Volver

Volver



Descargar en .txt  
Imprimir  
Descargar en .pdf  

Buscar por números

Búsquedas

 

Número: 3 Año: 2009
 


EL ESCÉPTICO DIGITAL

Boletín electrónico de Ciencia, Escepticismo y Crítica a la Pseudociencia
© 2000-2004 ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico
http://www.arp-sapc.org/

Edición 2009 - Número 3


SUMARIO

EDITORIAL
Por: Redacción El Escéptico Digital
Tema:
Editorial
MYERS Y LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA
Por: José María Soler
Tema:
Psicología
RESERVAS DE CARBÓN ¿UN FINAL INMINENTE?
Por: Alex Fernández Muerza
Tema:
Geología
BASE BIOLÓGICA DE LA FORMACIÓN DE LA CULTURA
Por: Sergio Aranda Klein
Tema:
Filosofía
DIOS EN LOS AUTOBUSES DE TODOS
Por: Redacción del Diariocrítico de la Sociedad, Cultur
Tema:
Religión
DIOS EN AUTOBÚS
Por: Juan Antonio Aguilera Mochón
Tema:
Religión
EL CALENTAMIENTO DEL POLO SUR SORPRENDE A LOS CIENTÍFICOS
Por: Javier Sampedro
Tema:
Meteorología - Climatología
LOS TRICERATOPS LUCHABAN COMO LOS HERBÍVOROS ACTUALES
Por: Miguel G. Corral
Tema:
Biología
UN ESTUDIO ATRIBUYE PRINCIPALMENTE A LA SUGESTIÓN DEL PACIENTE LA EFICACIA CLÍNICA DE LA ACUPUNTURA
Por: Redacción de Compumedicina
Tema:
Pseudomedicina
CIERRE DE LOS "DISPENSARIOS" DE LOS POLVOS DE MELÉNDEZ
Por: Teresa González de la Fe
Tema:
Pseudomedicina
HU GU: MUERTE AL TIGRE
Por: Mauricio-José Schwarz
Tema:
Pseudomedicina
EL COSMONAUTA FANTASMA
Por: Nico Rey
Tema:
Conspiranoias
VER CON MALOS OJOS
Por: Javier Armentia
Tema:
Evolución
JOUVE: "MANIPULAR PUEDE SER PARA MAL, PERO TAMBIÉN PARA BIEN; HAY QUE ESTABLECER LÍMITES"
Por: Universidad Católica de Ávila
Tema:
Bioética
EL AÑO DE DARWIN
Por: Universidad Complutense
Tema:
Evolución
GUADALAJARA ACOGE "LOS JUEVES DE LA CIENCIA"
Por: Universidad de Alcalá
Tema:
Congresos - Cursos - Conferencias
CARTAS DE LECTORES
Por: Cartas de lectores
Tema:
Cartas de lectores
ENLACES
Por: Redacción El Escéptico Digital
Tema:
Internet


EDITORIAL
Redacción El Escéptico Digital
TEMA: Editorial

Recuperamos, como viene siendo uso y costumbre, el primer fin de semana del mes como tiempo de cita con los lectores. Mientras las conmemoraciones en torno a la figura y obra de Charles Darwin y a la ciencia astronómica se multiplican en instituciones y calendarios, retomamos alguno de los temas habituales de esta publicación. Por un lado, van llegando nuevos datos acerca de la influencia humana en el cambio del clima y el calentamiento global. Por otro, tenemos nuevos datos que arrojan -una vez más- que determinadas prácticas presuntamente curativas o paliativas aún tienen que demostrar su cualidad intrínseca. Especial mención merece el artículo que Teresa González de la Fe dedica al cierre de los centros polvorosos de Enrique Meléndez Hevia. Después de cinco años de dimes y diretes, se respira en el ambiente un aroma de "fin de ciclo", como parece demostrar el cambio de estrategia operado en el entorno del antiguo científico (más sumiso a las resoluciones de la autoridad competente), la deriva hacia un plano más teórico de actuación y, sobre todo, la actitud de una sociedad que, cada vez, parece menos en serio las afirmaciones del buen Doctor y tener hacia él una respuesta más escéptica, cuando no hostil. Es un comportamiento clásico el de encumbrar ídolos para luego tirarlos a la barranquera, y quizá en esta ocasión, estemos asistiendo al principio del fin de un asunto que se enmarca, sin concesiones, dentro de lo que R. L. Park llamó "mala ciencia".



MYERS Y LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA
José María Soler
TEMA: Psicología

“Un escéptico es una persona dispuesta a cuestionar cualquier afirmación que pretenda ser cierta, exigir claridad en la definición, coherencia en la lógica y una demostración adecuada”
Paul Kurtz, filósofo,
El investigador escéptico, 1994

“ Un científico debe tener libertad para formular cualquier pregunta, para dudar de cualquier afirmación, para buscar pruebas, para corregir cualquier error.”
J.Robert Oppenheimer, físico.
Life, 10 de Octubre de 1949.


El libro de David G. Myers “Psicologia” plantea claramente la necesidad de una actitud científica en psicologia para obtener resultados fiables. Esto podria aplicarse a la mayoria de disciplinas del conocimiento, salvo evidentes excepciones como por ejemplo el arte.

En el libro Myers ilustra muy bien porqué debemos rechazar la intuición y el “sentido común” (sea lo que sea esto) si queremos avanzar de forma sólida en nuestros conocimientos. El dejarnos llevar por nuestro sentido común y nuestras intuiciones nos lleva a menudo a cometer errores graves o a sacar conclusiones equivocadas por la ausencia total de pruebas que respalden su veracidad. Lo que “nos dicta el corazón” o “nuestras entrañas” o nuestro “sentido comun” o nuestras experiencias personales, no son más que , como mucho, datos anecdóticos de escaso valor que no aportan ninguna solidez a nuestro conocimiento y nos llevan por un camino bastante desviado que nos aleja de “la verdad”, en contra de lo que algunos gurus y sus seguidores nos quieren hacer creer.

Dice Myers : “Hay dos fenómenos- el sesgo retrospectivo y el exceso de confianza en nuestros juicios- que ilustran porque no podemos confiar solamente en la intuición y el sentido común. El cuestionamiento crítico que fluye a partir de un enfoque científico, basado en la curiosidad, el escepticismo y la humildad, ayuda a separar el sentido del sinsentido. Los psicólogos, al igual que todos los investigadores, utilizan el método científico para construir teorias que organizan las observaciones e incluyen hipótesis comprobables.” (Myers, D.: Psicologia . Ed. Panamericana. 2006).

En el fondo, todo esto va de saber separar, en nuestra viada diaria, la realidad de la ilusión y la verdad de la falsedad. Algunos se han esforzado en descubrir y aprender sobre la realidad del mundo que nos rodea y otros siguen alimentando un mundo lleno de ilusiones (cuando no de falsedades y estafas) en el que cualquier cosa imaginable puede “encajar” como real si les conviene, si se “lo pide el cuerpo” o si asi se sienten más seguros o tranquilos al evitar que se tambalee el entramado de ideas en el que sustentan su vida.

Cuando en nuestra vida cotidiana intentamos separar realidad de ilusión o certeza de error (o de falsedad) nuestra intuición no es suficiente y nuestro “sentido común” (sigue costándome saber que es esto de lo que todo el mundo habla) tampoco. La psicologia experimental lo demuestra feacientemente. El factor humano incluye demasiadas veces el error (“errare humanum est”) como para considerarlo una herramienta fiable. La tendencia que tenemos a sesgar la información, la falibilidad de nuestros sentidos y de la interpretación que hacemos de nuestras percepciones sesgadas por nuestros prejuicios, asi como los “pecados” de nuestra memoria que transforma nuestros recuerdos, nos hace personajes poco fiables para generar conocimiento partiendo únicamente de nuestro pensamiento (Platón se equivocaba).
A pesar de que la psicologia demuestra hasta la saciedad las afirmaciones que acabo de hacer, todavia hay quien propugna con gran fe (ciega por supuesto y por lo tanto irreal) que debemos confiar en nuestra intuición, como Luky Skywalker confia en “La fuerza” en La Guerra de las Galaxias. No creo que los pilotos de aviación esten muy de acuerdo, seguro que prefieren confiar en sus instrumentos de vuelo.
A los que confian en su intuición Myers les propone un par de sencillos ejercicios:
-Imaginemos que dobla una hoja de papel (0.1 mm de grosor) 100 veces sobre si misma. ¿Qué grosor aproximado tendría una vez doblada?1.
-Dado nuestro año de 365 dias, un grupo necesita 366 personas para asegurar que, al menos dos, coincidan en su fecha de nacimiento. ¿De que tamaño debiera ser un grupo para tener un 50% de probabilidades de hallar una coincidencia en la fecha de cumpleaños?2.

Otro de los elementos que nos induce a error es el denominado “sesgo retrospectivo”.
El sesgo retrospectivo es la tendencia a creer, despues de conocer un resultado, que lo podriamos haber anticipado. (Tambien se conoce como el fenómeno: “Yo ya lo sabia desde el principio”).
Myers explica diferentes trabajos de psicologia experimental en los que se demuestra que cometemos fallos a causa de la confianza que nos genera el pensar que algo lo sabiamos desde el principio. Destaco unos pocos de estos:
A un grupo de personas se les da el presunto resultado de un estudio que concluye que: ”Los psicologos han averiguado que la separación debilita la atracción romántica; como dice la frase, ojos que no ven corazón que no siente”. A otro grupo de personas se les proporciona el presunto resultado de otro estudio que preconiza justamente lo contrario:
“Los psicólogos han descubierto que la separación refuerza la atracción romántica; como dice la frase, la ausencia del amado inflama el deseo”.Se les pide a ambos grupos que expliquen por qué esto podría ser cierto. Ambos encontrarán razones de “sentido común” que explican las conclusiones que se les han proprocionado. Es evidente que existe un problema cuando el “sentido común” permite llegar a conclusiones opuestas, además, en general, la mayoria de personas de ambos grupos afirmarán que :”esto yo ya lo sabia”.
Parece que el sentido común o la intuición no nos conduce al conocimiento de la realidad sino a la explicación que más nos conviene.
Se escogió a testimonios de ruedas de reconocimiento policial que dudaron en el momento de reconocer al presunto culpable. Cuando se les comunicó que habian acertado, la mayoria estaban convencidos de haberlo reconocido sin dudas, de haberlo sabido desde el principio.
A un grupo de 352 estudiantes se les mostró el video poco nítido de una persona que entraba en un almacén justo antes de asesinar al guardia de seguridad. Posteriormente se les facilitaron diferentes fotografias para que intentaran reconocer al asesino (ninguna de ellas correspondia al culpable). Se escogieron a algunos miembros del grupo y se les comunicó que habian acertado con la identidad del asesino. Se mostraron muy seguros de haberlo reconocido sin dudas desde el principio. Parece que el “sentido común” se muestra muy sólido cuando los hechos ya han sucedido y nos los han explicado. Esta percepción retrospectiva distorsionada hace que nos volvamos excesivamente confiados en nuestra capacidad cuando la realidad demuestra que deberiamos desconfiar, y mucho, de ella.


El sesgo retrospectivo es uno de los errores que hacen evidente la necesidad de la investigación científica en psicologia. Debemos huir del interpretativismo y la intuición y basárnos en los principios que rigen la investigación científica que busca la comprobación mediante pruebas objetivas.
A veces, la “intuición de la abuela” falla. Basada en innumerables observaciones superficiales nuestra intuición nos ha llevado a creer que la luna llena propicia los partos o las crisis en los enfermos mentales, que los sueños predicen el futuro, que la familiaridad fomenta el desden y un sinfín de afirmaciones más que el trabajo cuidadoso y seguro de la ciencia ha demostrado que son falsas.
Nuestro acceso al conocimiento no solo esta sesgado por nuestro sentido comun, los “pecados” de nuestra memoria, nuestras intuiciones o nuestras interpretaciones (la realidad tal como la vemos versus los hechos tal como son) sino por nuestra tendencia a confiar excesivamente en nuestras capacidades, por nuestra tendencia a pensar que sabemos más de lo que sabemos: “No nos gusta su sonido. Los conjuntos de guitarra estan desapareciendo” (Compañía de discos DECCA cuando se negó a firmar un contrato de grabación con los Beatles en 1962). “El teléfono puede ser apropiado para nuestros primos norteamericanos, pero no aquí, ya que tenemos un adecuado servicio de mensajeros” (Un grupo de expertos británicos que evaluó la invención del teléfono). “No podrian acertarle ni a un elefante a esta dist...” (Últimas palabras pronunciadas por el general John Sedgwik durante una batalla de la guerra civil norteamericana, 1864).
El sesgo de confirmación y la finalidad del funcionamiento de nuestro cerebro a lo largo de la evolución tampoco nos ayudan a conocer las cosas tal como son sino más bien como nos conviene que sean. Llamamos “sesgo de confirmación” a la tendencia que tenemos a aceptar la explicación o conclusión que mejor encaja con nuestras ideas preconcebidas o nuestras necesidades emocionales sin un cuestionamiento crítico. Esto nos lleva a “seleccionar” negativamente la información de forma que rechazamos hipótesis o datos que podrian llevarnos a un mejor conocimiento de la realidad sencillamente porque “no nos convienen”. Uno de los muchos ejemplos claros que hacen referencia a este sesgo es el del tema de los partos y la Luna llena: existe la absurda idea de que la Luna puede tener algún influjo sobre el comportamiento de las personas (una superstición dentro del ámbito de la no menos absurda astrologia).Hace pocos años se efectuó una encuesta en la que se preguntaba a médicos, comadronas, policias y personal sanitario de urgencias si creian que era cierta la antigua idea de que durante las fases de Luna llena se producian más partos. La mayoria respondieron que si. Varios estudios retrospectivos analizando el número de partos y la fase lunar en la que se habian producido (se analizaron más de 50.000 partos consecutivos), demostraron que no habia ninguna relación entre ambos fenómenos. Entonces, ¿porqué todas aquellas personas habian estado creyendo justo lo contrario a lo que la evidencia demuestra?, aquí es donde entra en juego el sesgo de confirmación. Tenemos una idea preconcebida y solo prestamos atención a los hechos que la confirman pero no a los que la contradicen. Las noches con muchos partos en las que , al mirar al cielo veiamos Luna llena confirmaban nuestra idea preconcebida y las registrabamos claramente en nuestra mente, las demás noches o fases lunares, pasase lo que pasase no eran objeto de nuestra atención. Solo la coincidencia de nuestra idea preconcebida con el fenómeno de la Luna llena provocaba un “¡ajá! Que se interpretaba inmediatamenete con fuerza como la confirmación (falsa) de esa idea. Este es solo uno de muchos ejemplos de cómo el sesgo de confirmación nos lleva a seleccionar la información a nuestro antojo o conveniencia llevandonos a conclusiones erróneas. Es dificil ver el penalty cuando lo pitan en contra de nuestro equipo y mucho más dificil rechazar ideas que han sido pilares de nuestro entramado de ideas personales. Parece que tendamos más a construir nuestro propio mundo que averiguar como es en realidad.
Algunas investigaciones en neurociencias cognitivas y en antropologia cognitiva aportan cada vez más evidencias que demuestran que el cerebro ha ido evolucionando en relación con una mejor adaptación al medio y esto no coincide necesariamente con una visión más precisa de la realidad. Un homínido en medio de la selva, rodeado de depredadores debe muchas veces actuar de forma rápida guiado por pequeños indicios (intuiciones) para iniciar una huida que le salve la vida. Un pequeño ruido u olor será interpretado como una señal de alarma que desembocará en una actitud de huida inmediata que la mayoria de las veces seria injustificada, pero nuestro cerebro prefiere aceptar esos falsos positivos con tal de evitar un solo error que podria costarnos la vida. Nuestro cerebro busca la supervivencia por encima del conocimiento de la realidad. Nuestro cerebro, a veces, nos engaña (como dice Fco.Rubia) y también nos proprociona explicaciones fantasiosas, ad hoc, para sobrevivir mentalmente a algunos fenómenos. ¿Qué debió suceder en la mente de los primeros homínidos cuando tomaron conciencia de la certeza de la muerte? ¿Qué pudo provocar la convivencia con tanta incertidumbre a su alrededor? ¿Era todo esto soportable o fueron necesarias expliaciones fantasiosas, como los mitos?.
En el libro de Myers se citan diferentes estudios que evidencian este exceso de confianza en nuestras capacidades.
Hasta aquí se explica como ese conocimiento basado en nuestra “impresión”, en nuestra intuición, el sentido común y la “sabiduria popular” se ha demostrado que nos conduce a errores y falsas creencias en la mayoria de ocasiones. A muchos nos gustaria que no fuese asi, pero si queremos acceder a un conocimeinto fiable no tenemos más remedio que aceptar el trabajo duro y meticuloso de la demostración objetiva, de la búsqueda de pruebas. Requiere mucho más esfuerzo que aceptar las cosas simplemente porque “nos causan buena impresión”, porque encajan bien en lo que previamente veniamos creyendo, o porque hemos tenido una intuición y, por supuesto, “nuestras intuiciones nunca fallan”. Aceptamos con mucha más facilidad aquello que afianza nuestras creencias previas y nos mostramos mucho más críticos con lo que las cuestiona.
Vayamos por último a explicar otra forma de argumentar muy instalada en nuestro pensamiento y que tambien conduce a conclusiones erróneas con mucha frecuencia. Se trata de la generalización a partir de lo anecdótico. Algo que va en contra del razonamiento lógico formal mas elemental pero que a menduo se arguye como razón de peso cuando en realidad es un desvio de la razón. Algunas personas convierten hechos anecdóticos, personales o no, en pilares del conocimiento. Un ejemplo claro se da cuando analizamos la eficacia de algunas “medicinas” alternativas (lo de las comillas es porque no se deberia llamar medicina a algo que no cura), en estos casos muchas personas las defienden con un argumento muy representativo de la falacia que nos ocupa y te sueltan la famosa frase: “pues a mi me funciona” o “yo me lo tomé y me fue muy bien”, este tipo de respuestas demuestra la poca capacidad para seguir un pensamiento manteniendo el rigor en la lógica argumental. Este tipo de personas no entienden que para hacer esa afirmación es necesario demostrar una relación de causalidad entre el uso de la terapia y su mejoria y que no basta para eso con una coincidencia en el tiempo ( no es el canto del gallo el que hace salir el sol) ni con una anécdota personal, no acaban de entender que su mejoria podria ser debida al puro azar y que para demostrar una relación de causalidad las matemáticas nos enseñan que la muestra debe ser mucho más grande que la única de nuestra experiencia personal. Imaginemos un barril lleno con cien mil bolas de tres colores, no sabemos en que proporcion se encuentran, ahora imaginemos que extraemos una bola y es de color rojo, ¿puede ser la conclusión que el barril esta lleno de bolas de color rojo?. Imaginemos una encuesta de intención de voto en la que se entrevista a una sola persona, ¿tendría algún valor?.
Como dice Michael Hanlon “La evidencia anecdótica, si bien no es totalmente desperciable, en la mayoria de las ocasiones es el enemigo de la razón”.

Si alguien quiere saber cuanto pesa una sandia puede sospesarla entre sus manos y pensar: “creo que pesa unos cuatro kilos”o bien puede utilizar una balanza bien calibrada, pesar la sandia y saber que pesa cuatro kilos setecientos cincuenta gramos.
La actitud cienífica nos lleva a ser abiertos pero no crédulos, a ser escépticos pero no cínicos, a un escepticismo curioso y humilde que nos dispone a renunciar a nuestras ideas si las pruebas nos demuestran que estabamos equivocados. Esto nos ayuda a distinguir la realidad de la fantasia. En definitiva, lo que importa no es nuestra opinión o la de otros, sino las respuestas que nos aportan las pruebas a nuestros interrogantes.
El pensamiento crítico va unido a la actitud científica, Myers lo define muy bien: “El pensamiento crítico examina los supuestos, discierne los valores ocultos, evalúa las pruebas y valora las conclusiones. Tanto cuando leen las noticias como cuando escuchan una conversación, las personas con pensamiento crítico se formulan preguntas. Como científicos, sienten curiosidad.¿Cómo es que el que afirma algo llegó a saberlo? ¿Cuál es el objetivo de esa persona? ¿La conclusión esta basada en datos anecdóticos y en sensaciones viscerales o en pruebas fiables? ¿Esta prueba justifica una conclusión de causa y efecto? ¿Qué explicaciones alternativas puede haber?

Todas estas reflexiones previas nos plantean la inseguridad que deberian producirnos las afirmaciones basadas en corazonadas, intuiciones, revelaciones, impresiones, interpretaciones personales y otros argumentos similares que muchas personas consideran pilares de acceso al conocimiento. Pilares de barro que se derrumban en cuanto los sometemos al analisis crítico objetivo, al “peso de la prueba”.
Nos damos cuenta de que tenemos que huir de esa mezcolanza de argumentos falaces que nos mete en un laberinto de errores del que a veces no sabremos volver. Hemos de distinguir claramente cuando estamos creyendo y cuando estamos sabiendo.
Si tenemos pasión por el saber no querremos engañarnos ni que nos engañen, buscaremos la manera más segura posible de adquirir conocimientos y esto nos lleva a la actitud científica.

1 Si doblamos 100 veces sobre si misma una hoja de papel de 0.1 mm alcanza un espesor equivalente a 800 mil millones de veces la distancia entre la Tierra y el Sol.

2 Solo se necsitan 23 personas para tener más del 50% de probabilidades de que coincidan los cumpleaños de dos de ellas en la misma fecha.



RESERVAS DE CARBÓN ¿UN FINAL INMINENTE?
Alex Fernández Muerza
TEMA: Geología

(Artículo cedido por cortesía del autor)

El informe "International Energy Outlook" de la Administración de Información Energética, dependiente del Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.), señalaba a mediados de 2008 que el porcentaje de consumo mundial de carbón pasará del 27% en 2005 al 29% en 2030 del total de las fuentes de energía utilizadas. Varias razones de peso sostienen este paulatino ascenso: el creciente consumo mundial de energía, el inestable y caro mercado del petróleo y del gas natural, la seguridad que ofrece para los países que cuentan con reservas propias, el rechazo a la energía nuclear y unas reservas mundiales estimadas en 200 años por la ortodoxia energética.

Pero no todo el mundo cree que queden todavía dos siglos de carbón. Dave Rutledge, experto de la división de ciencias aplicadas e ingeniería del Instituto de Tecnología de California (Caltech), sugería recientemente que la cifra sería mucho menor, ya que el total de mineral de carbón en el mundo, incluido el consumido en el pasado, llegaría a los 662 mil millones de toneladas. Por su parte, el Consejo de Energía Mundial (WEC en sus siglas inglesas), una alianza de más de 90 países que ofrece datos de referencia sobre la producción energética, asegura que todavía quedarían por extraer casi 850 mil millones de toneladas.

Las previsiones oficiales se basan en métodos y datos que no han sido revisados desde principios de los años 70

Para realizar esta controvertida afirmación, Rutledge se basa en varias cuestiones. Por un lado, en los datos históricos de agotamiento de combustibles fósiles. Por ejemplo, la producción de carbón en Reino Unido acabó precipitándose en 1913, mucho antes de lo esperado.

Por otro lado, el experto del Caltech asegura que los datos de las estimaciones oficiales estarían equivocados, además de infravalorar la dificultad y los costes de extraer este mineral. En este sentido, recuerda que China sólo ha ofrecido dos estimaciones al WEC, y ambas completamente distintas. Además, estas previsiones se basan en métodos y datos que no han sido revisados desde principios de los años 70 del siglo XX. Por ejemplo, un informe de 2007 de la Comisión de Investigación del Carbón, Tecnología y evaluaciones de los recursos en política de energía, del Consejo Nacional de Investigaciones de EE.UU., con datos y métodos actualizados de reservas en áreas limitadas, indica que sólo una pequeña fracción de las reservas estimadas previamente son realmente extraíbles.

El pico del carbón, en 2025

Rutledge no es el único que cuestiona los datos oficiales. El informe "Carbón: reservas y producción futura", publicado en 2007 por el Grupo de Vigilancia de la Energía (EWG en sus siglas inglesas), resalta también que los datos sobre las reservas mundiales de carbón, además de pobres y desactualizados, han sido sobreestimados. Los responsables del informe, varios científicos y expertos independientes a partir de la iniciativa del parlamentario alemán Hans-Josef Fell, se atreven incluso a vaticinar cuándo se producirá el pico del carbón: en los próximos diez a quince años la producción mundial podría incrementarse, en el mejor de los casos, en un 30% gracias a Australia, China, los países de la antigua Unión Soviética y Sudáfrica, pero a partir de esa fecha, sobre 2025, el declive comenzaría de forma irreversible.

Por su parte, el Instituto para la Energía (IFE en sus siglas inglesas) preparaba también en 2007 un estudio para la Comisión Europea, "El futuro del carbón", que llegaba a conclusiones similares. Así, sus responsables aseguraban que "el carbón podría no ser tan abundante, ampliamente disponible y fiable como fuente de energía en el futuro", si bien no se aventuraban a pronosticar cuándo sucederá el pico en su producción.

El medio ambiente lo agradecería

De ser ciertos estos pronósticos, el medio ambiente sería el principal beneficiario, ya que el carbón es muy contaminante y tiene un fuerte impacto en el cambio climático en forma de emisiones de dióxido de carbono (CO2). En este sentido, desde el Instituto Goddard de la NASA se recomienda por ejemplo no aumentar las emisiones producidas por el consumo de carbón más allá de 2030.

En los próximos diez a quince años la producción mundial podría incrementarse, en el mejor de los casos, en un 30%

Sin embargo, los países y empresas productores no parecen confiar en estas previsiones ni que vayan a seguir los consejos anticambio climático. Para países como India y China, con grandes reservas y unas economías en vertiginoso crecimiento, el carbón es una de sus principales bazas. Y no son los únicos: varios países europeos planean crear unas 50 plantas alimentadas con este mineral en los próximos años, y en Estados Unidos, que cuenta con la principal reserva mundial, el asesor científico del nuevo presidente hacía saber recientemente su interés por el carbón.

Para ello, sus defensores hablan de las "nuevas tecnologías de carbón limpio", pero sus detractores recuerdan que estos sistemas se encuentran en un estado de desarrollo incipiente y que sus supuestas bondades medioambientales no son realistas.

En cualquier caso, durante las próximas décadas se van a tener que adoptar trascendentales decisiones en torno a la cuestión energética. Mientras expertos de organizaciones como Greenpeace o el Instituto World Watch consideran viable que el 100% de la energía pueda provenir de fuentes renovables, gracias al desarrollo de los actuales sistemas y a la mejora de la eficiencia energética, otros expertos asumen que tal escenario no es posible y barajan un mix energético en el que se tenga que contar tanto con las renovables como con las no renovables, incluida la energía nuclear.

Quién domina el mercado mundial de carbón

Según los datos del Grupo de Vigilancia de la Energía, el 85% de las reservas globales de carbón se concentra en seis países (en orden descendiente): EE.UU., Rusia, India, China, Australia y Sudáfrica. En cuanto a los productores, China es de lejos el primero, a pesar de contar con la mitad de reservas que el segundo, EE.UU., que posee el 30% del total mundial. A estos países les siguen Australia, India, Sudáfrica y Rusia. Dichos países concentran más del 80% de la producción total mundial.

En cuanto a las aplicaciones principales del carbón, en la actualidad son muy diversas: se utiliza para generar energía eléctrica; como combustible tanto a nivel industrial como doméstico; como materia prima para diversas industrias, como la siderurgia, la química o la construcción; o como sistema para crear petróleo sintético.



BASE BIOLÓGICA DE LA FORMACIÓN DE LA CULTURA
Sergio Aranda Klein
TEMA: Filosofía

Desde que Darwin propusiera la teoría de evolución, son muchos los que se han preguntado, cómo podrían los diferentes mecanismos con que eventualmente ella se produce, llegar a generar las condiciones para el surgimiento de una especie de funcionamiento tan complejo como los seres humanos. (esto, por supuesto, desde el punto de vista de los propios humanos)

De entrada, no hay aparentemente una forma de vincular los procesos biológicos inherentes a la teoría evolutiva con aquellos que hemos llamado culturales, los cuales relacionamos, de hecho, con las conductas cuyo origen, creemos, se encuentran principalmente en el uso del pensamiento y la imaginación. Demás está decir que es justamente la dificultad de establecer las causas orgánicas de estos fenómenos, lo que históricamente ha servido de justificación para suponerles un origen extraordinario.

Así las cosas, a lo largo del tiempo se desarrollaron múltiples creencias para explicar lo que en ese momento era a todas luces inexplicable, con el agravante de que las preguntas acerca del cómo, y porqué funcionamos de la forma que lo hacemos, han sido recurrentes en la mayoría de los seres humanos de toda época, incluso en los niños pequeños. Entonces, dada la importancia de hallar una respuesta, resultó perfectamente natural y hasta necesario encontrar alguna, que con sus afirmaciones, diera por zanjado el tema de modo definitivo, sobre todo si además, ésta le otorgaba algún poder a quien la imaginaba. Soluciones como estas deben haber sido las que desde los albores de la humanidad, dieron origen a la creación de toda una constelación de dioses y razones igualmente misteriosas, desde las más simples hasta las más estructuradas y complejas. Nada muy diferente de lo que las madres hacen cuando tratan de explicar a sus hijos pequeños, problemas que ellas saben que los niños no entenderán.

Sin embargo a quienes la solución mística no dejó conforme, trataron de resolver la “cuestión humana” desde otros puntos de vista. De este modo, tomando cierta distancia de las explicaciones de origen divino recurrieron a otras creencias cuyos argumentos se centraron en los procesos físicos o reales, sin embargo este nuevo enfoque creó un nuevo problema mucho más complejo, que tiene que ver con los tipos de creencias.

Los métodos de la ciencia resultan muy eficaces cuando se trata de evaluar fenómenos objetivos en el mundo real, sin embargo muchos aspectos de la cuestión humana, no tienen nada de objetivos y tampoco de reales.

Desde el principio todas las hipótesis están fundadas, o son, ideas preconcebidas que pretendemos poner a prueba para demostrar su valor de verdad, por lo tanto ellas están basadas inevitablemente en creencias, es imposible que sea de otro modo, puesto que cualquier cosa que imaginemos que puede ser posible, constituye en principio una creencia, incluidas las hipótesis científicas.

Las creencias que los seres humanos reconocemos ordinariamente como tales, son muchísimas menos que las que realmente elaboramos. Esto sucede porque lo normal es asociar la idea de creencia con aquello que es muy difícil o imposible comprobar que ocurra en la realidad, y es por ello que tiene sentido designar como una creencia a cualquier cosa imaginada cuya supuesta materialización implique ir contra toda experiencia y sentido común. No obstante existen otro tipo de creencias cuya materialidad es mucho más difícil de evaluar y comprobar, y esto es así porque siendo perfectamente imaginarias resulta que funcionan. Estas creencias son todas las que rigen o se dan en torno a las relaciones sociales en cualquiera de sus aspectos, puesto que, cada norma, regla de conducta o relación social, y cada una de sus proyecciones, corresponden a construcciones basadas en la imaginación y por lo tanto no tienen una base real en ninguna ley natural. Cualquier fundamento para una organización social pertenecerá al ámbito imaginario. Ejemplo, si una organización se funda en torno a la obtención de la justicia, basará sus principios en lo que sus integrantes imagen que es la justicia, puesto que en la naturaleza no es posible hallar nada que pueda ser equivalente. Lo interesante de este tipo de creencias es que si bien parecen funcionar como si existieran realmente, lo hacen porque son los propios individuos los que les dan vida y valor al aceptar sus normas y actuar en consecuencia, pero en rigor no están obligados a ello por ninguna función orgánica.

Luego, son muchas las creencias que sostenemos como hechos, siendo que estas son sólo válidas en la realidad imaginaria de las relaciones sociales, por lo tanto no tienen una expresión material en el mundo real. Cuando hablamos por ejemplo de racionalidad, de razón, o de ética, estamos describiendo conceptos que sólo existen en la realidad de las relaciones sociales. Definitivamente no podremos encontrar nada que nos indique que estas ideas tienen una expresión en las leyes de la naturaleza. Así pues, estos conceptos equivalen a creencias que en rigor sólo se diferencian de las religiosas en sus argumentos. Algo así como los mandamientos divinos, sin la necesidad de un dios, sino que por el propio acuerdo de quienes tengan el poder para definirlos y hacerlos valer. (independientemente de que esas personas puedan afirmar además, que tienen derechos divinos, o simplemente un mejor derecho, para hacerlo)

Lo anterior constituye un impedimento intelectual para comprender la verdadera naturaleza de los procesos mentales, sobre todo porque muchas veces quienes los investigan están buscando lo que no existe en la realidad material en la que queremos encontrar las soluciones. Con certeza no encontraremos ningún órgano relacionado con la ética, la razón, el razonamiento o el pensamiento religioso, en los términos que normalmente los entendemos. Este es el motivo por el cual, otorgar a algunas creencias un valor que vaya más allá de la realidad imaginaria en la que existen y funcionan, distorsiona la búsqueda de los elementos reales implicados en procesos igualmente reales.

Pues bien, sabemos que las conductas de la mayoría de las especies están predeterminadas totalmente por instrucciones genéticas o instintivas, y también es aceptado que los humanos respondemos con este tipo de instrucciones a muchas situaciones, las cuales son particularmente evidentes durante la infancia. Ahora bien, el número y alcance que le hemos atribuido a las respuestas instintivas humanas es menor que el que realmente tienen.

Es cierto que las conductas aprendidas dominarán la mayor parte de las actividades humanas, particularmente la de los adultos, y sin embargo la capacidad de aprender tiene su origen en las instrucciones instintivas que la hacen posible, pues, ¿de donde más podrían venir?

Que queramos o no reconocer este hecho, tiene que ver más con las expectativas que con cualquier otra cosa, y por supuesto toda expectativa está fundada en una creencia. Entonces el camino que nos llevará a responder las preguntas acerca de la naturaleza de las facultades mentales humanas, debe comenzar, necesariamente, por reconocer las funciones instintivas ocultas tras nuestros autoproclamados “elevados” procesos mentales.

Una función instintiva es aquella que se activa de forma mecánica cuando condiciones objetivas disparan ciertas reacciones orgánicas de naturaleza físico-químicas. Al buscar relacionar este tipo de reacciones y respuestas con las que operan en los procesos mentales, surge de inmediato la pregunta, cuales podrían ser las que cumplen con el papel de dar comienzo al proceso del aprendizaje, el conocimiento y toda consecuencia posterior.

Resulta que hay un tipo de instrucción instintiva, que nosotros hemos llamado inespecífica, y que opera en todo momento y lugar frente a cualquier evento perceptivo, desencadenado así respuestas que van desde una acción enérgica, hasta algunas muy sutiles y casi imperceptibles. Estas respuestas corresponden a las que conocemos como sensaciones. A través de la historia las sensaciones han sido descritas una y otra vez, como fenómenos asociados al conocimiento empírico y por lo tanto a los sentidos. Sin embargo la comprensión de su verdadera relación con la obtención del conocimiento, se ha visto obstaculizada justamente por las diversas ideas preconcebidas respecto de lo que se supone debe éste debe ser.

Sabemos que cualquier función orgánica depende de reacciones materiales reales, así que cada acción es parte o la resultante de un proceso. En este contexto de causas y efectos sucesivos, las sensaciones se inscriben como reacciones orgánicas a la percepción, que tienen su punto de partida en las señales emitidas al cerebro por los órganos sensoriales.

Luego, no hay otra posibilidad que atribuirles un origen genético o instintivo, puesto que ellas se producen al margen de la “voluntad” y del conocimiento previo. Lo que es más, sus distintas “manifestaciones” nos serán totalmente desconocidas hasta que se activen por primera vez. Esto significa que nadie podrá conocer ni recordar las sensaciones que producen un sabor, un aroma, un sonido, etc. que no haya percibido antes.

De esto podemos obtener una importante conclusión y ella es que la información genética, a la cual pertenecen las instrucciones que generan las sensaciones, se encuentra almacenada en una memoria distinta de la adquirida, ya que no es posible recordar una sensación que no se ha producido, aún cuando exista el potencial para que ello ocurra.

Pero, ¿qué son las sensaciones? Creemos que toda sensación es una respuesta instintiva a determinada señal sensorial que tiene asociado un valor de alteración orgánico o cambio de estado fisiológico. Este valor de alteración o cambio de estado equivale a una respuesta analógica, que dará lugar a distintos procesos dependiendo de su magnitud. Algo similar a las campanadas de los experimentos de Pavlov, sólo que en este caso el equivalente de las campanas estarán y formarán parte de las instrucciones genéticas contenidas en el cerebro.

Ahora bien, ¿qué hacemos los seres humanos frente a estos cambios de estado? ¿qué significan para nosotros? Resulta que el organismo interpreta estas alteraciones, como variaciones en lo que podríamos llamar genéricamente el gusto, en cualquiera de sus formas y grados, de tal modo que todo cuanto apreciamos en el entorno tendrá el potencial de generarlos, dependiendo siempre de lo que estemos buscando.

Definitivamente será el gusto provocado por las sensaciones lo que nos permitirá evaluar una percepción. Digamos que ante un proceso exploratorio de una situación desconocida, la primera y necesaria conclusión de cualquier ser humano, es una relacionada con el gusto, por muy “racional” que pretenda ser el análisis de ella.

¿Y que pasa cuando “sentimos” una sensación agradable o una desagradable? La respuesta a esta pregunta constituye la clave para entender el origen de las conductas humanas, y dentro de estas, la función del propio aprendizaje. Es del todo evidente, un hecho, que todo aquello que provoque satisfacción o placer impulsará al individuo a prolongar su obtención, y llegado el caso, a buscar más. Por el contrario, cuando algo no le guste, motivara su alejamiento de la fuente que lo cause. Ambas respuestas generarán acciones y toda acción es parte de una conducta. Ahora bien, tan importante como “sentir” gusto o disgusto, es la capacidad de memorizar las fuentes que los provocan, y ocurre que la memoria adquirida se formará precisamente con el registro de los valores de reacción que causan las sensaciones. En otras palabras, la memoria adquirida contendrá exclusivamente referencias a las sensaciones que hayamos experimentado.

Lo interesante de todo esto es que la memoria adquirida registrará las percepciones que le resulten significativas a un individuo particular, puesto que, aunque los valores que activan las sensaciones sean similares entre distintos individuos, el punto específico dentro del rango de reacción personal, será lo suficientemente variable como para que los gustos, y por lo tanto los recuerdos construidos con ellos, no sean idénticos entre quienes perciban una misma situación.

Los valores de las sensaciones no constituyen en si mismos información ni conocimiento, sin embargo el nivel de gusto que provoquen corresponderá obviamente a un primer elemento de discernimiento o discriminación. La transformación de un valor de sensación en información o conocimiento ocurrirá cuando una referencia de él, registrada en la memoria adquirida, sea posteriormente recuperada. Sólo en ese momento se evidenciará el efecto del conocimiento.

Si el fenómeno de las sensaciones es tan difícil de relacionar con la obtención del conocimiento es porque en verdad resulta complejo entender su funcionamiento. El caso es que, como los valores de las sensaciones no se encuentran en la memoria adquirida, sino en la genética o instintiva, no se podrán recordar hasta que hayan sido activados y esto sólo puede ocurrir mediante la percepción. Una vez que dicho valor ha sido activado, una referencia suya quedará en la memoria adquirida. Pero este traspaso tiene doble efecto, por una parte es cierto que crearemos un recuerdo de la sensación, pero el efecto siguiente es que ésta disminuirá frente a la repetición de la situación que la produjo, justamente porque ya se ha creado la referencia en la memoria adquirida. Esto tiene una enorme implicancia, puesto que cada vez que se repita la situación inicial, las sensaciones sucesivas irán disminuyendo hasta que al final su efecto sea casi imperceptible. No obstante su recuerdo se irá consolidando. En consecuencia las sensaciones son reemplazadas por su recuerdo, el cual de todas maneras quedará asociado al gusto que provocó su formación. La importancia de todo esto radica en que el pensamiento opera sobre los recuerdos contenidos en la memoria adquirida y no en la genética.

Lo anterior ocurre porque todas las sensaciones posibles de “sentir” pertenecen a un conjunto de valores de reacción y respuesta instintiva muy especial, uno que hemos llamado “reacción instintiva inespecífica”, siendo los gustos la “respuesta instintiva inespecífica”. Su origen más probable puede estar en el proceso evolutivo de crecimiento y expansión del cerebro. Digamos que al aumentar el número de neuronas responsables de activar una respuesta instintiva específica (las que normalmente reconocemos como innatas o instintivas) algunas de ellas fueron quedando alejadas de la configuración principal, reaccionando así aisladamente a valores de percepción distintos de aquellos que disparaban la respuesta principal o específica.

Por otra parte, las respuestas instintivas específicas se producen cuando ciertos valores de percepción coinciden en forma más o menos precisa con aquellos de origen genéticos que tienen asociada una respuesta igualmente precisa. Aunque parezca difícil de “creer” estas respuestas se dispararán mecánicamente sin producir sensaciones previas, es decir se activarán inmediatamente sin que medie ningún otro proceso mental, y toda sensación posterior a este tipo de respuesta obedecerá a los efectos residuales que persistan una vez que se haya ejecutado la acción concreta. Por el contrario, las respuestas instintivas inespecíficas se originarán cuando una percepción registre valores cercanos pero no iguales a los necesarios para activar la respuesta específica. En estas condiciones las sensaciones constituyen respuestas parciales, algo así como versiones atenuadas, que no son capaces de generar por si solas movimientos específicos, pero en cambio nos permitirán evaluar una percepción en términos de gusto. Veamos un ejemplo, al poner la mano sobre un objeto que está ligeramente caliente nos tomaremos un tiempo para decidir si esa temperatura nos agrada o no, esta actitud corresponde a la operación de la respuesta inespecífica. Por el contrario, si el objeto está muy caliente retiraremos la mano de inmediato, casi sin sentir realmente, está respuesta corresponderá a una específica. Las sensaciones que evaluemos posteriormente, mientras nos soplemos la mano, corresponderán a los efectos residuales de haber expuesto la mano a un calor excesivo.

Resulta entonces, que las sensaciones por no constituir respuestas específicas, no forman parte de las instrucciones instintivas que han evolucionado por medio de la selección y que responden a las acciones biológicamente más importantes que el organismo debe ejecutar para asegurarse su subsistencia y reproducción. Digamos que las sensaciones nos permitirán explorar sin rumbo fijo, toda vez que siempre nos podremos dejar llevar “libremente” por nuestros gustos, hasta que una condición orgánica apremiante nos apresure a satisfacer ese requerimiento mediante las instrucciones instintivas especificas. Un ejemplo de esto puede ser la comida que ingerimos simplemente por que nos gusta, pero que nuestro cuerpo no necesita realmente, por el contrario, cuando la falta de alimento es importante, el cuerpo la exigirá al margen del gusto, y es así como en esas condiciones estaremos dispuesto a comer cualquier cosa. Un segundo ejemplo algo más prosaico, se produce cuando nos dan ganas de ir al baño, si la necesidad es menor, buscaremos con paciencia un baño que nos agrade, esta búsqueda la haremos con la calma suficiente como para respetar las buenas costumbres, ahora bien, si la urgencia aumenta perderemos toda parsimonia y compostura hasta el punto en que buscaremos satisfacer nuestra necesidad de cualquier modo, aún en las peores condiciones, una vez resuelto el problema, recién ahí, nos pondremos a alegar de lo malas que eran esas condiciones.

Todo esto ocurre de forma tan natural, tan habitual, que nos parece perfectamente lógico que así sea, no tiene nada de extraño. Pues bien, de eso trata toda esta explicación, de hallar respuestas que expliquen sin acomodar ni sesgar los hechos, cómo es que las cosas perfectamente normales tienen una explicación en procesos biológicos igual de normales.

Otro elemento indispensable en la formación de conductas relacionadas con los procesos mentales humanos, es la posibilidad de combinar los elementos de los diferentes recuerdos para formar unos nuevos.

Hemos afirmado que todo recuerdo tendrá su origen en el registro de referencias de las sensaciones provocadas por los actos perceptivos, luego, como cada parte o elemento dentro del conjunto percibido generará sensaciones distintas, ellos podrán ser recuperados en forma independiente, así al recordar un color, podremos hacerlo con total prescindencia del objeto que lo contenga, lo mismo que una forma, o un olor, etc. Este hecho es tan notorio, que invariablemente la descripción de cualquier recuerdo comenzará por aquello que más nos haya llamado la atención, o lo que es igual, que nos haya provocado las sensaciones más intensas. Al respecto es interesante destacar, que muchas de las cosas cotidianas que percibimos de adultos, no nos parece que causen ninguna sensación, y esto es precisamente así, porque esas cosas fueron incorporadas como recuerdos hace mucho tiempo, cuando las vimos por primera vez, y cuando sí nos llamaron la atención.

Por otra parte, la recuperación de un recuerdo se producirá cuando se de una coincidencia espontánea entre éste y una percepción, (asociación inconciente) o cuando el organismo requiera satisfacer un requerimiento orgánico que demande realizar una búsqueda externa que implique pensar. (búsqueda conciente)

Toda búsqueda que el organismo requiera ejecutar, sea conciente o no, comenzará siempre al interior del mismo, lo cual significa que antes de que un individuo emprenda cualquier acción en el medio externo, las instrucciones que generan la búsqueda, procesarán todos los contenidos relacionados con ella que se encuentren tanto en la memoria genética como en la adquirida. (es posible que en ese mismo orden) La parte de este proceso en que se revisan y evalúan los contenidos de la memoria adquirida, es la que llamamos pensar. Luego, no existirán búsquedas “concientes” sin pensamiento. De hecho la conciencia surge (emerge, dirán algunos) en el acto mismo de pensar, puesto que lo que normalmente asociamos con ella implica necesariamente evaluar los recuerdos de las actuaciones propias. A mayor cantidad de recuerdos de experiencias diversas, mayor conciencia. (En rigor no hay búsqueda que no sea ordenada por el organismo, la aparente existencia de un yo distinto e independiente, es bastante más largo de explicar, pero la explicación existe)

Durante el proceso de pensar, los elementos recordados podrán ser combinados libremente, (por el propio organismo) si la relación entre ellos es consecuente con lo que se busca para dar satisfacción a la necesidad que la motive. Tal vez lo que podría generar algunas dudas sea justamente la naturaleza de las necesidades humanas. Respecto de esto, afirmamos sin duda alguna, que todas ellas son de origen orgánico, pues si bien, es evidente que existirán las relacionadas directamente con la operación de procesos metabólicos y de reproducción, las vinculadas al gusto también serán de origen orgánico, justamente porque el gusto es el resultado de la operación de las respuestas instintivas inespecíficas. (si de repente sentimos una necesidad imperiosa de tener un auto nuevo, ello se deberá a que nos gustaría tenerlo, por el puro gusto, y esa será la necesidad orgánica, eso si, una perfectamente prescindible)

Claramente, los elementos de memoria que utilizaremos con mayor frecuencia a la hora de buscar una solución cualquiera, serán aquellos que tengamos más presentes, que nos gusten más, o dicho de otro modo, nuestros preferidos, así que, construir soluciones con ellos resultará lo habitual. (toda forma de actuar de un individuo particular, contendrá multitud de elementos recurrentes)

No obstante la gente no anda por ahí diciendo que cree en dios porque le gusta, ni emprende una batalla, o defiende causas varias por la misma razón, sin embargo tras las declaraciones, hay procesos mentales cuya lógica biológica está fundada en el gusto y las preferencias, a pesar de que queramos que nuestras decisiones parezcan surgidas como frutos de análisis objetivos, “racionales”, o carentes de “emocionalidad”. Pues resulta exactamente lo contrario, no existe decisión propia que no esté influida por nuestro gusto, aún aquellas que representen el mal menor, o la menor cantidad de disgusto. (la satisfacción, o consuelo del que se flagela o inmola por cualquier causa, debe ser mucho mayor que el dolor o sufrimiento que se infiera. Si no fuese así, no existirían entre otros, el boxeo o los deportes de alto riesgo)

Con todo, lo más importante de los procesos mentales con los cuales construimos soluciones, mediante la combinación de diferentes elementos de memoria, es que estos, precisamente por pertenecer a recuerdos distintos, no representan en su conjunto a un recuerdo real obtenido en un mismo evento perceptivo, sino que esta construcción representará a uno imaginario o fruto de la imaginación. Es muy probable que la mayor parte de todos los recuerdos de los seres humanos, contengan elementos imaginarios. De hecho, es posible que no existan en lo absoluto los recuerdos que abarquen toda el área de la percepción y sean estrictamente literales. Sin embargo también es cierto que habrán combinaciones de elementos que den como resultado, unas situaciones imaginarias más posibles que otras.

Consecuentemente con todo lo anterior, una creencia surgirá de una elaboración mental que implique, básicamente, el deseo (necesidad de satisfacer una búsqueda basada en el gusto) de encontrar una respuesta, explicación, o forma de solución de un problema cualquiera, a partir de imaginarla como real, o posible de alcanzar.

Hecha esta descripción sumamente resumida de los principales aspectos a considerar en la formación de las conductas humanas de origen mental, veremos como ellos constituyen el elemento central en la construcción de la cultura.

Digamos que al igual que toda conducta individual, las colectivas o sociales, también estarán determinadas inicialmente por instrucciones instintivas específicas. Como estas instrucciones se encuentra en la memoria genética, se activarán cuando las condiciones orgánicas coincidan con las que sean percibidas en el medio ambiente, o dicho de otro modo, cuando el individuo esté receptivo a los cambios en éste. En estas circunstancias no se entiende la existencia de una memoria adquirida sino como una alteración o un exceso, en la capacidad de percibir y reaccionar a percepciones para las cuales no existen o no se han formado respuestas instintivas específicas. Es muy probable que la mayor parte de estas respuestas se originaran con anterioridad al surgimiento de los mamíferos.

En cualquier caso, y sea como fuere, siendo un hecho que la memoria adquirida existe y que ella registra valores de sensaciones. Podemos afirmar, que a diferencia de lo que ocurre con el “conocimiento genético”, que será interpretado del mismo modo por todos los individuos de la especie, los recuerdos (adquiridos por la vía de la percepción y la experiencia) serán distintos entre cada uno de ellos. (siempre dentro de ciertos rangos)

Así que la primera condición indispensable para el desarrollo de una “cultura” es que las conductas de los individuos estén, al menos en parte, motivadas por el registro y uso de sus propias experiencias, y esto no puede lograrse sin la existencia de una memoria adquirida.

La segunda condición indispensable es que, una vez generados los recuerdos, debe existir la capacidad de combinar sus diferentes elementos para crear con ellos recuerdos imaginarios originales. Sólo cuando estos sean utilizados para proyectar situaciones que no se han vivido, pero que se suponen posibles, se producirán las creencias. Las creencias pueden ser tan simples como por ejemplo, esperar a que algo ocurra sólo porque se recuerda que ya ocurrió antes. Así que el principio motor de las creencias puede estar presente en muchas especies. Es posible que, mientras más complejas sean las construcciones imaginarias, más complejas serán también las creencias y las relaciones sociales que se puedan elaborar con ellas.

En consecuencia, si cada miembro de una agrupación comienza a actuar de acuerdo a sus experiencias, y a las ideas que pueda deducir de estas, lo más probable es que el ancestral orden genético de relaciones sociales tienda a romperse, lo mismo que ocurre en una familia numerosa cuando cada uno quiere hacer lo que le quiere, (por que le gusta) al margen de la colaboración en la satisfacción de las necesidades del conjunto. Tanto en caso de la familia como en el de una comunidad mayor, la solución a este problema comienza con el establecimiento de reglas. La enorme diferencia entre las reglas instintivas específicas, con las que adopten los miembros de la agrupación con ideas propias, es que estas últimas serán obtenidas por medio de acuerdos originales, que eventualmente pueden ser discutidos y rechazados, posibilidad que no existe entre las de origen genético. La gran variedad de acuerdos distintos que los seres humanos pueden alcanzar, obedecerá exclusivamente a los argumentos imaginarios que los integrantes de cada comunidad en particular sean capaces de crear y aceptar.

Así que la cultura comienza con la construcción de acuerdos aún cuando sean tácitos y se hayan alcanzado a través de gestos, siempre y cuando estos no obedezcan a formas instintivas de comunicación (las abejas no tienen una cultura, lo suyo es una forma de operar instintiva específica). Obviamente todo acuerdo o consenso se buscará para coexistir (por muy precaria o efímera que sea la coexistencia) pero el hecho de que la haya, implica un modus vivendi que significará la obtención de alguna ventaja para quienes participen de él.

Luego una cultura determinada surge espontáneamente como modelo de relación social, cuando individuos pertenecientes a una o diferentes agrupaciones, intentan comunicar algo que debe ser explicado para obtener la colaboración o participación de los demás, puesto que de hecho los elementos culturales siempre deberán ser explicados. (las creencias desarrolladas en solitario obviamente no influirán en la comunidad si no son expuestas)

Por otra parte, toda explicación constituye la manifestación de una creencia, aún cuando ella este referida a hechos o eventos ocurridos en el entorno natural, puesto que quien los expone necesariamente interpreta la realidad para poder comunicarla, y toda interpretación no es la realidad, ya que ésta es una sola y es ella misma. Es precisamente en el evento de la explicación que surge la comunicación y el lenguaje. (Las instrucciones instintivas específicas no requieren ser explicadas ni comprendidas, simplemente ejecutadas, el valor de la realidad para estas instrucciones está en la propia selección natural)


Así que lo que comparten (nominalmente) todos los individuos de una misma cultura son sus creencias, las cuales influenciarán todos los demás actos de sus vidas. Las creencias de individuos particulares son la causa primera de la formación de una cultura, de su transformación, y de su extinción. Por mucho que posteriormente hayan otros aportes, también individuales, que contribuyan a la expansión y diversificación de las creencias.

Resumiendo diremos que, una forma cultural cualquiera constituye un modelo de relación social, basado en la coexistencia consensuada entre creencias diferentes, las cuales norman las relaciones y las actividades de los individuos dentro de esa comunidad. El predominio de ciertas expresiones concretas dentro de cada cultura, representarán el balance de poder de cada creencia en particular.

Como toda cultura se estructurará en torno a lo que sus integrantes imaginen y crean, es decir, surja de la combinación de múltiples elaboraciones mentales individuales, sus fundamentos serán tan abstractos como las ideas en que se base, aunque aquellos tengan su origen primigenio en la observación de fenómenos reales o naturales. Las obras materiales desarrolladas en el contexto de las creencias de esas culturas, sólo tendrán pleno sentido para ellas mismas y para quienes las compartan.

Sergio Aranda Klein
www.evolucionhumana.cl
Santiago – Chile
enero 2009



DIOS EN LOS AUTOBUSES DE TODOS
Redacción del Diariocrítico de la Sociedad, Cultur
TEMA: Religión
URL: http://www.diariocritico.com/ocio/2009/Enero/sociedad/120678/autobus-dios-publicidad.html

(Noticia publicada originalmente en el Diariocrítico de la Sociedad, Cultura y Ocio)

'No decir el nombre de Dios en vano'. Este mandamiento ateos -normal- y creyentes lo obvian. Los evangélicos contratacan ahora esta publicidad ateísta de Barcelona con otro autobús, este, a favor del Cristianismo y en Madrid.

La Iglesia Evangélica ha decidido contratacar la campaña a favor del ateísmo que se publicitará en los autobuses de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) con un autobús que circula desde el pasado 25 de diciembre en la zona sur de la región en defensa del cristianismo, y que la próxima semana recorrerá las calles de la capital.

Con el eslogan 'Dios sí existe. Disfruta de la vida en Cristo', el Centro Cristiano de Reunión responde a la campaña proateísta que se desarrolla en la Ciudad Condal 'Dios probablemente no existe. No te preocupes y Disfruta de la vida', iniciada en Londres gracias a la inversión publicitaria de un grupo de ateos aglutinados en una asociación humanista subvencionada con fondos de particulares.

Barcelona es la primera ciudad española que publicitará el ateísmo mediante anuncios en los autobuses. Pero la campaña podría llegar en breve a Madrid, según Publisistemas, la empresa que gestiona la publicidad de los autobuses de la Empresa Municipal de Tranportes. La compañía se encuentra en negociaciones con la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores y la de Ateos de Cataluña, los promotores de la campaña, para traer la idea a la capital.

Para adelantarse a esta previsión, la campaña a favor del cristianismo ideada por el Centro Cristiano de Reunión llegará a mediados de la próxima semana a las calles de la capital. Por ahora, el autobús de la línea 493 recorrerá Fuenlabrada, Leganés y Aluche hasta el próximo 30 de marzo.

"Queremos comunicar al mundo que Cristo existe y que es el camino para una vida mejor", señaló el pastor evangélico Francisco Rubiales, miembro del Centro Cristiano de Reunión, quien cree que "todos pueden expresar libremente sus opiniones y sus derechos fundamentales". "Nosotros también", apostilló.

"Respetamos a todas aquellas personas e instituciones que manifiestan públicamente sus opiniones, ideas y creencias", recalcó Rubiales, quien apuntó que, del mismo modo, desde el Centro Cristiano de Reunión se quiere "alcanzar" a los ciudadanos desde la misma plataforma pública y hacerles llegar su convencimiento y fe de que "la única vida llena, rica y plena es aquella que sigue a Jesucristo".

URL: http://www.diariocritico.com/ocio/2009/Enero/sociedad/120678/autobus-dios-publicidad.html



DIOS EN AUTOBÚS
Juan Antonio Aguilera Mochón
TEMA: Religión
URL: http://www.ideal.es/granada/prensa/20090120/opinion/dios-autobus-20090120.html

(Artículo publicado originalmente en el diario El Ideal de Granada)

SI hoy alguien le dice 'vaya usted con Dios' puede que sólo esté sugiriéndole que coja cierto autobús. Ciertas asociaciones de ateos nos aclaran con prudencia en los 'ateobuses' catalanes que «probablemente» Dios no existe, mientras que algunos evangelistas aseguran que sí en los divinos autobuses madrileños. Lo bueno es que todos nos animan a disfrutar de la vida: ¡al final va a ser la Coca Cola la que se lleve el Dios a su agua!
En mi opinión, la discusión -que puede extenderse; quedan un montón de autobuses que aún no se han pronunciado- tiene sabor pero no demasiado color: hay numerosas cosas de las que sabemos poco o nada, incluso ignoramos lo que para muchos es lo más gordo -por qué existe siquiera algo-, pero sí sabemos lo suficiente para decir, con muy poco miedo a equivocarnos, que el Dios de los cristianos, musulmanes, judíos o los dioses de los griegos, romanos son creaciones humanas, demasiado humanas. Me temo que la ciencia ya ha dado el golpe de gracia al Dios personal, a los milagros, al alma independiente del cuerpo y a la creación divina de los seres vivos, en particular de los humanos salvo Greta Garbo y Maradona (con Messi aún hay dudas, quizás de ahí el cauto «probablemente» de los catalanes). Otra cosa es que esto aún no sea asumido por la mayoría de los propios humanos.
En cuanto a disfrutar de la vida más o menos según se crea o no en Dios ¿se trata de creer lo que nos dé más satisfacciones o lo que nos parezca más cierto? En todo caso, si miramos en el mundo de hoy y en la historia, vemos que la creencia en Dios ha propiciado grandes logros de nuestros congéneres, como algunas de las más excelsas y grandiosas obras de arte, y asimismo ha hecho -y hace- feliz a mucha gente; pero es obvio que también ha ido pareja a sometimiento, represión, matanzas: Dios ha sido -y es- motivo de sufrimiento y muerte, y creo que estos aspectos negativos superan con mucho a los positivos. Un ejemplo especialmente tenebroso y cercano lo tenemos en el franquismo: en general los españoles -en especial, las españolas- eran mucho más infelices y sumisos por la religión. Pero bastantes viven mejor creyendo en Dios, e incluso para aquellos a quienes la religión les ha hecho mucho daño puede ser muy duro aprender a vivir sin Él: no es recomendable, en general, que los creyentes de edades avanzadas pierdan su fe.

En esa España franquista, ser ateo era un estigma de lo más inconveniente y lo sigue siendo en buena parte del mundo, por no hablar de otras épocas. Por esto me parece magnífico que los ateos proclamen sus convicciones, ya era hora. Y cabe esperar que se extiendan: creo que el ateísmo se propagará si se avanza en una educación científica y humanista. Si se reduce el adoctrinamiento religioso infantil, seguramente habrá muchos más ateos: es difícil que un adulto con un conocimiento actual del mundo (en particular, de la ciencia), y educado en valores democráticos, se haga creyente al conocer las doctrinas religiosas mayoritarias, abundantes en irracionalidades y con unas normas morales claramente perniciosas en algunos aspectos.

Ese es mi punto de vista, con el que el lector estará de acuerdo o no. Parece que sobra decir que lo primordial, y en lo que sí espero que coincidamos, es que cada cual pueda tener las creencias y convicciones que quiera, sean religiosas o no. Y que el Estado está obligado a ser neutral en esto, que no puede promover ni apoyar ninguna convicción en particular, sino que debe defender la libertad de conciencia de todas y cada una de las personas.

Pero, ay, sí que promueve y apoya algunas creencias concretas. No es que subvencione determinadas consignas en los autobuses, hace cosas mucho más graves: cargos públicos que asisten como tales a actos litúrgicos y muestran sumisión ante autoridades religiosas (recuerden al mismo Rey arrodillándose ante el Papa y besando su anillo), ceremonias religiosas promovidas por el propio Estado, por organismos públicos (desde ciertos funerales a misas universitarias), símbolos religiosos en espacios públicos (incluso cuando los ministros prometen su cargo), ventajas económicas descomunales para algunas religiones (la católica especialmente), y, sobre todo, adoctrinamiento religioso infantil subvencionado por el Estado.

Qué lejos de un Estado sencillamente respetuoso con el derecho más específicamente humano: la libertad de conciencia; qué lejos de un Estado laico, el que reclama el laicismo llamado interesadamente «radical». El laicismo que defienden asociaciones como Granada Laica o Europa Laica no promueve, contra lo que se dice, el ateísmo ni la antirreligiosidad; es cierto que yo, por ejemplo, soy laicista y además ateo, pero otros son laicistas y cristianos o musulmanes o vaya usted a saber. Queremos un Estado laico (¡no multiconfesional!), que no privilegie ni discrimine a las personas por sus convicciones, y nos gustaría encontrar en los autobuses (pero sobre todo en las leyes y los comportamientos) proposiciones como estas:

-Dios en la casa de quien quiera, pero no en las que son de todos.
-Aunque pienses que tu fe es un privilegio, no pidas privilegios por tu fe.
-¿Dios?, lo que tú quieras. El Estado, laico de veras.

URL: http://www.ideal.es/granada/prensa/20090120/opinion/dios-autobus-20090120.html



EL CALENTAMIENTO DEL POLO SUR SORPRENDE A LOS CIENTÍFICOS
Javier Sampedro
TEMA: Meteorología - Climatología
URL: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/calentamiento/Polo/Sur/sorprende/cientificos/elpepisoc/20090122elpepisoc_11/Tes

(Artículo publicado originalmente en el diario El País)

Los climatólogos creían hasta ahora que todo el planeta se estaba calentando con la excepción de la Antártida, y que la mayor parte de este continente se estaba enfriando. Científicos de la NASA y la Universidad de Washington acaban de demostrar, combinando los datos de satélites y estaciones en tierra, que no es así. Durante los últimos 50 años, la Antártida se ha estado calentando a un ritmo parecido al del resto del mundo.

Los gigantescos glaciares se derriten y elevan el nivel del mar

"Se aceptaba el calentamiento de una zona relativamente menor del continente, la península Antártica", dice el principal autor del trabajo que se presenta hoy en Nature, Eric Steig, director del Centro de Investigación del Cuaternario de la Universidad de Washington. "Pero se creía que todo lo demás se estaba enfriando, y esto incluía la Antártida Occidental, que es la plataforma de hielo más susceptible a un futuro colapso".

"Pero la gente estaba calculando de cabeza", prosigue Steig. "Nosotros hemos hecho las matemáticas con cuidado, en vez de usar el reverso de un sobre, y añadiendo los datos del satélite". La plataforma occidental se alza unos 1.800 metros sobre el nivel del mar -mucho menos que los 3.000 metros de la oriental-, y tiene un tiempo más suave que el resto del continente, con tormentas relativamente templadas y muchas más precipitaciones (en forma de nieve, desde luego). Considerado todo, la Antártida Occidental se ha estado calentando una décima de grado centígrado por década desde 1957, o medio grado de promedio en los últimos 50 años.

Los efectos del cambio climático han sido menos homogéneos en el Polo Sur que en el Norte. Las temperaturas de la superficie del Ártico han subido el doble que las del Antártico -y que las del resto del planeta, de hecho-, y su deshielo ha sido mucho más acusado. Pero las evidencias más recientes apuntan a que el calentamiento antártico bulle latente bajo la fría calma.

Por ejemplo, los últimos datos con núcleos o testigos de hielo (muestras cilíndricas extraídas de profundidad) ya indicaban que la franja antártica occidental se ha calentado en los últimos 50 o 100 años mucho más de lo que marcan los instrumentos de superficie.

Del mismo modo, varios de los gigantescos glaciares que constituyen la hoja occidental se han acelerado y están contribuyendo al creciente nivel del mar planetario. Y ya era sabido que el calentamiento de la península Antártica (3 grados desde 1950) era el más rápido registrado en el mundo, con consecuencias tan espectaculares como el desplome de las barreras Larsen en las dos últimas décadas. Los cambios biológicos asociados a este desplome tienen pocos precedentes en tiempos históricos.

Andrew Monaghan, del Centro Nacional de Investigación Atmosférica de Estados Unidos, y David Bromwich, de la Universidad estatal de Ohio en Columbus, confirman que la actividad humana contribuye a este calentamiento.

URL: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/calentamiento/Polo/Sur/sorprende/cientificos/elpepisoc/20090122elpepisoc_11/Tes



LOS TRICERATOPS LUCHABAN COMO LOS HERBÍVOROS ACTUALES
Miguel G. Corral
TEMA: Biología
URL: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/01/27/ciencia/1233082049.html

(Artículo publicado originalmente en el diario El Mundo del S. XXI)

Las persecuciones de los 'Tyrannosaurus rex' a los grandes depredadores como los Triceratops están arraigadas en los imaginarios tanto científicos como populares. Sin embargo, estos grandes herbívoros disponían de tres potentes cuernos (a los que deben su nombre, etimológicamente: tres cuernos en la cara) que bien podían usar para defenderse. Tenían dos grandes cuernos frontales y uno más pequeño en la zona nasal. Pero, ¿los usaban realmente para eso?

Hasta el momento no había consenso científico acerca de la utilidad de las defensas de los Triceratops. Algunos científicos aseguraban que eran un simple reclamo para atraer a las hembras de su especie. Mientras, otros afirmaban que los utilizaban para luchar entre ellos y una tercera corriente pensaba que eran sólo una defensa ante los depredadores, como el T-rex. Un equipo de científicos de tres centros científicos de Estados Unidos y Canadá ha realizado el primer estudio exhaustivo de los restos fósiles de estos dinosaurios y han dado con la respuesta definitiva.

"Los culpables más probables de las heridas que muestran los cráneos de los Triceratops son los cuernos de otros Triceratops", asegura Andrew. A. Farke, coautor del estudio que ha sido publicado en la revista científica 'PloS ONE'. Para llegar a esa conclusión, los investigadores supusieron que si estos dinosaurios combatían entre sí con los cuernos, deberían quedar restos de estos combates en los fósiles óseos. Por ello, los autores del trabajo analizaron más de 400 muestras de cráneos de Triceratops y de un dinosaurio muy cercano evolutivamente, el Centrosauro.
Comparación con el Centrosauro

"Si el Triceratops y el Centrosauro sólo utilizaban sus cuernos y atributos para exhibirlos no tendríamos que encontrar diferencias en la tasa de lesiones de ambos animales", dice Farke. Sin embargo, los investigadores descubrieron que el hueso escamoso a modo de abanico que forma parte de su ornamentación ósea en la cabeza tenía heridas 10 veces más frecuentes en el Triceratops que en el centrosauro. "Este patrón sugiere que el Triceratops usaba sus cuernos para combatir y que esa estructura ósea se adaptó como estructura protectora. En cambio, en los Centrosauros tenía una utilidad de lucimiento visual más que física", aseguran los investigadores en el estudio.

"Nuestros descubrimientos muestran algunas de las mejores pruebas hasta la fecha de que los Triceratops podrían haber entrechocado los cuernos con otros de su especie, luchando como los modernos antílopes y ciervos", explica Farke. Los investigadores especulan que muchas de las heridas observadas podrían haber sido causadas por embestidas mal dadas por animales rivales. En la actualidad se pueden ver lesiones similares en animales con cornamenta.

En todo caso, Farke es cauto y rápidamente se lanza a sugerir que, aún así, estos animales podrían haber usado los cuernos y defensas con fines diferentes del combate. "Me gusta pensar en los cuernos del Triceratops como utensilios de una navaja suiza", afirma el investigador, "probablemente usaban sus cráneos como querían, ya fuera para el combate, la defensa o el lucimiento".

URL: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/01/27/ciencia/1233082049.html



UN ESTUDIO ATRIBUYE PRINCIPALMENTE A LA SUGESTIÓN DEL PACIENTE LA EFICACIA CLÍNICA DE LA ACUPUNTURA
Redacción de Compumedicina
TEMA: Pseudomedicina
URL: http://www.compumedicina.com/artic.php?art=./noticias/not_1405.htm

(Noticia publicada originalmente en Compumedicina)

Muchos pacientes que sufren dolores de cabeza ven aliviado su sufrimiento con la acupuntura. Sin embargo, esta mejoría podría venir principalmente de la sugestión del paciente y no sólo del cómo y dónde se inserten las agujas durante el tratamiento.

Dos nuevos estudios del Cochrane Researchers señalan que, si bien la acupuntura es un método eficaz para la prevención de los dolores de cabeza y migrañas, los procedimientos en los que las agujas se insertan de manera incorrecta pueden ser igualmente eficaces, ya que entra en juego el efecto placebo.

"Gran parte del beneficio clínico de la acupuntura puede que no se deba sólo a los pinchazos recibidos sino al poderoso efecto placebo. La selección de los puntos específicos para insertar la aguja puede ser menos importante de lo que muchos profesionales han argumentado", explica Klaus Linde, investigador principal de los estudios realizados y miembro del Centre for Complementary Medicine Research en la Universidad de Munich (Alemania).

En cada estudio, los investigadores trataron de determinar si la acupuntura podía reducir la aparición de dolores de cabeza. Concretamente, un estudio se centró en los moderados, pero frecuentes, dolores de cabeza de tipo tensional. Mientras, el otro análisis estudió los dolores de cabeza menos frecuentes pero más graves, conocidos como migrañas. Estos dos estudios incluyeron 33 ensayos y analizaron a un total de 6.736 pacientes.http://www.compumedicina.com/artic.php?art=./noticias/not_1405.htm

Tras este análisis, los estudios determinaron que en general, tras un proceso de al menos ocho semanas, los pacientes tratados con acupuntura sufrieron menos dolores de cabeza que aquellos que sólo recibieron analgésicos. En el estudio de la migraña, la eficacia de la acupuntura fue superior a los tratamientos con los fármacos profilácticos probados, pero los tratamientos de acupuntura realizados de manera fallida no resultaron menos efectivos. Por su parte, en la cefalea tensional, la acupuntura correcta fue ligeramente más eficaz que los tratamientos fallidos.

Estos resultados indican que la acupuntura podría ser utilizada como alterantiva para aquellos pacientes que prefieren no utilizar tratamientos farmacológicos que pueden contener menos efectos secundarios.

Sin embargo, Linde asegura que es necesaria una investigación más profunda. "Los médicos necesitan saber durante cuánto tiempo esta mejoría está asociada con la acupuntura y si los mejores acupunturistas logran realmente mejores resultados que aquellos que sólo tienen una formación básica".

URL: http://www.compumedicina.com/artic.php?art=./noticias/not_1405.htm



CIERRE DE LOS "DISPENSARIOS" DE LOS POLVOS DE MELÉNDEZ
Teresa González de la Fe
TEMA: Pseudomedicina
URL: http://cibern-ethica.blogalia.com/historias/61461

(Artículo publicado originalmente en la bitácora Ethica more cybernetica)

Decía Panchito el viernes en este blog que se estaban cerrando las consultas del doctor en Bioquímica Meléndez-Hevia. Así lo había anunciado el Diario de Avisos el mismo viernes, y ampliaba la noticia el sábado.

Panchito pedía un artículo al respecto, pero la verdad es que no hay mucho que decir. Ha sucedido lo que tenía que suceder, una vez ganado todo el tiempo posible en recursos judiciales perdidos de antemano. La justicia es lenta -demasiado- pero sigue su curso y sus plazos se terminan, aunque cuando lo hacen ya nadie se acuerde del asunto de origen. Salvo los implicados, claro.

Lo único novedoso es que desaparece de la escena Eligio Hernández, quien, al parecer, está dedicado de lleno a la causa imposible de su paisano y amigo Manuel Fernández, el nuevo portavoz del PP investigado por sus manifiestas relaciones con el grupo Anfi del Mar, a su vez conectado con el asalmonado caso de Soria (provincia de Las Palmas). Idóneo para nuestro Perry Mason.

Meléndez parece haber contratado una abogada que ha replanteado otra estrategia más sensata: obedecer a las sentencias (obviamente), empezar de nuevo las negociaciones con la Consejería de Sanidad (ahora en manos de la señora Roldós, del PP y ex del PSOE) y centrar la actividad del Instituto de Metabolismo Celular (IMC) en los laboratorios sauzaleros donados por Paulino Rivero cuando era mencey de El Sauzal. No se dice nada acerca de Nutrimediterránea y otros elementos del holding polvífero, así como tampoco de las presuntas consultas en Las Palmas de Gran Canaria, Madrid y otras ciudades españolas.

De resto, lo que ya se ha repetido hasta el aburrimiento en este blog: nada de nada. Ni patentes, ni nuevo paradigma, ni matemáticas del metabolismo, ni demasiado negocio una vez pasada la novelería y la moda.

Queda preocuparse de las fuentes de abastecimiento de polvos de los famosos y nunca contrastados 30.000 clientes/pacientes de Meléndez. Seguramente hace tiempo que se venden por Internet, como casi todo en este tiempo, con lo que el problema está resuelto.

Espero, Panchito, que esté satisfecho porque la vaca no da más leche ni aunque la ordeñe el Presidente... ;-)

URL: http://cibern-ethica.blogalia.com/historias/61461



HU GU: MUERTE AL TIGRE
Mauricio-José Schwarz
TEMA: Pseudomedicina
URL: http://charlatanes.blogspot.com/2009/01/hu-gu-muerte-al-tigre.html#links

(Artículo publicado originalmente en la bitácora El retorno de los charlatanes)

No deja de ser llamativo que los mismos próceres arrojados que luchan contra el toreo, contra la ropa de piel, contra la ropa de cuero, contra el consumo de productos animales y cosas así, que de entrada suenan muy bien, sean de las personas que abominan de las ciencias biomédicas y de la medicina basada en evidencias para apoyar otras prácticas como la de la "medicina" tradicional china, o "M"TC.

Esta práctica pseudocurativa tiene como uno de sus más famosos ingredientes el llamado hu gu, que es como se dice en chino "huesos de tigre" y que para parecer interesantes algunos sitios comerciales de "M"TC llaman en latín de cocina "Os tigris", a ver si alguien se traga esta falsa denotación taxonómica.

Los huesos de tigre a los que nos referimos no son, como engañosamente pretenden algunos curanderos especialmente mendaces, hierbas. No existe ningún vegetal llamado "Os tigris", sino que hablamos efectivamente de los huesos constitutivos del esqueleto de los felinos de la especie Panthera tigris.

Ahora, si realmente los huesos del tigre fueran distintos de, digamos, los huesos de leopardo o de león, por tener algún componente singularísimo y capaz de realizar curaciones milagrosas de afecciones gravísimas, ya puede usted estar seguro que tal componente singularísimo, lo que en bioquímica se conoce como "principio activo", habría sido debidamente identificado por algún laboratorio farmacoquímico, sintetizado como tantísimos otros, desde la aspirina hasta la noretistrona, y se podría recetar y consumir sin cargarse tigres.

Si el componente fuera ya no sólo singularísimo, sino mágico, y no se pudiera sintetizar porque estuviera formado por elementos de fuera de la tabla periódica, que en lugar de electrones tuvieran, por ejemplo, caspa de arcángel y en lugar de neutrones estuvieran compuestos por babas de fauno, seguramente habría criaderos de tigres donde se realizaría una explotación adecuada, controlada, supervisada en su higiene y procesos, y que no pondría en peligro la existencia misma del tigre.

Pero como al parecer nada de eso pasa, y los holísticos alternativos tradicionales tienden a regirse por la ley del menor esfuerzo y la ley del embudo, la "M"TC no ha sintetizado los huesos de tigre ni gasta en mantener la especie en criaderos, sino que sigue obteniendo su ingrediente mágico de tigres, en su gran mayoría cazados furtivamente. Los intentos por diversos gobiernos (incluido el chino) por salvar a varias subespecies de tigre, como el siberiano, el de Sumatra y el del Sur de China tratando de hacerle carantoñas y concesiones a los curanderos no han servido para nada. De hecho, el tigre del Sur de China (Panthera tigris amoyensis) está entre las 10 especies animales en mayor riesgo de extinción, y sólo se conocen 59 ejemplares en cautiverio y ninguna población sostenible en estado salvaje, por lo que la "M"TC se surte principalmente del tigre de Sumatra (Pantera tigris sumatrae), de los que quedan unos 500.

Bueno, pero para cargarse subespecies de un animal que tiene además la arrebatadora belleza del tigre (al que William Blake le escribiera: Tiger, Tiger, burning bright. / In the forest of the night, / What immortal hand or eye / Could frame thy fearful symmetry?) con vistas a cepillarse a toda la especie Pantera tigris en un plazo no demasiado prolongado, sus huesos deben curar afecciones terribles, ¿no? Por lo menos, supondría uno, la leucemia, la enfermedad de Huntington o la diabetes.

Para enterarnos, buscamos en los sitios que promueven, comercializan y propagandizan la "M"TC, y nos encontramos con que el hu gu se recomienda en forma de vino medicado con huesos de tigre para "entumecimiento de las articulaciones, entumecimiento de los miembros, debilidad de la parte inferior de la espalda, debilidad de las rodillas, reumatismo (en personas ancianas), lengua pálida con un delgado recubrimiento blanco y pulso 'lento y profundo' (aquí vale la pena señalar que la "M"TC realiza supuestos diagnósticos interpretando el pulso de las personas, de un modo que tampoco se ha podido corroborar mediante evidencias)". El caso es que si usted tiene la "lengua pálida con un delgado recubrimiento blanco" se puede curar con un vinillo aderezado con polvo de huesos de tigre. No sabemos si entre los pacientes de la "M"TC haya muchas personas que mueran de "lengua pálida con un delgado recubrimiento blanco" pero lo dudamos porque así somos.

Ahora, usted preguntará: "Pero, ¿no dicen los promotores de la 'M'TC que 'Cree en el tratamiento de la causa de la enfermedad, en lugar de sólo los síntomas'?" Y la respuesta será que sí, eso dicen en su propaganda, pero en realidad, como en este caso a la 'M'TC le da igual si el entumecimiento de los miembros está causado por un bloqueo neurológico, un trombo, una meningitis o lo que sea, y no señala si la 'debilidad de las rodillas' se debe tratar de modos distintos según los literalmente cientos de causas que pueden provocar este síntoma. Los curanderos le empujan el vino con hueso de tigre y lo mandan a casita con su enfermedad neurológica, su trombo o su meningitis.

Así las cosas, resulta que la "M"TC no se ocupa sino de síntomas más bien vagos. Vale, pero al menos saben de alguna forma que el hueso de tigre alivia esos síntomas sin importar su causa, ¿o no? Pues tampoco. El hueso de tigre se utiliza con la lógica de la magia representativa, es decir, como el tigre es fuerte, sus huesos servirán para fortalecer los huesos que estén "entumecidos" o "débiles". Es la misma lógica que rige la utilización de otro despojo del pobre tigre para mayor gloria de los curanderos chinos (y seudochinos, que son muchos): el pene. Efectivamente, el pene de tigre es consumido rutinariamente en Corea y China, en forma de sopa, con la creencia de que aumenta la virilidad, simplemente porque el tigre es viril y "entonces" su pene "debe" contener algo así como "el espíritu supernatural de la virilidad" que unos impotentes pueden absorber comiéndose esa parte. O sea que tampoco existe ninguna base empírica, demostrable, una evidencia replicable, un motivo real para creer que el hueso de tigre cura nada como no sea la falta de recursos de los cazadores furtivos y de los curanderos chinos y no tan chinos.

La misma afirmación se puede hacer, en general, sobre todos y cada uno de los remedios de la "M"TC y de todos los curanderismos, supersticiones varias y creencias sin fundamento que conforman la "medicina" alternativa, tradicional, complementaria, holística o como le llamen esta semana. No tiene controles sanitarios, no está obligada a respetar las regulaciones que se imponen a los medicamentos de verdad, ni siquiera tiene que demostrar que funciona.

Y de paso, se puede cargar animales en peligro de extinción mientras la troupe del circo del new age turulato mira para otro lado fingiendo eficaz demencia.

URL: http://charlatanes.blogspot.com/2009/01/hu-gu-muerte-al-tigre.html#links



EL COSMONAUTA FANTASMA
Nico Rey
TEMA: Conspiranoias
URL: (Artículo publicado originalmente en la bitácora Teletridente) Toca arte. Pero no huyáis, porque es del que remueve conciencias, de ese tipo de arte que nos diferencia de los moluscos y de algunos pr

(Artículo publicado originalmente en la bitácora Teletridente)

Toca arte. Pero no huyáis, porque es del que remueve conciencias, de ese tipo de arte que nos diferencia de los moluscos y de algunos primates. Nada que ver con las lucrativas sandeces del tal Charles Saatchi, ese coleccionista, marchante y caradura profesional británico que, tras elevar la mediocridad a la categoría de un Van Gogh, monta un 'Gran Hermano' para artistas en la BBC 2.

Pretende descubrir así, el lumbrera de Saatchi, al nuevo 'superartista' británico. Aunque el verdadero morbo lo tendría poder ver dentro de una misma casa, conviviendo, a media docena de 'genios' consagrados.

¿Os imagináis algo similar por estos lares?, ¿en la inevitable choza ful de Guadalix? A Antonio López, enloquecido, gritándole "¿Dónde coño están los papeles de la paella?" a Alberto García-Alix. Lo que es yo, 'sádico' que soy por naturaleza, pagaría un impuesto especial por verlo. Pero a quien me gustaría que metieran en esa casa o en cualquier otra que aparezca alguna vez en nuestros televisores, y hablo ahora en serio, es a Joan Fontcuberta.

El imprescindible Fontcuberta, militante pugnaz y padre putativo de la corriente 'fotográfico-performática'. Un puto 'crack', para entendernos. Lo demuestra el hecho de que apenas sea conocido aquí cuando en el resto del mundo hay bofetadas por exponer su transgresora obra creativa.

Aunque las cosas empiezan a cambiar, por fortuna, y se ha presentado una retrospectiva de su obra en Barcelona. Sobra decir que tiene calificación de altamente recomendable. De hecho, la primera de las salas está dedicada a su proyecto 'Sputnik', en el que narra la vida de un desaparecido cosmonauta soviético cuyo caso, invención absoluta del fotógrafo, provocó que nos quedásemos 'ojipláticos' ante el bochornoso ridículo de 'Fríker' Jiménez y su equipo al dar credibilidad a la historia de un personaje más falso que Super Coco.

Fontcuberta, caracterizado como el imaginario cosmonauta Ivan Istochnikov (la traducción de su nombre al ruso), declaró al respecto: "¡Estoy alucinando! ¡Todo esto me parece muy cómico. Tiendo trampas destinadas a los crédulos. No esperaba que cayeran en una que tiene nueve años unos periodistas profesionales, que se supone que tienen que verificar y contrastar la información".

No es la primera vez que el fotógrafo catalán ve cómo algunos medios poco rigurosos se toman como algo real uno de sus montajes. Pasó algo parecido con 'Karelia: milagros & co', presentado como un reportaje sobre un monasterio milagrero, y con un montaje sobre sirenas fósiles. "Mis proyectos son pequeñas bombas de relojería –sostiene Fontcuberta–, granadas siempre a punto de explotar en cualquier momento. De lo que se trata es de que provoquen una reacción. Me parece fructífero que ese 'hijo' establezca un diálogo por su cuenta".

Im-pre-sio-nan-te. Conoce Charles Saatchi a este tío y fijo que le monta un 'GH' para él solo. Eso sí, presentado por el 'Fríker' británico en vez del equivalente de la Milá. ¿O no?

URL: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/01/29/teletridente/1233243699.html



VER CON MALOS OJOS
Javier Armentia
TEMA: Evolución
URL: http://javarm.blogalia.com/historias/61993

(Artículo publicado originalmente en la bitácora Por la boca muere el pez)

Se dio cuenta Darwin hace siglo y medio de que si se cede, a la hora de explicar la vida, incluyendo la vida humana, a la pretensión de introducir un elemento sobrenatural, la ciencia pierde su sentido. Aunque fue creyente, con el conocimiento del mundo, el biólogo comprendió que era imposible creer que las religiones ofrecieran explicaciones ciertas. Durante mucho tiempo se pensó que ese “naturalismo” fundamental de las ciencias era reduccionista, especialmente a la hora de entender la complejidad de la conducta y la emoción humana.

Sin embargo, herederos de Darwin, cada vez entendemos más que esa ilusión de que somos algo aparte de la naturaleza, que nuestra mente es algo más que lo que alberga el cuerpo no tiene sentido. Ni para lo bueno ni para lo malo, lo que conviene recordar siempre. Ahora leo un estudio que ha comprobado que los hombres tienden a atender a una mujer en bikini con los mismos circuitos cerebrales que emplean para usar el ordenador y en general cualquier objeto. Si estaba más recatada, el área de proceso mental se acercaba a la de las emociones más humanas. Y cuanto más sexistas, más diferencia había entre los dos casos. Lo triste es que en el estudio se quedaron sin ver si las mujeres hacían lo propio al ver un hombre en tanga. Sí han afirmado que la orientación sexual tiene algo que ver, aunque estos estudios de los que sabemos por la prensa tienen siempre más de sensacionalismo que fondo. Hace poco se comprobabasugería que el racismo tiene profundas raíces más allá de la forma de pensar socialmente que adquirimos en la familia y en la escuela. Y así cientos de estudios, que nos muestran sujetos a esa naturaleza, y que nos deben avisar de que las tentaciones trascendentes sólo ocultan la ignorancia... aparte de las intencionalidades habituales de control.

Otro día podremos, en cualquier caso, reivindicarnos como parte de este mundo, y de esta naturaleza. Pero mientras tanto, ojito con la forma en que miran a sus compañeras y compañeros de trabajo.

URL: http://javarm.blogalia.com/historias/61993



JOUVE: "MANIPULAR PUEDE SER PARA MAL, PERO TAMBIÉN PARA BIEN; HAY QUE ESTABLECER LÍMITES"
Universidad Católica de Ávila
TEMA: Bioética
URL: (Noticia publicada originalmente en la página de la Universidad Católica de Ávila) El director del Departamento de Biología Celular y Genética de la Facultad de Biología de la Universidad de Alcalá d

JOUVE: "MANIPULAR PUEDE SER PARA MAL, PERO TAMBIÉN PARA BIEN; HAY QUE ESTABLECER LÍMITES"



EL AÑO DE DARWIN
Universidad Complutense
TEMA: Evolución
URL: http://www.ucm.es/centros/webs/fbio/index.php?tp=El%20A%F1o%20de%20Darwin&a=centro&d=16096.php

(Noticia publicada originalmente en la página de la Universidad Complutense de Madrid)

El 12 de febrero de 2009 se cumplirá el segundo centenerio del nacimiento de Charles Darwin y los 150 años de la publicación de "El Origen de las Especies", donde expuso el cuerpo general de la teoría de evolución mediante selección natural.

La Facultad de Biología desea sumarse a las celebraciones que desde el pasado julio y hasta finales de 2009 recordarán la figura del genial naturalista inglés mediante la realización de conferencias, mesas redondas, exposiciones y otras actividades que se irán anunciando oportunamente en esta web.

Calendario de actividades Darwin
Del 10 al 18 de marzo, clausura el 12 de mayo
Actualización información 18 de febrero
Entrega de pósters
Actividades para Alumnos con motivo del Año de Darwin en la Facultad de biología de la UCM
Concurso, exposición/congreso y posters bajo el tema «Darwin y la Evolución». Con reconocimiento de créditos de libre configuración.
Otras actividades programadas
Concurso de pósters sobre Darwin y la evolución
Blog «Feliz cumpleaños, Mr. Darwin»
Blog de la Facultad de Biología con motivo del 200 aniversario del nacimiento de Charles Darwin y 150 años de El Origen de las Especies
El Año de Darwin en la SEBE
Página de la Sociedad Española de Biología Evolutiva dedicada a recopilar los eventos con motivo del Año de Darwin
Biografía
Biografía de Charles Darwin en biografíasyvidas.com
Darwin on-line
Las obras completas de Darwin en la red