de conciencia en los robots para que puedan tener expresiones faciales relevantes», ha indicado el jefe del proyecto Junichi Takeno, profesor de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Meiji.

«Creo que esto va a ser clave para mejorar la comunicación entre humanos y robots», dijo.

El robot consta de 19 partes móviles bajo la máscara de silicona. Cuando el robot escucha la palabra «presidente», la base de datos online selecciona las palabras asociadas «Bush», «guerra» e «Irak» y crea la expresión que los investigadores dicen que significa miedo y disgusto.

Takeno dice que en pocos años, Kansei tendrá también la habilidad de hablar y será capaz de comunicar sentimientos, lo que podría ser útil en lugares como los geriátricos.

Japón está enganchado a los androides, con numerosas compañías que venden robots que mimetizan las acciones humanas como tocar la batería o bailar.

Con los pronósticos que dicen que la población japonesa se va a reducir a un cuarto en 2050, y la inmigración como un asunto delicado, algunos laboratorios han desarrollado robots humanoides que puedan trabajar como asistentes.

A principios de este año, un investigador universitario creó un robot que aparenta y se mueve exactamente como él.



LA EFICACIA ENERGÉTICA DEL BIPEDISMO
Rosa M. Tristán
TEMA: Antropología
URL: http://www.elmundo.es/elmundo/2007/07/17/ciencia/1184668965.html

(Artículo publicado originalmente en el diario El Mundo del S. XXI)

Uno de los rasgos que nos hace humanos es el andar sobre las dos piernas. Así lo sentenció el naturista británico Charles Darwin a la vuelta de su larga singladura en el Beagle, allá a mediados del siglo XIX. Un siglo y medio después, se ha confirmado experimentalmente que el origen de ese bipedismo puede estar en el ahorro energético que supone andar erguidos por la vida. La selección natural habría favorecido a quienes tenían los miembros inferiores más largos y la pelvis más proyectada hacia adelante porque, a menos energía gastada, menos esfuerzo había que hacer para alimentarse.

La hipótesis no es nueva, pero sí lo es la prueba que han realizado tres antropólogos estadounidenses, bajo la dirección de Michael Sockol, de la Universidad de California. Sockol y sus colegas David A. Raichlen y Herman Pontzer escogieron a cinco chimpancés y los pusieron a caminar a cuatro y a dos patas, y a diferentes velocidades, encima de una cinta de las que se utilizan en los gimnasios para entrenar. También hicieron las mismas pruebas con un grupo de cuatro personas (una mujer y tres hombres).

Los resultados no dejaron lugar a dudas: para el mismo recorrido, la especie humana gastó una cuarta parte de la energía que habían invertido los simios cuando caminaban apoyándose en los nudillos, que es su modo habitual de desplazarse. Es más, aunque nuestros primos evolutivos también precisan un alto gasto energético cuando andan erguidos sobre dos patas, los científicos comprobaron que en este caso había mayores diferencias entre los resultados de unos chimpancés y otros y que ello dependía mucho de cómo era su anatomía y, por tanto, como daban los pasos.

«Tratamos de relacionar el coste energético con la anatomía y por ello hicimos un modelo biomecánico de cómo se mueven», explica Raichlen al hilo de la publicación de este trabajo en la revista Proceedings of National Academy of Science (PNAS). Este modelo reveló que cuando los pasos son más cortos y se activa más masa muscular, se necesita más energía. Y por ello, el chimpancé con el paso más grande, caminaba de forma más eficiente.

Estos datos los contrastaron después con los fósiles de Australopithecus afarensis, de hace entre 3,9 y tres millones de años, un homínido que fue capaz de andar erguido. «Hemos encontrado adaptaciones, como el aumento en la longitud de los miembros inferiores, que nos dicen que la energía desempeñó un papel en la evolución hacia el bipedismo», argumentan los antropólogos. Ventajas evolutivas.

El paleontólogo español José María Bermúdez de Castro reconocía ayer la importancia de estos resultados. «Es evidente que a cuatro patas se va más rápido que a dos, lo que podría haber sido una ventaja cuando tienes que salir corriendo. Sin embargo, cuando no tienes que ir rápido, si ahorras energía yendo erguido, necesitas comer menos, y eso es una ventaja evolutiva», señalaba. Otro gran avance es que se dejan las manos libres para otros menesteres, como hacer utensilios, o que se expone menos superficie corporal a la luz del Sol.Además, como recuerda Bermúdez de Castro, «cuando la cabeza del fémur está más cerca del centro de gravedad, se gasta menos energía».

Los antropólogos norteamericanos tuvieron en cuenta muchos factores en la realización de las pruebas físicas, como son la edad de los sujetos, la masa corporal que cada uno tenía que desplazar, el oxígeno que consumían y la cantidad de músculos que activaban para dar cada paso. En este último caso, se observó que los humanos ponían en funcionamiento un volumen muscular mucho menor y daban los pasos mucho más largos que los chimpancés, que tienen sus piernas cortas.

«Pero la variación que hay entre algunos individuos demuestra que algunos miembros del ancestro común entre chimpancés y humanos debieron tener la habilidad de extender sus piernas en toda su longitud durante su locomoción bípeda. Esos pequeños ahorros de energía pudieron ser críticos en su selección», concluyen.



EL INVESTIGADOR ESPAÑOL JON KAR ZUBIETA AFIRMA QUE LAS MOTIVACIONES DEL PACIENTE CONTRIBUYEN AL "EFE
Redacción de La Opinion de Tenerife
TEMA: Medicina
URL: http://www.laopinion.es/secciones/noticia.jsp?pNumEjemplar=2836&pIdSeccion=1208&pIdNoticia=93745

(Noticia publicada originalmente en el diario La Opinión de Tenerife)

Las expectativas y motivaciones del paciente contribuyen, junto con su capacidad biológica para liberar dopaminas, al "efecto placebo", afirmó hoy el investigador español Jon kar Zubieta, de la Universidad de Michigan."Hemos identificado los vínculos fuertes entre las respuestas individuales a un analgésico placebo y la actividad del neurotransmisor dopamina en una zona del cerebro conocida como núcleo accumbens", dijo Zubieta a EFE en conversación telefónica.

El efecto placebo ocurre cuando se administra un compuesto ineficaz a un paciente que cree que recibe un medicamento, y se registran efectos como si se hubiese administrado un compuesto medicinal.

Zubieta, que es especialista en neurología y psiquiatra, licenciado en Medicina por la universidad de Bilbao y residente en EEUU desde 1986, explicó que "el efecto placebo está mediado por sistemas del cerebro".

El "núcleo accumbens" es una pequeña región en el centro del cerebro vinculada con la habilidad de experimentar placer y recompensas y también opera en la adicción a sensaciones causadas por ciertas drogas ilícitas.

El equipo de Zubieta combinó la información de dos tipos de escáneres del cerebro. Primero realizaron tomografías por emisión de positrones de los cerebros de 14 voluntarios sanos, y luego exámenes de resonancia magnética funcional en esos mismos 14 participantes y otros 16 voluntarios sanos.

Al primer grupo se le indicó que iba a sufrir un dolor fuerte y que para ayudar a mitigarlo se le administraría un analgésico, que era realmente un placebo.

"Encontramos un 50 por ciento de alivio proporcional a la liberación de dopamina y que los individuos con más analgesia eran los que presentaban mayor liberación de aquella sustancia", afirmó Zubieta.

"Éste es un fenómeno que tiene gran importancia en la evaluación de nuevas terapias porque numerosos pacientes responden muy bien tanto a placebos como a tratamientos activos. "Nuestros resultados también sugieren que la respuesta placebo puede ser parte de un mecanismo de resistencia mayor del cerebro", añadió.

El investigador indicó a EFE que un primer componente de la respuesta placebo es "la expectativa del individuo: si tiene una alta expectativa de mejoría, el efecto será más notable".

"Un segundo factor es la motivación. Si un paciente sufre una lesión y sabe que, a corto plazo, sanará, tiene menos motivación para producir un efecto placebo ya que, de todos modos, se curará.

Alguien con una lesión o enfermedad más grave puede tener motivación mayor para producir ese efecto", dijo también el experto.

Finalmente "está la capacidad biológica que pueda tener cada individuo para esta liberación de dopaminas", concluyó Zubieta.



UNA GRAN INUNDACIÓN SEPARÓ GRAN BRETAÑA DE EUROPA
Redacción de El País
TEMA: Geología
URL: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/gran/inundacion/separo/ Gran/Bretana/Europa/elpepusoc/20070718elpepusoc_6/Tes

(Noticia publicada originalmente en el diario El País)

La rotura de la colina Weald-Artois, que se extendía desde el sureste de Inglaterra hasta el noroeste de Francia hace unos 450.000 años, como consecuencia de la crecida de las aguas de un lago separó para siempre Gran Bretaña de Europa. La evidencia de esta "gran catástrofe", que ha traído no sólo consecuencias geológicas sino también socio-culturales, la ponen de relieve los investigadores del Imperial College de Londres en un artículo que publica esta semana la revista científica británica Nature.

"El aislamiento geográfico de Gran Bretaña de la Europa continental es consecuencia de los elevados niveles marinos interglaciares que propiciaron la inundación de las llanuras más superficiales del Canal de la Mancha y del Mar del Norte", explican los expertos. "Antes de la formación del Estrecho de Dover, sin embargo, Gran Bretaña estaba conectada a Europa por una colina, el anticlinal Weald-Artois, que se extendía desde el sureste de Inglaterra hasta el noroeste de Francia", añaden. Este pliegue del terreno hacía de dique de contención entre la planicie del entonces inexistente Canal de la Mancha y el agua de un lago que se localizaba al sur del Mar del Norte y que era regado por los ríos Támesis, en Gran Bretaña, y Rhin, en la fachada septentrional de Europa. Fue la crecida del nivel del agua de este lago, hace unos 450.000 años, la que, según los científicos, provocó la rotura del Weald-Artois, dando lugar a un reguero que horadó un valle entre Gran Bretaña y Francia y las separó para siempre. Esta "megainundación" habría durado varios meses, tiempo en el que se habrían vertido un millón de metros cúbicos de agua por segundo sobre la porción de tierra que unía la Bretaña con la Gran Bretaña.

"Anteriores investigaciones de las características geofísicas del Canal de la Mancha revelaron la existencia de una red de valles sumergidos de unos 400 kilómetros de longitud excavados en la superficie de esta llanura", inciden los científicos. Esta realidad es la que ahora han retratado los investigadores británicos con imágenes obtenidas gracias a un sonar de alta resolución y en las que se puede ver un valle de decenas de kilómetros de ancho y más de 50 metros de profundidad que se extiende a lo largo del Canal de la Mancha. Además, las imágenes muestran las marcas que sobre el terreno dejaron los torrentes de agua que corrieron hacia la llanura del Canal de la Mancha desde el Mar del Norte.

Barrera física para la inmigración

"La conservación del paisaje del fondo del Canal de la Mancha, que está ahora entre 30 y 50 metros por debajo del nivel del mar, es mucho mejor de la que habríamos esperado", afirma en un comunicado de prensa el profesor Jenny Collier, uno de los científicos que ha trabajado en el estudio. Este descubrimiento "abre la posibilidad de ir más allá y descubrir los procesos que han modelado el noroeste de Europa durante el último millón de años", añade. De hecho, los científicos creen que la rotura del Weald-Artois y las consiguientes inundaciones reorganizaron las desembocaduras de algunos ríos del noroeste de Europa, ya que reorientaron el Támesis y el Rhin hacia el valle para formar lo que llaman el "río del Canal".

Pero la separación geográfica de Gran Bretaña también acarreó consecuencias sociales: los expertos consideran que las inundaciones fueron responsables de los cambios topográficos que crearon una barrera física para la inmigración y que, por lo tanto, retrasaron la llegada de humanos a la isla hasta hace unos 100.000 años. "Este evento prehistórico reescribe la historia de cómo el Reino Unido llegó a ser una isla y puede explicar por qué la ocupación humana de Gran Bretaña se estancó durante unos 120.000 años", explica Collier.

Las inundaciones de aquella época podrían ser incluso el origen de las reservas y distancias que, durante siglos, los británicos han mantenido con el resto de Europa.



¡BOMBAZO! LOS HUMANOS "COMENZAMOS" CAMINANDO ERGUIDOS
El Paleofreak
TEMA: Paleontología
URL: http://paleofreak.blogalia.com/historias/50918

(Artículo publicado originalmente en la bitácora El PaleoFreak)

Según un artículo publicado en El País

"Una investigación con chimpancés apoya la teoría según la cual el ser humano comenzó caminando erguido."

"Durante décadas, algunos científicos ya habían avanzado la hipótesis de que los seres humanos ya comenzaran andando rectos. Sin embargo, apenas hay indicios de estas hipótesis, aparte de un estudio de 1973 que investigaba la energía locomotora en los chimpancés de corta edad."

¿Apenas hay indicios, dice? ¿Y las pisadas de Laetoli? ¿y todos los fósiles de homininos bípedos de los géneros Australopithecus, Paranthropus y Homo? ¿Acaso otros científicos tuvieron alguna vez una hipótesis diferente, según la cual hubo seres que caminaban a cuatro patas siendo ya humanos?

La noticia es sobre un estudio fisiológico de la locomoción bípeda, y concluye que ésta es ventajosa en términos energéticos respecto a la marcha cuadrúpeda. Aquí podéis ver el original distribuido por la agencia Reuters. Gracias a esta versión en inglés podemos comprobar que en el artículo de El País las citadas frases han sido recortadas, lo que ha hecho que rocen el absurdo desde el punto de vista científico.Traduzco:

Chimpancés correteando sobre una cinta han proporcionado respaldo para la noción de que los antiguos antepasados del hombre comenzaron a caminar de pie porque se consumía menos energía que desplazándose cuadrúpedamente sobre los nudillos.

Y, de nuevo:

Algunos científicos, durante décadas, han avanzado la hipótesis de que, hace millones de años, los ancestros del hombre comenzaron a caminar erguidos porque así utilizaban menos energía que siendo cuadrúpedos, obteniendo ventajas en tareas como la recolección de comida.

Señores periodistas, todos entendemos que a veces es imprescindible eliminar parte del texto por razones de espacio. Pero ¿a costa de que el lector piense que los científicos inventan la rueda cada año?



BENÍTEZ CONTRA GÁMEZ: HISTORIA DE UNA CONDENA
Luis Alfonso Gámez
TEMA: Crónicas desde Magonia
URL: http://blogs.elcorreodigital.com/index.php/magonia/2007/07/27/benitez_contra_gamez_historia_de_una_con

(Fragmento del artículo publicado originalmente en la bitácora Magonia)

Creía que decir que hay pruebas de que el hombre convivió con los dinosaurios era tergiversar la Historia y mentir, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que afirmar que un poder mágico permitió transportar las estatuas de la isla de Pascua hasta su ubicación definitiva era tergiversar la Historia y mentir, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que sostener que el pueblo dogon tuvo en el pasado contacto con extraterrestres era tergiversar la Historia y mentir, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que sentar a Jesús en el Coliseo romano años antes de que el edificio existiera era tergiversar la Historia y mentir, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que asegurar que hay pruebas de que existía comercio entre Europa y América antes de 1492 era tergiversar la Historia y mentir, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que mantener que la sábana santa prueba la resurrección de Jesús de Nazaret era ignorar los resultados de los más avanzados estudios científicos y mentir, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que hablar de la ficticia Arca de la Alianza como de un arma de destrucción masiva era tergiversar la Historia y mentir, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que presentar un anillo con marca de platero como obra de extraterrestres era tergiversar la realidad y mentir, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que decir que seres de otro mundo dieron el aliento civilizador al pueblo bereber era tergiversar la Historia, mentir y minusvalorar la inteligencia de ese grupo humano, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que afirmar que seres de Orion levantaron las pirámides de Egipto y que los egipcios de hace 4.500 años vivían en la Prehistoria y desconocían la escritura era tergiversar la Historia, mentir y minusvalorar la inteligencia de ese grupo humano, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que sostener que los astronautas del Apollo 11 encontraron ruinas extraterrestres en la Luna y presentar en un programa de televisión como prueba una recreación informática como si fuera una filmación real era tergiversar la Historia, mentir e intentar engañar al público. Estaba confundido.

Creía que era lógico calificar de sandeces las anteriores afirmaciones extraordinarias y considerar el producto audiovisual resultante una bazofia. Estaba confundido.

Creía que tergiversar era “dar una interpretación forzada o errónea a palabras o acontecimientos”, tal como sostiene el Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia Española (RAE). Estaba confundido.

Creía que mentir era “decir o manifestar lo contrario de lo que se sabe, cree o piensa” y “falsificar una cosa”, tal como sostiene el Diccionario de la RAE. Estaba confundido.

Creía que engañar era “dar a la mentira la apariencia de verdad” o "inducir a alguien a tener por cierto lo que no lo es, valiéndose de palabras o de obras aparentes y fingidas", tal como sostiene el Diccionario de la RAE. Estaba confundido.

Creía que, si alguien se gana la vida con afirmaciones como las de los once primeros párrafos de esta anotación, podía deducirse de ello que “su negocio se basa en la mentira, el engaño y la tergiversación”. Esta confundido.

Creía que responder con ironía a los ataques en un periódico de alguien implicado en la producción del programa de televisión aludido en los once primeros párrafos era mi derecho, aunque el implicado fuera hijo del máximo responsable del espacio. Estaba confundido.

La sentencia

El juez Jairo Ávarez-Uria Franco, del Juzgado de Primera Instancia Nº 5 de Getxo, ha concluido que decir lo anteriormente expuesto sobre el programa Planeta encantado -del que están extraídas las sorprendentes afirmaciones de los primeros once párrafos y del vídeo- y su director, el ufólogo y novelista Juan José Benítez, así como responder a un ataque público de su hijo, uno de los miembros del equipo de la serie, debe “considerarse como una intromisión ilegítima del derecho al honor de D. Juan José Benítez porque constituyen expresiones injuriosas que más bien parecen una mera exteriorización de rencillas o sentimientos personales de animadversión que juicios de valor, crítica científica u opiniones con la finalidad de contribuir a la formación de una opinión pública libre y responsable”. La sentencia me condena a indemnizar al autor navarro con 6.000 euros, “en concepto de daños morales”, por haber vulnerado su derecho al honor.

El magistrado considera que expresiones como que “su negocio (el de Benítez) se basa en la mentira, el engaño y la tergiversación: en lo que ha hecho Benítez en Planeta encantado”, que “descubrir los sucios manejos de un destacado miembro del club del misterio pone en entredicho a todos” y que “Benítez había engañado al público” con la emisión del montaje sobre el primer alunizaje; que preguntarse “¿Qué piensa de esta bazofia de 8 millones de euros el comité de sabios al que iba a recurrir Rodríguez Zapatero para regenerar TVE?”; que sostener que “que no se sepa algo no da carta blanca para decir sandeces, que es lo que hace el reportero de lo paranormal al hablar de los extraterrestres como origen del conocimiento para hacer estas piedras” (las bolas de piedra de Costa Rica) y las referencias a su hijo, “en cuanto inciden en su vida privada” (la de Benítez), exceden de los límites aceptables del derecho a la libertad de expresión de su autor y que afectan o pueden afectar muy negativamente, sobre todo si se prolongan en el tiempo y en un medio de comunicación de gran difusión, como es el caso, a la dignidad del Sr. Benítez, fama, buen nombre, prestigio y credibilidad profesional”. Entre las expresiones que considera insultos, el juez incluye “apelativos tales como que Juan José Benítez es un estafador” y “un iluminado”, lo que es un error porque lo que yo escribí en diciembre de 2003 es que programas como Planeta encantado “demuestran lo fácil que es que cualquier iluminado o estafador engañe a la población, y la necesidad de una comunidad científica comprometida, que no se recluya en su torre de marfil”.

N. de. E. Reproducimos aquí la primera parte del extenso artículo dedicado a la polémica resolución judicial. El texto completo, oportunamente enriquecido con enlaces a los artículos sobre "Planeta Encantado" y diversos vídeos, puede consultarse en el enlace correspondiente).



SENTENCIA CONTRA GÁMEZ
Javier Armentia
TEMA: Magufos
URL: http://javarm.blogalia.com/historias/50951

(Artículo publicado originalmente en la bitácora Por la boca muere el Pez)

Hace unos días, al volver de México, me encontré con que se había dictado sentencia (perdonen -no hablo desde la corrección jurídica, así que por favor siéntanse libres de corregir los sin duda abundantes errores en terminología...) en un juicio contra Luis Alfonso Gámez, con quien he compartido y comparto una larga trayectoria de trabajo por el escepticismo, el pensamiento crítico y también el periodismo de ciencia. La demanda la había plantado Juan José Benítez, el autor de la conocida serie Caballo de Troya (ya saben, la que comenzaba copiando largos párrafos de aquel libro revelado de mercachifles postmormones pasados al contactismo extraterrestre llamado Urantia) y de profesión sus misterios, convertidos en documentales y libros donde abundan los errores, mal documentados, que tergiversan la realidad y otras muchas andanzas en el mundo de lo paranormal, de los platillos y todo eso. Venerado como uno de los Padres de la Ufología Española (PUFO-E), lo que dice mucho de este tipo de paternidades y sobre todo de esa ocupación anticientífica de convertir en publicación cualquier investigación -perdón, himbestigación- de chichinabo, vendiendo humo y recogiendo aclamación de un público mal informado, poco crítico y sorprendentemente poco amante siquiera de la ortografía y la gramática (es que el lector/espectador de estos productos pseudocientíficos tiene además que tragarse cada barbaridad...)

¿La razón? Según la demanda presentada, existían en varios artículos de Magonia, la bitácora de Gámez (algunos de los que se encuentrane en la categoría Vendedores de misterios / Juan José Benítez), expresiones insultantes, que hacían menoscabo en el honor del demandante. Amparándose en la protección del honor (ay, tema eterno en la propia literatura castellana, y uno no puede sino acudir a aquello de que el honor es patrimonio del alma etcétera...) pedía Benítez no sólo que se retiraran esas expresiones, sino que se borrara de un plumazo todos esos artículos críticos -y bien documentados- que exponían cómo aquella serie Planeta Encantado, por ejemplo, contenía numerosos errores, interpretaciones nada acordes con lo científico, lo histórico o lo simplemente lógico, y, además, unos cuantos engaños que parecían deliberados, como eso de colar por "vídeo inédito" de unos astronautas del Apolo XI en la Luna lo que era una animación creada en Irún; o vender como de origen desconocido-pero-probablemente-extraterrestre un anillo con inscripción de Ies y Oes y ... ¡marca de platero! (lo que implicaría algo impresionante: la ley de la plata extraterrestre se cuña como se hace en la Tierra, por lo que habría que empezar a sospechar si la historia de la platería y orfebrería, que tanto tuvo siglos ha de alquimia, sería otra prueba de la larga presencia ET en este mundo, algo que Benítez proclama con argumentos de similar -falta de- calidad). Etcétera...

En junio de 2006 la abogada del Sr. Benítez se había puesto en contacto con El Correo Digital SLU, la empresa donde reside Magonia, "para defenderse de los graves ataques" que se hacían ahí, a pesar de que en ese escrito se reconocía que el novelador está completamente acostumbrado a recibir fuertes críticas ("que asume siempre respetuosamente, como debe hacer cualquier persona que expone esu persona u obra a la opinión pública"). Hago mención de esta hilarante afirmación porque todos conocen bien cómo se despacha Benítez con sus críticos. Recuerdo ahora lo que contestaba Benítez en una entrevista hace tiempo en El Semanal (un comentario más amplio ya lo dejé por aquí: Benítez, Demuéstralo). Miren qué poco insultante o injurioso era él:

Mis detractores suelen hacer más ruido que mis lectores, porque son fanáticos. No están bien informados. Se trata de intoxicadores profesionales, gente pagada por los servicios de inteligencia o tontos útiles. Y lo puedo demostrar"

Por supuesto, aunque esto lo dijo en diciembre de 2004, no ha podido demostrar ni que seamos fanáticos, ni intoxicadores profesionales, ni tontos útiles, ni que estemos pagados "por los servicios de inteligencia". Unos años antes, en un programa de RNE, se había despachado contra quienes nos oponíamos al desvarío de colar un curso de ovnis con Von Däniken de estrella entre el programa de cursos de verano de El Escorial que organiza la Universidad Complutense de Madrid, diciendo en antena "son unos malnacidos o están pagados por algún servicio de inteligencia". Igualmente, durante los mismos cursos, había movido Roma con Santiago en un periódico nacional contra una redactora que se había atrevido a poner, en la crónica del curso, un espacio dedicado a la crítica de los escépticos. Y así hasta ciento: lo que da una buena idea de lo que entiende Benítez por asumir respetuosamente.

La carta hacía referencia explícita de unas cuantas afirmaciones de Gámez, calificándolas de ataques al honor. Hacía mención también a una grave acusación de plagio porque en Magonia se había recordado todo el asunto del plagio urantiano, "que podría por sí sola constituir un delito de calumnias". Malamente, porque esa acusación simplemente recogía un hecho ya publicado en la revista Interviú (en uno de esos artículos incluso el editor Fernando Lara reconocía que Benítez había copiado páginas de Urantia, pero que no cabía hablar de plagio porque era un libro revelado, toma gracejo...) Gámez sólo recogía las informaciones, donde los otros autores demostraban la similitud de amplios fragmentos del texto, y se hacía eco del libro "El secreto de Urantia", publicado por Antonio Ribera y Jesús Beorlegui en 1988, donde se aportaban abundantes pruebas del plagio. Poca calumnia había en ello... También se recogía otra acusación supuestamente infundiosa, la de "montaje", sobre el asunto del infamoso/infame vídeo lunar de mentirijillas que colocó como "vídeo inédito" en su serie para TVE Planeta Encantado. ¿Pero no era claramente un montaje?

A pesar de que el autor de los textos y la empresa acordaron modificar en la bitácora las frases explicitadas por el escrito de la abogada de Benítez, ésta procedió a demandar a Gámez y a El Correo Digital, demanda de juicio ordinario que fue admitida a trámite en octubre del año pasado. Era una demanda de juicio civil sobre derechos fundamentales (derecho al honor y la fama, ya lo comentábamos). En el escrito de la demanda, se hacía una vez más mención a la ejemplar valía de Juan José Benítez que había "padecido resignadamente" todo tipo de críticas, y que nunca había -hasta entonces- emprendido acciones legales contra ningún crítico. Desde luego lo primero sabemos que no es cierto. Y de lo segundo, lo ignoro...

En esa demanda, se solicitaba que se actuara en contra de estas ofensas, (según Benítez, él llevaba ya 30 años soportando constantes perturbaciones por parte de Gámez, un punto interesante que, por lo que veo, no tuvo posterior discusión...), no sólo con la retirada de los textos ofensivos -al completo-, porque la demanda pretendía que el medio digital, la empresa que mantiene el medio, fuera declarada responsable también de todo ello. Que se insertara públicamente, además, la información de la sentencia condenatoria, que se pagaran las costas y que, de paso, se indemnizara económicamente a quien había decidido emprender la acción, en una importante cantidad. La cantidad demanadada que repararía los daños se estimaba entonces en 50.000 euros, un quantum merit que quedaba a la espera de saber si podían sacar 1 euro por cada visita a una de las páginas donde se hablaba de Benítez en Magonia. En el caso de que tales mediciones de audiencia existieran.

¿Por qué J.J. Benítez demandó a Gámez y al periódico en el que escribe en vez de hacer la demanda a otro (por ejemplo, a mí, que ando escribiendo también con cierto desapego por la corrección política de las andanzas de este fabulador profesional)? Personalmente, creo que precisamente por ese carácter de que Luis Alfonso es periodista y su bitácora está en las de El Correo Digital. Quería pinchar donde más se viera, notoriedad posiblemente que siempre viene bien. Y, de paso, solicitar así un montón de dinero que habría mostrado para decir a todos: mira lo que les saco a esos mamarrachos que se atreven a decir nada de mí. A ver quién se atreve a levantarme la voz. Algo así, me imagino, aunque, evidentemente, no puedo probarlo, así que tómenselo como opinión personal. Si le daba un buen palo a El Correo, la publicidad estaría asegurada...

Lo que pasa es que eso no ha funcionado: si algo ha quedado claro en la sentencia dictada el 12 de junio de 2007 por el Juzgado de Primera Instancia Nº5 de Getxo, es que el periódico no estaba implicado, y que tampoco se podría alegar un daño que implicara las cuantiosas sumas que pedía: primero 50.000 y luego, durante la vista, 80.000 euros. No habrá que publicar nada ni retirar unos artículos que eran muy válidos -y muy valientes-, de los cuales, además, y antes de que hubiera proceso judicial, ya el autor y los responsables de la página habían ya antes eliminado todas las afirmaciones consideradas por el demandante como insultantes. Los artículos críticos, afortunadamente, siguen ahí, y Benítez, que dio publicidad de la sentencia en su página web y que ha sido coreada (poco) por el habitual conventillo de magufos que cuando conviene se declaran amiguísimos y deudores del PUFO-E y cuando no miran a otro lado, no ha encontrado ese despliegue en los medios que ni siquiera han recogido el asunto (hasta la fecha...).

Por mi parte, ni consideraba entonces los calificativos de Gámez como injuriosos ni vejatorios ni los sigo considerando, por más que la sentencia sí lo haya hecho, al menos parcialmente. Dice el texto de la sentencia que "no cabe duda que algunos de los contenidos a los que la demanda se refiere integran un ataque al honor del demandante, pues se extralimitan de lo que es el derecho de información o la libertad de expresión, al tener un sentido injurioso y vejatorio atentatorio al honor".

Hay que concluir -dice la sentencia- que las expresiones contenidas en los artículos del Sr. Gámez consistentes apelativos tales como que Juan José Benítez es un estafador, que no dice más que sandeces, un iluminado, que basa su negocio en la mentira, el engaño al público, la tergiversación y sus sucios manejos, siendo su obra y sus programas televisivos una bazofia (...) exceden de los límites aceptables del derecho a la libertad de expresión de su autor y que afectan o pueden afectar muy negativamente, sobre todo si se prolongan en el tiempo y en un medio de comunicación de gran difusión, como es el caso, a la dignidad del Sr. Benítez, fama, buen nombre, prestigio y credibilidad profesional.

Bueno, lo cierto es que en Magonia no aparecían así en una sola frase todos juntos. Pero cuando uno dice sandeces, y Benítez lo ha hecho con dedicación durante años, si se dice no se hace sino constatar los hechos. ¿Es una injuria llamar mentiroso a quien miente, cuando en el mismo artículo se exponen las mentiras? No estamos hablando aquí de un calificativo que sea otra cosa que descriptivo de un tipo de actividad en la que Benítez ha reincidido una y otra vez. Son falsedades y faltas a la verdad, como se puede ver en los artículos de Gámez y en muchos otros que se han escrito y se seguirán escribiendo sobre las afirmaciones de Benítez. ¿Ofende el honor de la persona recordar que la copia de otro libro fue presentada como creación propia y publicada como tal, algo de lo que ya se habían escrito artículos abundantemente -en Interviú, por ejemplo, así como aquel libro de Ribera y Beorlegui-? ¿Es ofensa llamar a eso plagio, como el castellano indica que ha de llamarse a esa actividad?

Si uno se creyera las alegaciones que en el juicio presentó la acusación, poco o mal podríamos emplear nuestra lengua para calificar acciones, actitudes y personajes. A pesar del fallo, que espero de verdad sea reconsiderado, sigo convencido de que a menudo conviene llamar a las cosas por su nombre. Firmé en su momento una Carta Abierta a RTVE sobre la serie Planeta Encantado, de Benítez, puesta -y repuesta- en la televisión pública española. En él, los numerosos firmantes afirmábamos:

Los abajo firmantes criticamos profundamente la decisión de RTVE de financiar y emitir a través de la Primera la serie de programas “documentales” Planeta Encantado, dirigidos por el escritor Juan José Benítez. El producto, cuyo coste se estima en unos ocho millones de euros intenta presentar como hipótesis válidas o como realidades lo que desde un punto de vista histórico y científico son únicamente leyendas, cuando no burdas falsedades. Los temas tratados en los programas emitidos hasta ahora se han centrado en misterios que lo son solamente en la mente del creador de este cúmulo de despropósitos al que se ha pretendido dar la pátina de divulgación científica. En los distintos espacios, Benítez ilustra sus peregrinas teorías acerca de una humanidad que convivió con los dinosaurios cuando hay una diferencia temporal de sesenta y cinco millones de años entre los lagartos terribles y las personas; del “enigma” de los moais de la isla de Pascua cuando las investigaciones arqueológicas han demostrado que la talla y transporte de estos monumentos tenía poco de extraño y mucho de actividad humana. Extractamos sólo dos ejemplos sobre muchos posibles, que moverían –y mueven- a la risa si no fuera porque han sido pagados del bolsillo de todos los ciudadanos de este país. Vaya por delante que respetamos profundamente el derecho que el señor Benítez tiene de creer o no creer en lo que estime oportuno, pero resulta inaceptable que intente propalar un cúmulo de vulgares supercherías con dinero público.

El criterio de la sentencia podría hacernos creer erróneamente que en ese párrafo se atenta al honor de Benítez. Realmente el atentado era a los derechos de todos los españoles, y se vulneraba explícitamente el Estatuto de RTVE vigente entonces... Pero, claro, eso parece poco importante. ¿Vendrá ahora J.J. a querellarse contra todos los firmantes?

No nos engañemos: ningún juez ha fallado contra la crítica a Benítez, que sigue ahí y sigue tan contundente en sus datos como palmarias resultan sus falsedades (las de Benítez). Ninguna sentencia va a hacer que nos callemos, y dejemos de calificar como tonto al que dice o hace tonterías, mentiroso al que dice mentiras, falsario al que engaña deliberadamente. Al menos yo no me voy a callar, y seguiré denunciando lo denunciable, exponiendo las mentiras como tales, de Benítez y de quien venga a cantarnos las mañanas de lo paranormal.

Poco he leído sobre la sentencia en las listas y publicaciones magufas estos días. Algunos amigos me han comentado que gente como Manuel Carballal o Bruno Cardeñosa -e incluso el siempre hilarante Pedro Amorós- ya han hecho suyo el triunfo... Nada que no fuera esperable, por más que lo que digan tampoco sea cierto. Vamos, lo de siempre. En el juicio celebrado, fui llamado por la defensa de Luis Alfonso Gámez para corroborar que en los ambientes científicos las afirmaciones de Benítez no tenían acomodo, ni existía ápice de ciencia en sus afirmaciones, ni como tal honor alguno por ahí pudiera haber sido dañado. La abogada de Benítez me tachaba, por el contrario, de alguien que lleva años de animadversión, un enemigo de Benítez... que no lo soy. Recuerdo hace más de 10 años, en una jornada auspiciada en A Coruña por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo sobre platillos volantes, que fue él quien se negó a darme la mano, y quien pretendía despreciar mis argumentos diciendo que yo no era nadie. Ni aun así consiguió Benítez que fuera yo más que un adversario intelectual, alguien que simplemente anota afirmaciones y busca las evidencias que puedan apoyarlas, sin encontrar, en el caso del novelador navarro, nunca nada de nada. Ya había pasado unos años antes, en el 92, en un curso de verano de El Escorial, en el que J.J. Benítez quiso recibir el espaldarazo de una universidad y una comunidad académica que, afortunadamente, no cayó del todo en el error. No suelo visitar la página web oficial de Benítez, pero hace tiempo por ahí colocaba un montón de infundios sobre sus críticos que, imagino, ahí siguen. La abogada rescató algunos textos de esta pecera, en los que, en su opinión, aparecían frases no menos vejatorias e insultantes que las de Magonia (algo que, por cierto, reconoció la fiscal también...), aunque no sé muy bien qué quería demostrar, salvo que la crítica a Benítez no está monopolizada por Gámez, lo que hacía aún un poco más absurdo este juicio contra él. O un poco más evidente, como comentaba más arriba.

Si algo demuestra todo este proceso, es el talante (comperdón) tan diferente de quien novela y fabula y miente y quien critica el desatino. Los unos, estos, hemos estado siempre aquí, defendiendo con los datos y las pruebas lo que afirmamos. Quizá usando un lenguaje a veces exaltado, en otras ocasiones con escasa corrección política. Pero desde luego, nunca se ha insultado gratuitamente, se ha llamado pan al pan y vino al vino. El otro -los otros, ya lo vemos y lo veremos-, con la impunidad que permite publicar en este país cualquier barbaridad en un medio de comunicación diciendo estupideces antihistóricas, anticientíficas o pseudocientíficas, sin que nadie te pida responsabilidad por ello. Los unos, reanalizando nuestra posición crítica siempre y en cada momento, el otro -los otros- repitiendo y copiando una y otra vez lo mismo. Sin buscar la verdad, sino confirmando sus tesis ya vendidas.

Así andan las cosas. Desde aquí quiero mandarle un abrazo a Luis Alfonso Gámez, y quiero públicamente además solidarizarme y autoinculparme también de opinar lo que él opina y demuestra, sólo que él escribe mejor y más documentadamente. Como además hemos disentido también con idéntico ardor, se puede entender que este abrazo no es simple peloteo o caridad, sino reivindicación de un papel necesario: el de expresar una opinión crítica a quienes nos venden los misterios paranormales. Y creo que todos quienes defendemos el pensamiento crítico estamos en las mismas. Me entristece que se haya considerado más importante un presunto honor que nunca fue mancillado por esas afirmaciones -y en todo caso mucho menos que lo qué el mismo había dañado al ser pillado copiando, en mentira o disfrazando realidades- y que supone, de quedar así, una cierta lesión al derecho de crítica y al de libertad de expresión.

PD: una forma de encontrar mis escritos de la pecera en los que menciono a Benítez es usar la opción site en Google.



CULEBRONES DE VERANO: MELÉNDEZ, ELIGIO Y EL CCPC
Teresa González de la Fe
TEMA: Pseudomedicina
URL: http://cibern-ethica.blogalia.com/historias/51012

(Artículo publicado originalmente en la bitácora Ethica more cybernetica)

Antaño, antes de la Inmaculada Transición, el monstruo del lago Ness y los ovnis aparecían siempre en verano para que los periódicos pudieran llenar sus páginas. La posmodernidad ha deconstruido (con perdón) esos ingenuos mitos propios de la guerra fría, y nos entretiene en verano con la aparición de los héroes del star system local. Y un fenómeno mediático en Tenerife ha sido, indudablemente, el catedrático Meléndez, la empresa Instituto del Metabolismo Celular, su abogado Eligio Hernández y la que parece ser sede social de sus actos masivo-mediáticos, el Centro de la Cultura Popular Canaria (CCPC) de César Pláceres, una importante e influyente empresa cultural tinerfeña, pionera en Canarias en la recopilación de diversas manifestaciones de las cultura canaria.

Pues bien, en La Opinión de Tenerife de ayer, pudo leerse que Meléndez, en acto multitudinario en el CCPC, retransmitido en directo por Radio San Borondón, dice que le han echado para atrás una tesis doctoral en la ULL por estar dirigida por él y relacionada con su empresa.

La Comisión de Doctorado de la ULL ha dicho que la ha rechazado porque "no se ajustaba a los baremos y a los protocolos establecidos en los ensayos clínicos con seres humanos", según dice hoy La Opinión de Tenerife. Por ello, hay argumentos que ellos no señalan en la decisión de devolver el proyecto de tesis, por ejemplo, argumentos relacionados con el método científico y la ética de la investigación.

Más bien, esta aparición mediática veraniega del catedrático y su abogado sospechamos que tiene que ver con el anuncio del lanzamiento de su nueva línea de productos, seguramente para combatir el "efecto bikini" y la exposición de michelines y panzas al delatador sol del verano. Por eso, de nuevo, se presenta como víctima de la "ciencia oficial", en este caso la Universidad de la que es catedrático y ha seguido ejerciendo todos estos años como docente a tiempo completo.

No contento con ser víctima de la "ciencia oficial", que eso vende pero no suficiente, Meléndez y Eligio dejan caer una insidia o insinuación sobre la persecución a muerte por parte de Pedro Luis Cobiella, conocido empresario sanitario y turístico de Tenerife, por ejemplo,HOSPITEN, del cual son víctimas dado que las milagrosas curaciones y mejorías de los clientes de Meléndez son una amenaza directa, ya lo ha dicho muchas veces, a los intereses de la clase médica y de las multinacionales farmacéuticas. Por si acaso, señalan que "eso les han dicho", no sea que Cobiella y la Dirección General de Farmacia de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ahora en manos del PP por cierto, se querellen.

A Cobiella, muy ligado a ATI, se le culpa del pésimo funcionamiento del Servicio Canario de Salud en esa isla, donde las listas de espera son más largas que la esperanza de un pobre, que dice el dicho. Quizás en eso radique el éxito de Meléndez entre los tinerfeños y tinerfeñas de todas las edades y condiciones sociales. Antes de morirse esperando la consulta que no llega del especialista del SCS, la gente prueba con lo de Meléndez a ver si va resistiendo. Y, de paso, luce palmito y coge color de manera sana y segura.

El victimismo une mucho y enerva los ánimos y los sentimientos de pertenencia a la tribu. Además, el nuevo lote de productos milagrosos, la línea de verano del IMC que -suponemos e imaginamos- debe contener filtros solares, aftersun y similares, permite que se ejerza activamente la solidaridad mediante el acto supremo del consumo como símbolo (que diría Baudrillard, y perdonen la cita, que debe ser la hora... ;-))

Meléndez denuncia a la ULL ahora que se va de ella. Ni le da las gracias por haber hecho la vista gorda estos años. A ver qué tratamiento le da el PPaulinato al caso Meléndez, pues ya El Sauzal de Paulino Rivero le dio de mil amores alojamiento y convenios al IMC en su día. En fin, que habrá que seguir ocupandonos del caso incluso en verano.



EL CONSEJO SUPERIOR DE DEPORTES CONCEDE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN AL LABORATORIO DE CIENCIAS DE L
Universidad Alfonso X
TEMA: Medicina

(Noticia publicada originalmente en la página de la Universidad Alfonso X)

El Laboratorio de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Alfonso X el Sabio ha obtenido la subvención oficial de un proyecto de investigación en la convocatoria oficial del Consejo Superior de Deportes para Universidades y Entidades Públicas (BOE núm. 27; 31/01/07). El proyecto Valoración integral de gimnastas femeninas de alto nivel, en las especialidades de artística y rítmica, a lo largo de la temporada y su relación con el rendimiento deportivo: aspectos biológicos, biomecánicos y técnicos ha sido valorado de forma positiva y forma parte de los proyectos seleccionados entre todos los presentados por instituciones públicas y privadas de todo el país.

En el equipo de investigación están incluidos tres profesores de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (AFD) de nuestra universidad: D. Joaquín Figueroa Alchapar, encargado del área médico-biológica del proyecto; D.ª Mónica Hontoria, encargada del análisis de las pruebas realizadas y el estudio de la aplicabilidad de éstas al terreno del entrenamiento y la preparación física de la gimnasta; y el Dr. Ignacio Grande, director del proyecto y especialista en el análisis biomecánico de la técnica deportiva mediante técnicas de videogrametría en 3D.

Conjuntamente con el equipo de investigadores principales de la Universidad Alfonso X El Sabio, participan en este proyecto especialistas, jueces y técnicos de la Real Federación Española de Gimnasia (RFEG), entidad especialmente interesada en la realización del presente trabajo de investigación. Incluidas en este excelente equipo de colaboración podemos citar a D. ª Ana Bautista, coordinadora técnica del equipo nacional de Gimnasia Rítmica; D. ª M. ª José San Martín, responsable técnica de la especialidad de Gimnasia Artística Femenina de la RFEG; y D. ª Manuela Hervás, juez internacional de Gimnasia Artística Femenina.

El proyecto propone un trabajo multidisciplinar de control y seguimiento de las gimnastas, de las especialidades de Artística Femenina y Rítmica, y conjuga evaluaciones de tipo biológico, biomecánico y técnico. Se trata de realizar un seguimiento longitudinal cuantificando y evaluando diferentes variables y comprobar la posible interrelación entre ellas. De forma complementaria, se pretende observar el afinamiento que se produce en diferentes aspectos (ejecución, capacidad de salto, índices antropométricos) antes de que se lleven a cabo competiciones de máximo nivel: Cto. Europa y Cto. del Mundo.

El trabajo y los análisis se realizan en colaboración y bajo la supervisión y coordinación de los responsables técnicos de las selecciones españolas de Gimnasia Artística Femenina y Gimnasia Rítmica. Las valoraciones se realizan en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid y los resultados son analizados y transmitidos a los técnicos, mediante la indicación de las aplicaciones prácticas que se pueden derivar de estos análisis.

Las deportistas evaluadas son las integrantes de los equipos nacionales Junior y Senior de las dos disciplinas gimnásticas. Entre las gimnastas de la especialidad de Artística Femenina evaluadas destacan la medallista olímpica Patricia Moreno, primera gimnasta española en conseguir una medalla olímpica, y la doble medallista europea Lenika de Simone. Entre las gimnastas de Rítmica destaca el seguimiento de los conjuntos Senior y Junior, y de las gimnastas individuales como es el caso de la olímpica Carolina Rodríguez.

El objetivo a largo plazo sería prolongar el periodo de seguimiento hasta los Juegos Olímpicos de Pekín´08. Se trata en todo caso de dar un apoyo científico de alto nivel al proceso de entrenamiento deportivo de los equipos nacionales femeninos de gimnasia.

Con la consecución de este Proyecto Oficial se consolida la línea de trabajo, iniciada en cursos anteriores por el laboratorio de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, de apoyo y análisis de las disciplinas gimnásticas. Como resultado de este trabajo de investigación ya se han presentado artículos en revistas de investigación en la rama de la actividad física y el deporte de nuestro país, diversos comunicados a congresos nacionales y próximamente se expondrá una comunicación en el Congreso Europeo de Ciencias del Deporte que se va a celebrar en la ciudad de Jväskylä (Finlandia) del 10 al 14 de Julio. La comunicación seleccionada en este congreso internacional se titula Biomechanics for coaches: Key kinematic variables for the execution of high Difficulty Value Yurchenko vaults. Esta comunicación trata de realizar una aplicación práctica y directa en la que se determinen los aspectos cinemáticos clave para conseguir realizar saltos de gran dificultad, de forma que el entrenador de Gimnasia Artística en el entrenamiento del aparato de salto pueda traducirlos en aspectos técnicos identificables y modificables.



LAS MUJERES GANAN ESPACIO EN LA NANOCIENCIA
Universidad Autónoma de Barcelona
TEMA: Nanotecnología
URL: http://www.uab.es/servlet/Satellite?cid=1099409749848&pagename=UAB%2FPage%2FTemplatePlanaNoticiasDetall&c=Page¬iciaid=1184567452742

(Noticia publicada originalmente en la página de la Universidad Autónoma de Barcelona)

La Escuela de Verano del proyecto Women-in-Nano tuvo lugar en Coma-ruga del 2 al 6 del pasado mes de junio bajo el título "Desarrollo de la carrera y tendencias en la investigación". Esta actividad fue organizada por la Profesora Maria Dolors Baró, catedrática del Departamento de Física de la UAB, dentro del proyecto "Fortaleciendo el papel de las mujeres científicas en la nanociencia", una iniciativa de la Comisión Europea encuadrada en el 6º Programa Marco en Investigación, Desarrollo Tecnológico y Demostración.

El principal objetivo de esta actividad fue ofrecer cursos de la máxima calidad en nanociencia que trataran las cuestiones fundamentales en este campoo desde un enfoque básico y describiendo los avances más recientes. Se puso sobre la mesa temas como el desarrollo de la carrera profesional y los aspectos sociales que rodean el papel de las mujeres en la nanociencia. Además, diferentes sesiones de pósters permitieron a las jóvenes científicas participantes presentar sus trabajos.

Asistieron más de cien científicos de 18 países europeos. Con esta escuela de verano se quiere atraer a un número mayor de estudiantes y de jóvenes investigadoras hacia este nuevo terreno de la investigación científica, poniendo un especial énfasis en motivar a las mujeres a seguir una carrera en esta área. La escuela da la oportunidad de trabajar en red y entrar en contacto con universidades, instituciones científicas e industrias europeas.

La programación incluyó la mesa redonda "Visiones de la situación de las mujeres en la ciencia y la tecnología", en la que intervenieron la Dra. María Jesús Izquierdo, profesora de Sociología y directora del Observatorio de la Igualdad de la UAB, el Dr. Ludwig Schultz, Director del Instituto de Materiales Metálicos en el Leibniz-Institut de Investigación de Estado Sólido y Materiales (IFW) de Dresden (Alemania) y la estudiante de doctorado Russel Berrie, del Instituto de Nanotecnología de Israel. El debate reflejó que hay jóvenes científicas conscienciadas sobre la continuidad del problema de la desigualdad de género, mientras que otras muestran una visión más idealista.

Embajadores para mujeres en nanociencia

Por otra parte, el 7 de junio tuvo lugar en Barcelona el South Regional Workshop "Ambassadors for women in Nano-Science". Durante toda la mañana se desarrolló una jornada de debate titulada "Mujeres en la nanociencia: diferentes puntos de vista".

La Dra. Annett Gebert, coordinadora de la Acció de Apoyo Específica "Fortaleciendo el papel de las científicas en la nanociencia", pronunció la conferencia "Poner al día el proyecto Women-in-Nano". El Dr. Jordi Pascual, director del Institut Català de Nanotecnologia, hizo una presentación de su centro. La Dra. Martine Lumbreras, profesora del Instituto de Física y Electrónica de Metz (Francia), habló de "Modelos profesionales y compatibilidad con la vida privada en diferentes países europeos". Por su0 parte, la Dra. Joaquina Alvárez, presidenta de la Asociación de Mujeres Científicas y Tecnólogas (AMIT-CAT), habló de las actividades de la AMIT. La Dra. Rosa Nomen, Vicerectora de Estudiantes y Relaciones Internacionales de la Universidad Ramon LLull, y miembro de la Comisión Mujer y Ciencia del Consell Interuniversitari de Catalunya, pronunció la conferencia "Actividades tendientes a una gran implicación de las mujeres en la ciencia y la tecnología".



BUZÓN DEL LECTOR
Cartas de lectores
TEMA: Creacionismo

Estimados señores. Hace mucho tiempo que sigo su publicación de la cual estoy ampliamente satisfecho por la labor que realizan y en más de una ocasión he estado tentado de participar activamente en su proyecto de fomento del pensamiento crítico. Como lector habitual e interesado en desmontar los mitos en los que mucha gente cree ciegamente, he participado recientemente en un foro donde se debatía sobre creacionismo y en contra de la evolución. Puesto que la evolución es un hecho demostrado no puedo albergar dudas al respecto. Sin embargo, una de las aportaciones de un forista, por demás extensa, hablaba defendiendo la tesis del creacionismo. Me gustaría poder rebatir con argumentos fundamentados y sólidos el texto de este creacionista, pero no dispongo de todos los conocimientos necesarios para rebatir con contundencia a este forero.

Agradezco el tiempo que puedan dedicarme y les pediría que me orientaran con argumentos que pueda utilizar para romper los mitos que figuran en el texto creacionista. Adjunto les remito el texto para que puedan valorarlo. Les agradezco su respuesta:

"Para ser sincero, no soy cristiano ni formo parte de religión alguna. Pero, examinando detenidamente lo que dicen los hombres de ciencia, por ejemplo, de la evolución, podemos darnos cuenta perfectamente de que se manejan con las mismas reglas y dogmas de los jerarcas de las religiones. Solo lo que dicen "ellos" puede ser verdad y no siempre se sustentan esas afirmaciones en pruebas concretas. La complejidad de la vida en este planeta muestra lo ilógico de pensar que se haya formado por simple azar. Ahora bien, ¿Qué científico se atrevería a hablar en contra de la evolución? Casi ninguno, aunque las pruebas estén a su favor. Se expondría a la desacreditación. Es interesante que aquellos sabios que ya tienen prestigio ganado y a quienes pocos se atreverían a contradecir, dicen sin miramientos que la evolución es una falacia.

Te envio parte de un artículo escrito por Raymond G. Bohlin Se graduó de University of Illinois (B.S. en zoología), North Texas State University (M.S. en genética de la población) y University of Texas at Dallas (M.S., Ph.D. en biología molecular). Es uno de los autores de The Natural Limits to Biological Change (Los límites naturales del cambio biológico)

EL ATOLLADERO DE LA EVOLUCION MOLECULAR

Hemos relatado cómo los registros fósiles invalidan la teoría de la evolución. De hecho, no necesitábamos relatar nada de eso porque la teoría de la evolución colapsa mucho antes que se considere algún supuesto acerca de la "evolución de las especies" y acerca de la evidencia de los fósiles. El tema que hace a la teoría sin sentido desde el inicio es la cuestión de cómo apareció la vida en la Tierra la primera vez.

La teoría de la evolución al referirse a esta cuestión, sostiene que la vida comenzó con una célula que se formó por casualidad. De acuerdo al escenario, hace 4 mil millones de años, distintos compuestos químicos inorgánicos sufrieron una reacción en la atmósfera primordial de la Tierra, en la cual los efectos de los rayos y de la presión hicieron que se forme la primera célula viviente.

Lo primero que se debe decir es que la pretensión de que materiales inorgánicos se juntaron para formar la vida es algo no científico, pues no está verificado por ningún experimento u observación hechos hasta ahora. La vida se genera solamente a partir de la vida. Cada nueva célula con vida se forma por la duplicación de otra. Nadie jamás en el mundo ha tenido éxito para constituir una célula reuniendo materiales inorgánicos, ni siquiera en los laboratorios más avanzados.

La teoría de la evolución pretende que la célula de un ser vivo --que no puede ser producida aunque se reúna al efecto toda la potencia del conocimiento, la tecnología y el intelecto humano-- se las arregló, a pesar de todo, para formarse casualmente bajo las condiciones primitivas de la Tierra. En las páginas que siguen examinaremos porqué esta pretensión se opone a los principios más elementales de la ciencia y de la razón.

LA FABULA DE "LA CELULA PRODUCIDA POR CASUALIDAD"

Si alguien cree que una célula pasa a existir por casualidad, entonces no hay nada que le impida creer en la historia que contaremos a continuación. Se trata de la historia de una ciudad.

Un día una masa de barro presionada entre las rocas en una zona estéril, se mojó después de llover. El barro mojado se secó y endureció cuando salió el sol y tomó una forma rígida, resistente. Después, esas rocas, que también sirvieron como molde, se hicieron pedazos y a continuación apareció un ladrillo, robusto, bien formado, bonito. Ese ladrillo esperó años bajo las mismas condiciones naturales hasta que se formase otro ladrillo similar. Así continuó la situación hasta que se formaron cientos de miles de ladrillos en el mismo lugar. De todos modos, de manera casual, no resultó dañado ninguno de los ladrillos. Aunque quedaron expuestos durante miles de años a las tormentas, a las lluvias, a los vientos, al sol abrasador, al frío glacial, los ladrillos no se rompieron, no se fragmentaron ni se dispersaron, sino que permanecieron en el mismo lugar, con la misma determinación, a la espera de que se formen otros ladrillos.

Cuando el número de ladrillos fue adecuado, se colocaron uno sobre el otro y al lado del otro para dar lugar a una edificación, cosa que se logró de manera fortuita por medio de los efectos de las condiciones naturales, como ser, los vientos, los temporales o las tornados. Entre tanto, bajo las "condiciones naturales" se formaron otros materiales, como el cemento o la argamaza, que se colocaron y distribuyeron perfectamente por sí mismos entre los ladrillos para conseguir el agarre o sujeción entre sí. Mientras sucedía todo eso bajo las "condiciones naturales", se moldeaba el mineral de hierro para estructurar los cimientos del edificio del que estamos hablando. Al final del proceso tendremos un edificio completo con todos sus elementos, carpintería e instalaciones íntegras.

Por supuesto, un edificio no consiste solamente de un cimiento, ladrillos y cemento. ¿Cómo se obtienen entonces los materiales faltantes?. La respuesta es simple: todos los tipos de materiales que se necesitan para la construcción de un edificio existen en la tierra sobre la que se levanta el edificio. Silicio para los vidrios, cobre para los cables de la electricidad, hierro para las columnas, las viguetas y los caños, etc., son todos materiales que existen bajo la tierra en cantidades abundantes. Con la sola habilidad de las "condiciones naturales" todo esos elementos tomaron forma y se ubicaron en la parte correspondiente del edificio. Todas las instalaciones, la carpintería y los accesorios, se ubicaron entre los ladrillos o paredes con la ayuda del viento, la lluvia y los terremotos. Todo sucedió tan bien, de modo que al ir juntándose los ladrillos dejaron los espacios necesarios para las ventanas, como si supieran que oportunamente cosas llamadas marco y vidrio se formarían por medio de las condiciones naturales. Tampoco se olvidaron de dejar el espacio correspondiente para las instalaciones de agua y de los sistemas eléctricos y de calefacción, sistemas que también tomaron cuerpo más tarde de manera fortuita. Todo ha marchado tan bien que las "coincidencias" y las "condiciones naturales" produjeron un diseño perfecto.

Si usted es capaz de creer este relato, no tendrá ningún problema en presumir la manera en que pasaron a existir todos los demás elementos de una ciudad, como los sistemas de transporte, las comunicaciones, las infraestructuras, las autopistas, otros edificios y diversos caminos. Si usted posee conocimientos tecnológicos y es versado en la materia, incluso puede escribir un libro sumamente "científico", de varios volúmenes, contando sus teorías acerca del "proceso evolutivo de un sistema de albañal y su isocronismo con las estructuras presentes". También puede ser condecorado con un premio académico por sus brillantes estudios y considerarse un genio que lleva luz a la humanidad.

La teoría de la evolución supone que la vida pasó a existir por casualidad. Es una suposición que en nada es menos absurda que el relato que terminamos de hacer porque, con todos sus sistemas operacionales, de comunicación, transporte y administración, una célula no es menos compleja que una ciudad.

El caso del mecanismo faltante
La creciente crisis de la teoría darwiniana se está volviendo cada vez más aparente. El trabajo de los creacionistas y otros no darwinianos está creciendo y encontrando un oído más receptivo que nunca antes. En esta discusión quiero explayarme sobre lo que considero son las cinco áreas críticas en las que el darwinismo y la teoría evolucionista en general están fallando. Son:

1. La falta de confirmación del mecanismo de evolución del darwinismo.
2. El fracaso total de los estudios del origen de la vida en producir un modelo viable.
3. La incapacidad del mecanismo evolucionista para explicar el origen de las adaptaciones complejas.
4. La bancarrota de la hipótesis del relojero ciego.
5. La evidencia biológica de que la regla en la naturaleza es la estabilidad morfológica a lo largo del tiempo y no el cambio constante.

Gran parte de la razón de la posición privilegiada de la evolución se ha debido a la confusión sobre a qué se refiere exactamente la gente cuando usa la palabra "evolución". Este es un término escurridizo. Si "evolución" simplemente significa "cambio a lo largo del tiempo", no es polémico. Las polillas moteadas, las moscas de la fruta Drosophila hawaianas y aun los pinzones de las Galápagos son claros ejemplos de cambios a lo largo del tiempo. Si usted dice que esta forma de evolución es un hecho, bueno, así sea. Pero muchos científicos extrapolan más allá de este significado. Dado que el "cambio a lo largo del tiempo" es un hecho--según el argumento--, también es un hecho que las polillas, las moscas de la fruta y los pinzones han evolucionado, todos, de un ancestro remoto común. Pero esto no deja de ser un razonamiento circular.

La verdadera pregunta, sin embargo, es de dónde vienen las polillas, las moscas y los pinzones, en primer lugar. Los ejemplos comunes de la selección natural que actúa sobre la variación genética actual no nos dicen cómo hemos llegado a tener caballos, avispas y pájaros carpinteros, así como las enormes variedades de animales vivientes. Los evolucionistas le dirán que aquí es donde entran en escena las mutaciones. Pero las mutaciones no mejoran el escenario tampoco. Al hablar de todo el trabajo de mutación hecho con bacterias a lo largo de varias décadas, el gran zoólogo y evolucionista francés Pierre-Paul Grasse dijo:

"¿De qué sirven sus incesantes mutaciones si no cambian? En resumen, la mutaciones de bacterias y virus son meramente fluctuaciones hereditarias alrededor de una posición central; un movimiento a la derecha, un movimiento a la izquierda, pero ningún efecto evolutivo final".

Cuando hablo de la evolución o del darwinismo, me estoy refiriendo al origen de nuevas formas biológicas, nuevas estructuras adaptables, novedades morfológicas y bioquímicas. Esto es precisamente lo que aún no se ha explicado. Cuando la gente cuestiona las explicaciones populares de las adaptaciones complejas, como la extremidad de los vertebrados, o la reproducción sexual, o la lengua del pájaro carpintero, o el huevo de cáscara dura del reptil, suelen recibir una letanía de razones por las que estas estructuras son benéficas para los organismos. Más precisamente, la ventaja selectiva de estas estructuras se ofrece como la razón por la que evolucionaron. Pero esto vuelve a ser un razonamiento circular. No es suficiente que un evolucionista explique la función de una estructura específica. ¡Lo que se necesita es explicar el origen mecanicista de estas estructuras!

La selección natural no explica cómo los organismos se adaptan a cambios menores en su entorno. La selección natural permite a los organismos hacer lo que Dios les ordenó que hicieran. Es decir, fructificar y multiplicarse. Sin embargo, la selección natural no contesta la pregunta crítica de cómo las adaptaciones complejas surgieron en primer lugar.
El origen de la vida
Hemos sido llevados a creer que no es difícil concebir un mecanismo mediante el cual moléculas orgánicas pueden ser fabricadas en una tierra primitiva y organizarse en una célula viva que se reproduzca. En realidad, la facilidad con la cual esto puede (supuestamente) ocurrir es el fundamento de la creencia popular de que hay numerosos planetas en el universo que contienen vida. Nada podría estar más lejos de la verdad.

Experimentos primitivos dieron a entender que era relativamente sencillo producir algunos de los bloques constructivos de la vida, como los aminoácidos, los componentes de las proteínas. Sin embargo, la euforia del experimento de Miller-Urey de 1953 ha dado lugar a una crisis del paradigma en 1993 en la investigación del origen de la vida. La anhelada pero viable atmósfera de amoníaco, hidrógeno, metano y vapor de agua ha sido reemplazada por una atmósfera más realista pero mezquina de nitrógeno, dióxido de carbono, monóxido de carbono, sulfuro de hidrógeno y cianuro de hidrógeno. Esto es lo que vomitan los volcanes. Esta atmósfera plantea un desafío mucho más difícil. Las moléculas relevantes para la vida serían mucho más escasas. Aun más dañina es la posibilidad de la presencia de oxígeno molecular en la atmósfera, como resultado de la descomposición del vapor de agua. El oxígeno molecular contaminaría cualquier reacción que produjera moléculas biológicamente significativas.

Los coacervados, las microesferas, el "mundo del ARN", y otros escenarios tienen, todos, serias fallas, que son obvias para todos en el campo, salvo para quienes continúan trabajando con ese escenario específico. Algunos han llamado a este aprieto, en privado, una crisis del paradigma. No existe ningún modelo central competidor, sino solo numerosos escenarios impulsados por el ego. Aun los experimentos en los que los investigadores intentan simular la tierra primitiva han sido criticados severamente. Estos experimentos suelen cubrirse del fracaso usando reactivos purificados, fuentes de energía aisladas, niveles de energía exagerados, procedimientos que impulsan de forma poco realista la reacción hacia el producto deseado y protegen a los productos de los efectos destructores de las fuentes de energía que los produjeron en primer lugar.

La verdadera situación fue resumida bastante bien por Klaus Dose:

"Más de 30 años de experimentación sobre el origen de la vida en los campos de la evolución química y molecular han llevado a una mejor percepción de la inmensidad del problema del origen de la vida en la tierra, más que a su solución. Al presente, todas las discusiones sobre las principales teorías y experimentos en el campo finalizan en un punto muerto o en una confesión de ignorancia". [De Interdisciplinary Science Review 13(1988):348-56.]

Pero todas estas dificultades en conjunto, por apabullantes que sean, no son el verdadero problema. La mayor dificultad en los escenarios de la evolución química es cómo justificar el código de información del ADN sin que una inteligencia forme parte de la ecuación. El ADN lleva el código genético: el anteproyecto genético para construir y mantener un organismo biológico. Solemos usar los términos del lenguaje para describir la actividad del ADN: El ADN es "transcrito" al ARN: El ARN es "traducido" a la proteína; los geneticistas hablan del "código genético". Todas estas palabras implican inteligencia, y el código de información del ADN requiere una programación previa inteligente, pero un comienzo puramente naturalista no brinda este aporte. Los experimentos químicos podrán ser capaces de construir pequeñas secuencias de nucleótidos para formar pequeñas moléculas de ADN, pero esto no hace que signifiquen nada. No existe ninguna fuente para el código de información en un origen de la vida estrictamente naturalista.
La incapacidad de justificar las adaptaciones complejas
Tal vez el mayor problema para los biólogos evolucionistas es el problema irresuelto de la novedad morfológica y bioquímica. En otras palabras, algunos aspectos de la teoría evolucionista describen precisamente cómo los organismos existentes están bien adaptados a sus entornos, pero hacen un trabajo muy pobre en explicar exactamente cómo las estructuras adaptables necesarias llegaron a existir en primer lugar.

Las explicaciones darwinianas de las estructuras complejas, como el ojo o la increíble lengua del pájaro carpintero, no llegan a intentar explicar de manera realista cómo esas estructuras surgieron mediante la mutación y la selección natural. El origen del ojo, en particular, le causó a Darwin un problema no menor. Su única sugerencia fue considerar la variedad de ojos en la naturaleza, algunos más complejos y versátiles que otros, e imaginar una secuencia gradual que vaya de los ojos más simples a los más complejos. Sin embargo, el gran evolucionista de Harvard, Ernst Mayr, reconoce que los diferentes ojos en la naturaleza no están en realidad relacionados entre sí por alguna secuencia de lo simple a lo complejo. Más bien, él sugiere que los ojos probablemente tuvieron que evolucionar más de cuarenta veces en la naturaleza. La pesadilla de Darwin nunca ha sido resuelta. Solo se ha vuelto cuarenta veces más aterrador para el evolucionista.

En su libro de 1987, Theories of Life (Teorías de la vida), Wallace Arthur dijo:

"Uno puede sostener que no hay ninguna evidencia directa del origen darwiniano de un diseño del cuerpo, ¡pero la [polilla] negra Biston Betularia ciertamente no es un ejemplo! Así que finalmente debemos admitir que en realidad no sabemos cómo se originan los diseños del cuerpo".

En 1992, Keith Stewart Thomson escribió en American Zoologist:

"Mientras que los orígenes de las principales novedades morfológicas permanecen sin resolverse, uno puede ver también la obstinada persistencia del cuestionamiento macroevolucionista... como un desafío a la ortodoxia: la resistencia al punto de vista de que la teoría sintética nos dice todo lo que necesitamos saber acerca de los procesos evolucionistas".

La capacidad de explicar importantes novedades morfológicas no es la única falla de la teoría evolucionista. Hay quienes sostienen que las estructuras moleculares son todavía más difíciles de explicar. La arquitectura molecular de la célula ha sido descrita recientemente por el biólogo molecular Michael Behe como consistente en sistemas irreduciblemente complejos que deben contar con todos los componentes presentes a fin de ser funcionales. El funcionamiento molecular de las cilias, el transporte de electrones, la síntesis de proteínas, la identificación celular vienen inmediatamente a la mente. Si los sistemas son irreduciblemente complejos, ¿cómo surgen lentamente a lo largo de extensos períodos de tiempo a partir de sistemas que originalmente están haciendo otra cosa?

Mientras publicó cientos de artículos relacionados con la homología y filogenia moleculares de diversas proteínas y ácidos nucleicos a lo largo de los últimos diez años, el Journal of Molecular Evolution no publicó un solo artículo que intentara explicar el origen de un solo sistema biomolecular. Quienes hacen de la evolución molecular el trabajo de su vida están demasiado ocupados estudiando la relación de la molécula del citocromo c en el hombre con la molécula del citocromo c en las bacterias, en vez de tratar la cuestión más fundamental: ¡de dónde vino el citocromo c en primer lugar!

Claramente, entonces, sea que estemos hablando de importantes novedades morfológicas, como el ala de los murciélagos o las aves, las adaptaciones para el nado de los peces y las ballenas, el ojo humano o el funcionamiento molecular submicroscópico de las mitocondrias, los ribosomas o las cilias, la teoría evolucionista no ha logrado explicar cómo estas estructuras podrían surgir mediante procesos naturales exclusivamente.
La bancarrota de la hipótesis del relojero ciego
En su libro de 1986, The Blind Watchmaker (El relojero ciego), Richard Dawkins afirma: "La biología es el estudio de cosas complicadas que tienen la apariencia de haber sido diseñadas con un propósito". Explica:

"La selección natural es el relojero ciego; ciego, porque no ve hacia adelante, no planea las consecuencias, no tiene propósitos en mente. Sin embargo, los resultados vivientes de la selección natural nos impresionan abrumadoramente con la apariencia de diseño, como de un maestro relojero; nos impresionan con la ilusión de diseño y planificación".

El crítico del darwinismo Philip Johnson ha dicho, en tono de broma, ¡que el relojero no solo es ciego sino inconsciente!

Dawkins luego sugiere cómo este proceso podría haber ocasionado el desarrollo de las alas en los mamíferos. Dice:

"¿Cómo se originaron las alas? Muchos animales saltan de rama en rama, y a veces caen al suelo. Especialmente en un animal pequeño, toda la superficie del cuerpo atrapa el aire y ayuda en el salto, o amortigua la caída, y actúa como un burdo alerón. Toda tendencia de aumentar la proporción entre la superficie del área y el peso ayudaría. Por ejemplo, aletas de piel que crecieran en los ángulos de las coyunturas... No importa cuán pequeña o cuán poca parecida a un ala fueran las primeras aletas. Debe haber alguna altura--llamémosla "h"--a la que dicho animal se rompería el cuello si cayera de esa altura. En esta zona crítica, toda mejora en la capacidad de la superficie del cuerpo para atrapar el aire e interrumpir la caída, por más leve que fuera la mejora, significará la diferencia entre la vida y la muerte. La selección natural, entonces, favorecerá los leves prototipos de aletas. Cuando estas aletas se conviertan en la norma, la altura crítica "h" se volverá algo mayor. Ahora, un leve aumento adicional en las aletas hará la diferencia entre la vida y la muerte. Y así sucesivamente, hasta llegar a tener alas propiamente dichas."

Esto puede sonar bastante seductor y convincente inicialmente. Sin embargo, se están usando tres supuestos falsos.

La primera suposición dudosa es que la naturaleza puede brindar toda una cadena de mutaciones favorables de la clase precisamente necesaria para cambiar extremidades delanteras en alas en una línea de desarrollo continuo. ¿Cuál es el milagro mayor, un cambio instantáneo o toda una serie de miles de diminutos cambios en la secuencia apropiada?

La otra suposición es que ocurra "en igualdad de circunstancias". Estas mutaciones no deben tener efectos secundarios dañinos. ¿Cómo se ve afectada la capacidad prensil de la criatura mientras crecen estas aletas? Estos pequeños animales, del tipo de la musaraña, podrían verse atrapados lentamente entre perder su adaptabilidad a los árboles antes de que puedan usar plenamente sus alas "en desarrollo". O podría haber algún efecto aparentemente no relacionado o no previsto que ponga en peligro su capacidad de supervivencia.

Una tercera suposición errónea es la frecuentemente usada analogía con la selección artificial. "Si la selección artificial puede lograr tanto en solo unos pocos años", dice el argumento", solo piense en lo que la selección natural puede hacer en millones de años". Pero la selección artificial funciona porque incorpora la previsión y el propósito consciente, cuyas ausencias son las cualidades definidoras del relojero ciego. Además, la selección artificial en realidad demuestra los límites del cambio, ya que suele llegarse a un punto límite en el proceso de selección muy rápidamente.

La hipótesis del relojero ciego, cuando se la analiza cuidadosamente, cae en la categoría de las historias fantasiosas y entretenidas, pero que no guardan ningún parecido con la realidad.
El predominios de la estasis por sobre la mutabilidad
Más que observar organismos que evolucionan gradualmente hacia otras formas, el registro fósil habla de "apariciones repentinas" y de "estasis". Nuevos tipos aparecen repentinamente y cambian muy poco luego de su aparición. La rareza de ejemplos de cambio gradual en el registro fósil fue revelada como el secreto profesional de la paleontología por Steven J. Gould, de Harvard. Gould también se refiere a la estasis como un "dato" en el sentido paleontológico. Estas son observaciones significativas.

Darwin predijo que habría innumerables formas transicionales entre las especies. Pero la realidad de la paleontología (el estudio de los fósiles) es que nuevas formas aparecen repentinamente sin ningún indicio del cambio "gradual" predicho por la evolución. No solo eso, sino que, una vez que han aparecido estas nuevas formas, permanecen relativamente sin cambios hasta la actualidad, o hasta que se extinguen.

Algunos animales y plantas han permanecido sin cambio durante literalmente millones de años. Estos "fósiles vivientes" pueden ser más embarazosos para los evolucionistas de lo que suelen admitir. Una criatura en particular, el coelacanto, es muy aleccionador. El primer coelacanto vivo se encontró frente a la costa de Madagascar en 1938. Se creía que los coelacantos habían estado extintos durante 100 millones de años. Pero la mayoría de los evolucionistas consideró que este descubrimiento era una gran oportunidad para estudiar el funcionamiento de un ancestro del tetrapodo. Los coelacantos se parecen a los ancestros propuestos para los anfibios. Se esperaba que algunas pistas podrían derivarse del moderno coelacanto, con relación a exactamente cómo un pez se volvió preadaptado a la vida terrestre, porque no solo había un esqueleto completo sino todo un conjunto de órganos internos por añadidura. Los resultados del estudio fueron muy desalentadores. El moderno coelacanto no mostró ninguna evidencia de órganos internos preadaptados para el uso en un entorno terrestre. El coelacanto es un pez; ni más, ni menos. Sus aletas huesudas se usan excepcionalmente como remos bien diseñados para cambiar de dirección en un entorno de mar profundo, y no son las protoextremidades de futuros anfibios.

En ningún lado aparece demostrado mejor el problema de la aparición repentina que en el esquisto de Burgess, en las Rocallosas Canadienses. El esquisto de Burgess ilustra que en el período del Cámbrico (que los evolucionistas estiman corresponde a unos 500 millones de años atrás), casi todos los diseños de cuerpos básicos (phyla) de los animales existentes en la tierra comenzaron a existir en un instante geológico (definido como de solo 20 a 30 millones de años), y nada tan nuevo como esto ha aparecido desde entonces. La "explosión del Cámbrico", como se lo suele llamar, es algo asombroso. Esponjas, medusas, gusanos, artrópodos, moluscos, equinodermos y muchas otras criaturas más extrañas que la ficción aparecen todos en el Cámbrico, sin un indicio de sus antecesores o aun cómo podrían estar relacionadas entre sí. Esta es la expectación opuesta del darwinismo, que habría predicho que cada diseño del cuerpo emergería de phyla preexistentes a lo largo de extensos períodos de tiempo. La explosión del Cámbrico contradice directamente la evolución darwiniana.

Si Darwin estuviera vivo hoy, creo que estaría tremendamente desilusionado. Hay menos evidencia a favor de su teoría hoy que en su propio tiempo. La posibilidad de que el ojo humano evolucionara podría haberlo hecho estremecerse, pero la organización de la célula más simple es infinitamente más compleja. ¡Tal vez lo llevaría más cerca de una crisis nerviosa!"

César Cuenca



ENLACES
Redacción El Escéptico Digital
TEMA: Internet

1.- i n f o . a s t r o ( http://www.infoastro.com)

El Boletín de las estrellas / Información de primera sobre lo que acontece
en el Universo.

Para suscribirse y recibir los boletines semanales, envíe un mensaje a
infoastro-subscribe@yahoogroups.com

--------------------

2. El Horror ( http://www.elhorror.net)

La Biblia, el gran engaño, fraude y mentira de Occidente.

El "Dios del amor y de la misericordia" dejó dicho y ordenado: "Un hombre de
veinte a sesenta años será estimado en cincuenta siclos de plata... si se
trata de una mujer, tu estimación será de treinta siclos...", Lv 27, 3ss.

--------------------

3. Divulc@t ( http://www.divulcat.com/)

El portal de la Ciencia y la Tecnología en el que la divulgación es la norma
que nos acerca al conocimiento y a la democracia.

Para suscribirse a Divulc@t basta con enviar un mensaje en blanco a
divulcat-subscribe@egroups.com

--------------------

4. Asociación Racional y Escéptica de Venezuela
( http://www.geocities.com/escepticosvenezuela/)

La Asociación Racional y Escéptica de Venezuela (AREV) es una organización
independiente y sin fines de lucro, integrada por personas de mente abierta
que se han unido con la finalidad de divulgar el escepticismo y el
pensamiento racional.

--------------------

5. Egiptomanía ( http://www.egiptomania.com/)

Completa web sobre el Antiguo Egipto que nos ofrece una visión objetiva y
crítica, alejada de los titulares de las revistas pseudocientíficas.

--------------------

6. Círculo Escéptico ( http://www.circuloesceptico.org/)

Asociación cultural que tiene como finalidad principal fomentar la práctica del escepticismo, entendiendo por éste al pensamiento crítico y racional, como herramienta indispensable para la comprensión del mundo y la toma de decisiones en la vida diaria.

--------------------

7. Autopista a la Ciencia: La Hora de ACDC ( http://online.rcampus.net/diferido/autopistaalaciencia.ogg)

Programa radiofónico del Aula Cultural de Divulgación Científica de la Universidad de La Laguna en Radio Campus. Una hora semanal para la difusión de la ciencia y la lucha contra las pseudociencias.

--------------------

8. Pensar: Revista iberoamericana para la ciencia y la razón ( http://www.pensar.org)

Una revista que se propone informar, investigar, y fomentar el juicio crítico en todas aquellas áreas que resultan misteriosas y atractivas, con el objeto de conocer cuánto hay de verdad y cuánto de fantasía.

--------------------

9. Ciencia y pseudociencias (http://webpages.ull.es/users/esceptic)

Curso Interdisciplinar de la Universidad de La Laguna dedicado a la difusión de la ciencia y el análisis de las pseudociencias. En activo desde 2001.


 

 
   

 
© 2002 - ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico