Volver

Volver



Descargar en .txt  
Imprimir  
Descargar en .pdf  

Buscar por números

Búsquedas

 

Número: 62 Año: 2000
 


EL ESCÉPTICO DIGITAL

Boletín electrónico de Ciencia, Escepticismo y Crítica a la Pseudociencia
© 2000-2004 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
http://www.arp-sapc.org/

Edición 2000 - Número 62


SUMARIO

EL RELOJ VIVO
Por: Javier Armentia
Tema:
Biología
JUAN COLMENERO DE LEÓN PREMIO EUSKADI DE INVESTIGACIÓN 2000
Por: Luis Alfonso Gámez
Tema:
Entrevistas
PROPONEN INCORPORAR MEDICINA COMPLEMENTARIA A SISTEMA DE SALUD
Por: Agencias
Tema:
Pseudomedicina
DESCUBREN EN BERLÍN UN PAPIRO FIRMADO POR CLEOPATRA
Por: Agencias
Tema:
Historia
MASSAGUÉ E IZPISÚA PRESENTAN UN MACROPROYECTO CIENTÍFICO AL GOBIERNO
Por:
Tema:
Investigación
PSIQUIATRAS DEL HOSPITAL DE SANTIAGO RECIBEN PREMIOS POR SUS INVESTIGACIONES
Por: Agencias
Tema:
Psiquiatría
GENÉTICA ‘ADÁN’ Y ‘EVA’ QUIZÁ NI SE CONOCIERON
Por: Agencias
Tema:
Genética
LA CUN REALIZARÁ EN BREVE ENSAYOS CLÍNICOS DE TERAPIA GÉNICA CON ENFERMOS AVANZADOS DE CÁNCER
Por: Agencias
Tema:
Genética
EL ‘DISCOVERY’ REGRESA A TIERRA Y PASA EL TESTIGO DE LA MISIÓN A MANOS RUSAS
Por: Agencias
Tema:
Astronaútica -Exploración Espacial
PIDEN QUE SE REFUERCE EL SNS Y LAS PENSIONES PARA QUE EL DESARROLLO DE LA GENÉTICA NO CONLLEVE DISCR
Por: Agencias
Tema:
Genética
UNA EXPERIENCIA RELIGIOSA
Por: Agencias
Tema:
Religión


EL RELOJ VIVO
Javier Armentia
TEMA: Biología

La vida en la Tierra está sometida al ritmo diario que marca la sucesión de los días y las noches. Los animales -diurnos como nosotros o de hábitos nocturnos-, las plantas o las algas, responden adecuando sus ciclos vitales a la rotación de la Tierra. Y esto ha sido así gracias a la existencia de relojes biológicos.

La gran diversidad de seres vivos que presentan estos ritmos llamados circadianos (es decir, que aproximadamente duran un día) parece indicar que se trata de un fenómeno antiguo: los biólogos evolucionistas opinan que desde hace unos 700 millones de años todos los organismos pluricelulares disponen de relojes que les permiten adaptarse a la sucesión del día y la noche. Algo fundamental para controlar la alimentación, la defensa o la caza, el aprovechamiento de la luz solar o regular la temperatura corporal. La pregunta es obvia: ¿hay un mecanismo común?

En los últimos 40 años numerosas investigaciones han intentado responderla, estudiando diversos tipos de organismos vivos para comprender qué reloj biológico estaban utilizando. En los mamíferos, y en general en todos los animales que disponen de un sistema nervioso, se comprobó que existía al menos una estructura en el hipotálamo, en la base del cerebro, responsable de ese control horario: el núcleo supraquiasmático. En el año 72, trabajando sobre ratas, los psicólogos Stephan y Zucker mostraron que las lesiones en ese núcleo producían problemas con los ritmos circadianos de la bebida y la locomoción.

En un principio se pensó que los animales sincronizaban su reloj mediante la visión: mayor luz de día y menor, obviamente de noche, como cabía esperar. Pero posteriormente se comprobó que, aislando individuos de las referencias diarias externas, el reloj biológico era capaz de mantenerse de manera bastante aproximada al menos durante un mes. Más aún, inhibiendo el funcionamiento del núcleo supraquiasmático, todavía quedaba en animales una acomodación circadiana.

Por otro lado, esa capacidad existía también en seres vivos sin sistema nervioso central, como las plantas, las algas verdeazuladas o algunos hongos. E incluso en cultivos de células separadas del resto del organismo. Se empezó así a sospechar que existía un tipo de reloj básico instalado quizá en cada una de las células de un ser vivo. La hipótesis de que cada célula viene con su reloj diario incorporado puede parecer sorprendente, pero ha sido confirmada recientemente por investigadores del Departamento de Biología Molecular de la Universidad de Ginebra (Suiza).

La coordinación de esos relojes, de todos los relojes que existen en las células de un organismo (en los billones de células de que se compone un ser humano, por ejemplo) se realiza principalmente por la referencia externa de la luz. Mediada por hormonas, sustancias que son liberadas siguiendo un patrón rítmico, aproximadamente diario. Esto permite, en cierto modo, ponerlos en hora, y hacer no solamente que funcionen simultáneamente, sino que día a día no se vayan desfasando del mundo real. En cierto modo, es lo mismo que hacemos con nuestros relojes en casa: nos interesa por un lado que todos marquen la misma hora, y cotejamos esa hora con señales externas (los pitidos de la radio) para podernos coordinar con el resto del mundo.

En el mundo biológico, el proceso es más complejo, porque implica que la producción de proteínas en cada célula se ve alterada rítmicamente. El proceso está regulado por el ácido ribonucléico mensajero (RNA-m), es decir, por los propios genes del individuo, que se expresan o no dependiendo de las circunstancias. Un proceso que supone que varios tipos de proteínas trabajan conjuntamente en cada célula para permitir o impedir que un gen bloquee su actividad.

El mecanismo permite entender por qué nos cuesta, por ejemplo, adaptarnos a un cambio horario, como cuando se instala el horario de verano, o cuando viajamos hacia el Este o el Oeste cambiando de huso horario: en esas circunstancias, los relojes celulares siguen trabajando con cierta inercia, haciendo que durante unos días nuestro organismo esté “fuera de hora”. Dentro de poco, al volver a perder la hora de adelanto que llevamos con respecto al horario de invierno, muchas personas comprobarán ese desajuste. La administración de ciertas sustancias puede ayudar a que estos relojes vuelvan a funcionar de acuerdo al reloj exterior, que no ha cambiado. En cualquier caso, se ha comprobado que, al menos en humanos, esta adecuación se da peor en niños y ancianos: son ellos los que más sufren con esta costumbre instaurada en Europa a golpe de decreto (recordemos que de forma ininterrumpida la tenemos en nuestro país desde los tiempos de la crisis del petróleo de los 70).

Los investigadores siguen intentando comprender la manera en que los relojes de la vida funcionan, y de qué forma podemos influir en ellos, lo que podría facilitar mucho la vida de personas que han de cambiar frecuentemente su horario, por trabajar a turnos, o que tienen desórdenes del sueño, ansiedad o depresión, enfermedades relacionadas con estos ritmos circadianos.

Circadianos, Ultradianos y Circanuales...

No solamente tenemos ritmos que siguen la rotación terrestre. Se ha comprobado que nuestros relojes internos tienen otros periodos diferentes, llamados ultradianos, y que van desde minutos a algunas horas (a pesar de que intuitivamente ultra parece referirse a periodos mayores, lo cierto es que los científicos consideran aquí la mayor frecuencia, es decir, el menor periodo para darles nombre). Son ritmos que tienen que ver con ciclos de atención o actividad, y que son más cortos cuanto menor es el tamaño del cerebro, aunque bastante similares dentro de cada especie. Estos ciclos tienen que ver con la regulación de las funciones corporales que necesitan una periodificación menor que un día: aprendizaje, alimentación, o reposo.

También existen ritmos circanuales, mediados en gran medida por los cambios estacionales de iluminación y temperatura. Regulan periodos de fertilidad, migración o, en los humanos, ciclos depresivos que se han comprobado relacionados con la cantidad de luz que se recibe. Como si nuestros relojes, también, funcionaran con energía solar.

Lo que desde luego no funciona, por muy popular que sea, es eso que se ha dado en llamar “biorritmos”, esos pretendidos tres ciclos, físico, intelectual y emocional que tienes sus periodos, sus valles, y pretendidas interacciones que crean días aciagos o días afortunados: estos biorritmos son un simple invento con tan poco fundamento como los horóscopos, o la lectura de las líneas de la mano.
Y no podríamos acabar sin mencionar el ciclo menstrual de las mujeres que, en promedio viene a durar un mes (y de ahí su nombre popular): a menudo se acusa a la Luna de provocarlo, invocando exóticas fuerzas de marea que funcionarían sólo en las hembras de la especie humana, y sólo durante unos años. Ni que decir tiene que las mareas lunares nada tienen que ver con el ciclo de fertilidad femenino; un ciclo, además, variable, a veces inexistente, y con duraciones que van desde los poco más de veinte días a más de treinta y cinco (la Luna es bastante más exacta en su ciclo). Y que nada tienen que ver con la fase lunar... ¿Imaginan lo que podría ser que cada vez que fuera, por ejemplo, Luna Llena, las más de 3.000 millones de mujeres de este mundo tuvieran hemorragias?



JUAN COLMENERO DE LEÓN PREMIO EUSKADI DE INVESTIGACIÓN 2000
Luis Alfonso Gámez
TEMA: Entrevistas

El director del Donostia International Physics Center recibe hoy en San Sebastián el premio Euskadi de Investigación «Hay pocas plazas dedicadas a la investigación no sólo en las instituciones públicas, sino también en la empresa», afirma

Juan Colmenero de León es un enamorado de la ciencia. Veinticinco años después de haber iniciado la carrera de obstáculos de la investigación -«cuando empecé en esto, las dificultades no hacían precisamente afición»-, no duda de que volvería a emprender el mismo camino. «La ciencia me apasiona desde que tengo uso de razón», confiesa. Hoy, en San Sebastián, recibirá un premio que «significa una alegría personal, pero, además, algo más importante: un reconocimiento público a unas tareas de investigación que no son muy valoradas por la sociedad».

Pregunta- Cuando se anunció el fallo del jurado, dijo que «la carrera científica es difícil, dura y mal pagada para la gente que empieza». ¿Esa realidad desanima a muchos jóvenes?
Respuesta- Bueno, ése es el problema. La ciencia ha sido hasta hace poco muy vocacional. Llegabas a ella con una idea romántica. Ahora, la gente joven es más pragmática y lo que quiere es tener una vida digna. Realmente, la carrera científica, más que un camino, es un calvario para los jóvenes.

Un largo camino

P- ¿Tan duro es abrirse paso?
R- Tras acabar la carrera, para dedicarte a la investigación, es necesario el doctorado, que son otros tres años con una beca de unas 120.000 pesetas al mes.
P- ¿Vayas donde vayas?
R- Sí. Y eso condiciona la movilidad de las personas. Con 120.000 pesetas mensuales, ¿qué estudiante va a venir a San Sebastián, que es una ciudad carísima? Después del doctorado, hay que pasar en el extranjero un año, como poco. En este caso, las becas son un poco mejores, pero tampoco mucho. Hay becarios en Estados Unidos que, con la subida del dólar en los últimos años, lo están pasando muy mal.
P- ¿La dotación de nuestras becas es peor que las de los países de nuestro entorno?
R- Mi impresión es que, por ejemplo, la situación económica de los becarios en Alemania es mejor.
P- Esto, obviamente, está relacionado con nuestra baja inversión en ciencia, que es del 0,9% del PIB, frente al 2% de la media europea.
R- Es obvio que, en España, la inversión pública en investigación es mucho más pequeña que en el resto de los países europeos. Pero no sé si eso está directamente ligado con este caso particular de la cuantía de las becas, porque también se podían dar menos con una mayor dignidad económica.
P- Pero el de las becas es un problema más de nuestra ciencia.
R- Para mí, el problema para la gente joven es que, después de toda una trayectoria de formación de más de diez, al final, si quieres dedicarte a la investigación, las salidas son muy pocas.
P- Y así se siguen fugando jóvenes.
R- A mí no me gusta hablar de fuga de cerebros, porque la ciencia, por definición, es internacional. Es normal que haya gente de diversos países en un laboratorio. El problema es que en España se han ido incrementando durante años las posibilidades de obtener becas para salir al extranjero y, sin embargo, las posibilidades de retorno no han variado. El Gobierno vasco y la UPV han creado un convenio para recuperar jóvenes investigadores. Son cuatro plazas al año. Las últimas veces se han presentado doscientos candidatos, entre los que igual había cincuenta muy buenos.

Investigar en España

P- Que quieren volver y no pueden.
R- Es que hay pocas plazas dedicadas a la investigación no sólo en las instituciones públicas, sino también en la empresa. Esto último es lo que nos diferencia de otros países. No todo el que hace una tesis tiene que trabajar luego en la Administración. En otros países, la mayoría de los doctorados acaba en la empresa privada. Eso aquí no existe.
P- Pinta un panorama muy negro: carrera dura y, encima, sin salida para la mayoría.
R- Hombre, hay aspectos negativos; pero también los hay positivos.
P- ¿Cuáles?
R- Cuando queríamos empezar los de mi generación en la investigación, prácticamente no había forma establecida de hacerlo. Era una especie de aventura. Sin embargo, hoy en día, el nivel que ha alcanzado la investigación en España -muchas veces a pesar de las trabas administrativas- es comparable al de la investigación que se hace en el resto de Europa y en EE UU. Por supuesto, hay grupos que lo hacen bien y otros que no.
P- Como en todos los sitios.
R- Sí. Y aquí la gente que lo hace bien tiene un nivel equiparable al de sus colegas de otros países y, además, está metida en el sistema de ciencia internacional. Ese hecho de que haya grupos que funcionen bien favorece mucho el inicio en la investigación, porque ahora un joven que empieza puede llamar a la puerta de un buen equipo que le pone en el camino.
P- Lo que quiere decir que, si invirtiéramos en investigación lo mismo que nuestros socios de la UE, estaríamos mucho mejor.
R- En principio, sí. Pero en la ciencia no hay milagros. No se puede duplicar el número investigadores de la noche a la mañana. Lo que hay que hacer es invertir con cabeza, de forma paulatina, apostando por los grupos que funcionan y creando ese poso que precisa la ciencia para que vayan saliendo cosas. La ciencia necesita una tradición. Aquí, en el País Vasco, hay una vertiente de la investigación y el desarrollo que está bien cubierta, que son los centros tecnológicos; pero, sin embargo, no existe la contrapartida en forma de centros de investigación más básica.

El DIPC

P- Uno de estos últimos sería el Donostia International Physics Center.
R- Es el embrión de uno de ellos. Por otra parte, es de justicia reconocer que, en el País Vasco, los investigadores hemos notado en los últimos años una sensibilidad especial hacia la ciencia y la tecnología por parte de las instituciones. Eso se ha plasmado en programas que en otras comunidades no existen, y que envidian.
P- La investigación básica se ve como el conocimiento per se, el que no sirve para nada práctico, en contraposición con la aplicada.
R- Sí. Pero es un concepto totalmente erróneo. Toda la tecnología actual ha sido en algún momento ciencia básica. Sería impensable nuestro sistema de telecomunicaciones -los móviles, etcétera- sin el desarrollo de la mecánica cuántica y el electromagnetismo hace menos de cien años, que eran entonces ciencia básica. Toda investigación aplicada ha sido antes básica.
P- ¿Qué presupuesto tiene el DIPC?
R- Por ahora, muy pequeño. Nuestra filosofía es empezar poco a poco. El presupuesto anual es de 90 millones de pesetas.
P- ¿Y a pleno rendimiento?
R- Pensamos que, en los próximos cinco años, deberíamos llegar a un presupuesto estable de unos 200 millones anuales. En esas cifras, no contamos sueldos de personal permanente, salvo los del guarda y de las personas que llevan la administración. El resto son gente que viene del extranjero y a la que se le paga un sueldo temporalmente. Además, Pedro Miguel Etxenike y yo hacemos tareas aquí, pero somos profesores de la UPV.
P- Entonces, ¿trabajan en el DIPC por amor al arte?
R- En parte, sí.
P-¿Qué investigan?
R- Básicamente, trabajamos en Física de Materiales y una de las líneas de investigaciones la Física Teórica del Estado Sólido. No se trata de teoría de ésa en la que se te enciende la bombilla en la cabeza, como en los tebeos. Está relacionada con aspectos industriales de mucho interés, como la física de superficies, la catálisis, el desarrollo de instrumentación... Otra de las grandes líneas -la que llevo yo- tiene que ver con los polímeros.
P- Que son los plásticos, ¿no?
R- Exactamente. Eso, hoy en día, está en la frontera entre lo que se llama ciencia básica y aplicada. Si alguien piensa que esto es pura teoría, es que no está dándose cuenta realmente de lo que se cuece.

Ciencia y sociedad

P- Sin embargo, da la impresión de que el centro vive volcado en la pura teoría.
R- Creo que es la imagen que se da, pero tenemos que luchar para cambiarla.
P- Tendrán que salir a la calle a explicar eso y también que el bienestar actual se lo debemos a la ciencia.
R- Sí. En el DIPC, también queremos acercar la actividad científica a la sociedad. En el siglo XXI, no podrá considerarse culto alguien que no tenga unas nociones básicas de la ciencia y la tecnología, que son muy atractivas cuando se transmiten bien. Ahora, se considera culto a alguien que sabe de historia, literatura, arte... A mí, esas materias me encantan; pero una persona culta no puede ignorar por dónde va la ciencia.



PROPONEN INCORPORAR MEDICINA COMPLEMENTARIA A SISTEMA DE SALUD
Agencias
TEMA: Pseudomedicina

Mediante proyecto de ley presentado al Congreso

Un proyecto de ley presentado al Congreso propone incorporar la medicina no convencional al sistema nacional de salud. Plantea que los establecimientos públicos de salud otorguen a sus pacientes la alternativa del uso de esta medicina en la prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación.

La propuesta del congresista Erland Rodas, miembro de la Comisión de Salud del Parlamento, establece que la medicina no convencional comprende los métodos de la acupuntura, la medicina natural, la medicina manual, las terapias vibracionales y las terapias grupales.

Según el proyecto la acreditación de especialistas en medicina no convencional sólo será otorgada por las universidades del país. Estas podrán incluir progresivamente los cursos sobre dicha materia en los planes de estudio en pre y post grado de sus facultades de ciencias de la salud.

Se propone que las universidades e instituciones que cuenten con la infraestructura y recurso humano científico calificado podrán supervisar y ejecutar investigaciones en el campo de la medicina no convencional.

También se busca que esta medicina sea ejercida por médicos titulados en universidades, con formación específica, mientras que los demás profesionales de la salud podrán utilizar procedimientos de medicina no convencional en el ámbito exclusivo de su profesión.

Todo profesional de la salud que realice esta práctica deberá explicar previamente al usuario la técnica a emplear de manera detallada, clara y sencilla, incluyendo información sobre los riesgos probables y el tiempo de duración de la terapia.

También se pretende establecer la Comisión Nacional de Medicina no Convencional, como órgano consultivo del Ministerio de Salud, para emitir opinión técnico-científica en el área de este tipo de medicina.

Experiencia

Al sustentar su propuesta, Erland Rodas sostiene que esta iniciativa es posible gracias al excelente trabajo que ha realizado el Programa Nacional de Medicina Complementaria del Seguro Social de Salud, en la aplicación de terapias alternativas en el tratamiento de diversas patologías.

EsSalud cuenta actualmente con 10 unidades de atención en el ámbito nacional con 18 mil usuarios atendidos, cuyo perfil epidemiológico está constituido mayoritariamente por pacientes con patologías crónicas.

Entre estas patologías están las enfermedades osteomioarticulares (23.1%), endocrinometabólicas (22.5%), ansioso-depresivas (13.6%), cardiovasculares (4.2%), distonías neurovegetativas (4.1%) y gastrointestinales (0.4%), entre otras.

Los resultados en el tratamiento de las mismas han sido satisfactorios (bueno y muy bueno 70%) y con un grado de satisfacción del usuario del 97%, con un ahorro en medicamentos de un 60% en promedio.

Asimismo se da cuenta que en el ámbito mundial más del 80% de la población en algún momento de su vida ha hecho uso de algún tratamiento de medicina tradicional.

En el Perú, en 1995, más del 50% de la población que manifestó haber tenido algún síntoma de enfermedad o accidente no realizó una consulta al sistema convencional de salud. Cuando se investiga cómo solucionan sus problemas de salud se encuentran que lo hace utilizando mayoritariamente plantas medicinales.



DESCUBREN EN BERLÍN UN PAPIRO FIRMADO POR CLEOPATRA
Agencias
TEMA: Historia

El único testimonio con la escritura de la reina egipcia Cleopatra (69 a 30 A.C.) ha sido descubierto en un depósito del Museo Egipcio de Berlín. Se trata de un papiro en que Cleopatra estampa su firma
debajo de una orden con las siguientes palabras "que así se haga", y data del año 33 antes de la era cristiana.

El importante documento fue descubierto por el científico holandés Peter van Minnen cuando estaba reuniendo una serie de valiosos papiros para el especialista belga Jean Bingen, dice la información.

En la orden, Cleopatra dispone que se soborne al comandante del ejército romano Canidius, quien tenía la misión de convencer a Antonio, marido de Cleopatra, de que la deje combatir a su lado en la
batalla de Actium a cambio de la exportación de 10.000 bolsas de trigo y la importación, sin el pago de los correspondientes impuestos, de 5.000 ánforas.

Antonio se deja convencer y permite a Cleopatra combatir a su lado en la batalla que finalmente pierden. De regreso a Alejandría, humillada por la derrota, la reina se suicida haciéndose morder por una serpiente venenosa, según testimonio históricos.



MASSAGUÉ E IZPISÚA PRESENTAN UN MACROPROYECTO CIENTÍFICO AL GOBIERNO

TEMA: Investigación

El centro combinaría la 'nueva biología' y las tecnologías de la información

Los científicos españoles Juan Carlos Izpisúa Belmonte y Joan Massagué, que han alcanzado en Estados Unidos altas cotas de prestigio, han trasladado al Ministerio de Ciencia y Tecnología una propuesta de macroproyecto científico que implicaría su vuelta a España. La iniciativa, acogida "positivamente", según fuentes próximas a los investigadores, incluiría la construcción de un nuevo centro dedicado al área de la nueva biología, con un presupuesto que alcanzaría los 25.000 millones de pesetas para los primeros cuatro años.

"No se trata de añadir un centro más", declaró ayer a este diario Izpisúa en el Museo de la Ciencia de la Fundación La Caixa, en Barcelona. "El objetivo es crear un nuevo instituto con capacidad para competir a nivel internacional" en áreas de alto valor estratégico, como el desarrollo de técnicas de clonación, el trasplante de células madre, la bioinformática o la cristalografía; todas ellas, disciplinas ligadas al desarrollo de las ciencias genómicas y proteómicas. Para lograr este nivel de competitividad, añadió, "es necesario invertir en estructuras y personal", de modo que el nuevo centro "pueda jugar en la primera división" de la ciencia internacional.

Por primera vez, indicó Izpisúa, no se plantea un centro único dedicado a una especialidad concreta, como ha venido ocurriendo en los últimos años, sino un instrumento que "trasciende los nombres", cuya misión es actuar como locomotora en áreas de desarrollo independientes, pero con claras conexiones entre sí.

La oportunidad de la iniciativa, resumió, viene dada por la eclosión de las llamadas tecnologías de la información y de la nueva biología derivada de los avances en genética, biología del desarrollo y biotecnología. "En diez años", consideró, "ambas serán el eje de la economía mundial". Este desarrollo es el que está impulsando la generación de una red europea de centros de excelencia, de la que, según Izpisúa, España queda todavía lejos del nivel mínimo exigido.

Segundo más citado

La propuesta de Izpisúa y Massagué, que ayer fue presentada durante una comida en Madrid a los responsables del Ministerio de Ciencia y Tecnología y el CSIC -equipo que Izpisúa califica de "excelente", lo mismo que a Andreu Mas Colell, responsable de política científica en la Generalitat catalana-, viene avalada por la trayectoria de ambos científicos. Massagué, director del Instituto de Biología Celular del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York, uno de los principales centros de referencia en investigaciones oncológicas, consta como el segundo investigador más citado del mundo por su producción científica en el periodo 1994-1998. Por su parte, Izpisúa es investigador del Instituto Salk de San Diego, en California, donde recientemente ha recibido la propuesta de dirigir un nuevo centro dedicado a biología del desarrollo.

La iniciativa prevé una inversión superior a los 5.000 millones de pesetas por año durante sus primeros cuatro años, que se destinarían fundamentalmente a infraestructura científica de primer nivel y a la formación de científicos "de élite" en biología del desarrollo, biotecnología, bioinformática y cristalografía. Se aprovecharían los planes de construcción de nuevos equipamientos científicos previstos en Barcelona, el parque científico que impulsa la Universidad de Barcelona y el de investigaciones biomédicas que promueve la Universidad Pompeu Fabra. El elevado coste de la inversión, indicó Izpisúa, equivale a la construcción de "25 kilómetros de autopista". "Por una vez", apuntó, "alguien debe plantearse si nos podemos ahorrar ese tramo de autopista en beneficio de la ciencia".



PSIQUIATRAS DEL HOSPITAL DE SANTIAGO RECIBEN PREMIOS POR SUS INVESTIGACIONES
Agencias
TEMA: Psiquiatría

Uno de los estudios se refiere a los trastornos bipolares, que afectan al 1% de la población

Los psiquiatras españoles han premiado el programa de investigación puesto en marcha por el hospital Santiago de Vitoria para tratar a los enfermos con trastorno bipolar -antes denominados maníaco-depresivos-. El reconocimiento se ha producido durante el V Congreso Nacional de Psiquiatría, celebrado la pasada semana en Zaragoza con la participación de 2.000 profesionales y en el que dos médicos residentes del mismo centro han recibido el premio a la presentación de un caso clínico relacionado con la esquizofrenia.

El Servicio de Psiquiatría del hospital alavés ha cosechado en los últimos años varios premios concedidos por la comunidad científica española, que valora de forma especial los programas destinados a personas afectadas con trastorno bipolar y esquizofrenia, que suponen las dos grandes áreas de asistencia psiquiátrica ya que cada una de estas patologías afecta al 1% de la población.
El último congreso nacional concedió el premio a la docencia al trabajo presentado por dos jóvenes médicos residentes del hospital de Santiago frente a otros ochenta casos clínicos firmados por otros MIR. Harkaitz Imaz y Ana Villamor plantearon el caso de un paciente afectado por esquizotípico, un trastorno relacionado con la esquizofrenia que tenía gran dificultad para ser catalogado como una enfermedad psiquiátrica.

Por su parte, la doctora Blanca Fernández de Corres fue acreedora del premio a la investigación, al que optaban alrededor de 900 tesis doctorales, por un trabajo sobre factores pronósticos en el trastorno bipolar.

Los programas específicos de atención psiquiátrica que ofrece el centro alavés a estos enfermos, caracterizados por alternar periodos de euforia excesiva con otros de depresión, han determinado que el hospital de Santiago se haya convertido en la práctica en centro de referencia para varias comunidades autónomas del norte de España, sobre todo para tratar a los enfermos más complejos.



GENÉTICA ‘ADÁN’ Y ‘EVA’ QUIZÁ NI SE CONOCIERON
Agencias
TEMA: Genética

Según expertos de la universidad de Stanford (EE UU) el antepasado paterno más próximo al hombre -el cromosoma ‘Y’- podría ser unos 84.000 años más joven que la mitocondria (una minúscula parte de la célula) materna. Es decir, que los dos elementos se desarrollaron por su cuenta y a distinto ritmo.



LA CUN REALIZARÁ EN BREVE ENSAYOS CLÍNICOS DE TERAPIA GÉNICA CON ENFERMOS AVANZADOS DE CÁNCER
Agencias
TEMA: Genética

Cuenta ya con un permiso del Ministerio de Sanidad, y está a la espera de otro

La Clínica Universitaria de Navarra realizará en un plazo de pocos meses ensayos clínicos de terapia génica en pacientes con tumores avanzados de hígado, páncreas y colon. En concreto, tienen previsto probar dos tipos de vectores (virus manipulados en laboratorio), para uno de los cuales ya cuenta con el permiso del Ministerio de Sanidad. Para desarrollar el otro ensayo la Clínica ya ha presentado una solicitud ante el Ministerio y está a la espera del permiso.

Los ensayos, que se realizarán de forma controlada, se llevarán a cabo en pacientes con tumores avanzados y que no responden a los tratamientos clínicos actuales. Así lo explicó el doctor Jesús Prieto, director de la Unidad de Terapia Génica del departamento de Medicina Interna de la Clínica Universitaria, con motivo del II encuentro de 'Avances en Medicina Molecular', que hoy concluye en la Universidad de Navarra. Prieto precisó que los ensayos se realizarán, en principio, con dos tipos de vectores, "que son virus manipulados en los que insertamos genes terapéuticos y que hacen la función de vehículos de material genético".

Por un lado, indicó, se probarán en humanos los genes "suicida", que son tóxicos solo para las células cancerosas; y por otro, si lo permite el Ministerio, los genes que estimulan la respuesta inmune. El especialista manifestó que la terapia génica ya no es una "fantasía" en lo que se refiera a sus aplicaciones clínicas, y sí una realidad.
Explicó que es una técnica aplicable a muchos campos y recordó que en la actualidad unos 4.000 pacientes en todo el mundo están siendo tratados con terapia génica en fase de ensayo. "Es una técnica que va precedida de un trabajo minucioso en animales", dijo, y señaló que se ha realizado siempre bajo normas de control "muy estrictas".

Hipertensión y genoma

Por otro lado, el doctor Javier Díez, director de la Unidad de Fisiopatología Vascular del Centro de Investigación Faramacológica Aplicada (CIFA) de la Universidad de Navarra, explicó la importancia que el programa genoma puede tener en el tratamiento de pacientes hipertensos. Él, en concreto, estudia cómo la hipertensión daña a los vasos sanguíneos y al corazón.

"Estudiamos cómo sufre el corazón de pacientes hipertensos. El músculo cardíaco se va fibrando y, por tanto, no puede funcionar bien, no cumple bien la misión de bombear sangre. Se origina la insuficiencia cardíaca", dijo, y recordó que en España hay 7,5 millones de hipertensos, "lo que le convierte en un problema de salud pública".

"Hasta ahora, estos pacientes han estado sometidos a una terapia generalizada, pero será posible, conociendo el mapa genómico de cada individuo, suministrarles el fármaco que sea más idóneo para tratar su hipertensión", señaló y opinó que será un "instrumento poderoso". Apuntó también que en un futuro "todos llevaremos nuestros datos genéticos en una tarjeta codificada, que permitirá a cualquier médico, en cualquier centro, acceder más rápidamente, con mayor precisión y con menor coste, a un análisis más certero del proceso que aqueja a un paciente determinado y aplicarle así un tratamiento individualizado".



EL ‘DISCOVERY’ REGRESA A TIERRA Y PASA EL TESTIGO DE LA MISIÓN A MANOS RUSAS
Agencias
TEMA: Astronaútica -Exploración Espacial

Acabada la misión del transbordador ‘Discovery’, que ayer pudo al fin regresar a tierra tras la demora causada por el mal tiempo, el testigo en la construcción de la Estación Espacial Internacional pasará a manos de Rusia.

Los siete astronautas del ‘Discovery’, que han expresado su satisfacción por volver a casa, han dejado el complejo espacial listo para recibir el 2 de noviembre a la primera tripulación que lo ocupará de modo estable, la llamada ‘Expedición Uno’. El astronauta estadounidense William Shepherd, al mando de esa expedición, y los cosmonautas rusos Yuri Gidzenko y Sergei Krikaliev, viajarán hasta la estación el 31 de octubre en una nave rusa Soyuz-Progress, que despegará del complejo espacial de Kazajstán.

Su llegada, según dijo ayer el administrador de la NASA, Daniel Goldin, «marcará el momento en que la especie humana tendrá una presencia permanente en el espacio» para dedicarse a la investigación y la exploración del cosmos.

López Alegría

Los astronautas del ‘Discovery’, entre quienes se encontraba Michael López Alegría, de origen español, han transportado hasta el complejo dos nuevas estructuras para proseguir la construcción de la estación. Una de ellas es un nuevo puerto de atraque para naves del tipo del transbordador estadounidense, y la otra es una base para el asentamiento de los paneles solares que alimentarán al complejo.

Para enero está prevista la llegada del primer laboratorio de la estación propiamente dicho, el módulo estadounidense ‘Destiny’.



PIDEN QUE SE REFUERCE EL SNS Y LAS PENSIONES PARA QUE EL DESARROLLO DE LA GENÉTICA NO CONLLEVE DISCR
Agencias
TEMA: Genética

El director de Programas de Investigación y Ciencia de la Fundación Ciencias de la Salud, profesor José Mato, abogó hoy por reforzar el Sistema Nacional de Salud (SNS) y de pensiones de jubilación para evitar que el desarrollo de la genética suponga la discriminación de individuos, una vez que puedan ser conocidas sus posibilidades de padecer graves enfermedades.

En el seno del simposio 'La medicina del futuro: Genética y terapéutica', que organizó esta mañana en Madrid la mencionada Fundación junto a la Fundación Areces, Mato incidió en que el hecho de conocer la predisposición de alguien a padecer patologías severas "puede ser una amenaza" en aquellos países donde la sanidad y los seguros estén en manos privadas.

"Los conocimientos que va a ofrecer la genética podrán usarse bien o mal --subrayó el experto--. Se utilizarán bien si están destinados a corregir hábitos de vida y evitar enfermedades, y mal si sirven para discriminar a alguien. Todo dependerá de lo que se haga con estos datos, pero la sociedad también podrá opinar sobre lo que decidan los gobernantes a este respecto en las urnas".

Asimismo, los expertos participantes en la reunión destacaron que los tests de base genética, destinados al diagnóstico de enfermedades comunes, tienen la complicación añadida de que la demostración de la presencia de un determinado alelo de un gen de susceptibilidad no supone el padecimiento seguro de esa enfermedad, sino sólo un mayor riesgo de que ésta se desarrolle.

"La incertidumbre sobre si la enfermedad se va a manifestar y sobre su gravedad determina la complejidad de temas como la posible discriminación de los pacientes y el consejo genético", matizaron.
Al tiempo, indicaron que estos dilemas irán desapareciendo a medida que se desarrollen tratamientos eficaces y medidas de prevención de estas enfermedades basadas en el entendimiento de sus bases hereditarias y los mecanismos moleculares que las determinan.



UNA EXPERIENCIA RELIGIOSA
Agencias
TEMA: Religión

El sábado pasado fui a una librería cristiana y vi una pegatina que decía: "Suena tu claxon si amas a Jesús".

Me sentía un poco deprimida porque acababa de asistir a una presentación de nuestro coro que había salido fatal. Asistí, además, a una reunión de oración. A pesar de todo, compré la pegatina y la pegué en el parachoques trasero de mi coche. ¡Oh!, me puse tan contenta de haberlo hecho, porque después de eso tuve una experiencia inolvidable.

Al parar en una luz roja de una intersección muy transitada, empecé a pensar en el Señor y en lo bueno que es. No me di cuenta cuando la luz cambió. Es bueno saber que alguien más ama a Jesús porque, de no haber sonado su claxon, nunca hubiera visto que la luz estaba verde. Pude darme cuenta de que mucha gente ama al Señor porque, cuando estaba a punto de arrancar, una persona empezó a sonar su claxon como loco y abriendo su ventana gritó, "¡Por el amor de Dios!".

Yo no me movía de allí y, de repente, todos empezaron a sonar su claxon. Saqué mi cabeza por la
ventana y empecé con mi mano a saludar y sonreír a toda esa hermosa gente que expresaba tan fervorosamente lo que sentían por Jesús. Hasta soné mi claxon unas cuantas veces para compartir aquella demostración de amor.

Vi a un hombre saludándome de una manera muy chistosa, tan sólo con el dedo de en medio estirado y los demás doblados. Mi hijo venía en el asiento de atrás y le pregunté que quería decir eso y me dijo que era un saludo hawaiano para desear buena suerte o algo así. Le creí, pues yo nunca antes conocí a nadie en Hawai.

Una vez más me asomé por la ventana y le devolví a aquella persona el saludo de la buena suerte. Mi hijo se echo a reír. Hasta él estaba disfrutando de aquella experiencia religiosa. Algunas personas estaban tan llenas de regocijo que bajaron de sus coches y enfilaron hacia mí.

Estoy segura de que ellos querían orar conmigo o tal vez preguntarme a qué iglesia iba yo. Fue en ese instante que me di cuenta que la luz había cambiado a verde nuevamente. Les dije adiós a todos mis hermanos y conduje mi auto a través de la intersección. Me di cuenta que sólo yo había logrado pasar, ya que la luz cambió en ese instante a rojo y me sentí un poco triste de tener que dejar a todos atrás después del hermoso momento de amor que habíamos compartido. Así que paré mi coche y asomándome por la ventana con mis dos manos, les envié a todos el saludo hawaiano de la buena suerte que acababa de aprender.

¡Oh!, qué grande es el Señor por tener tan bellos seguidores.


 

 
   

 
© 2002 - ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico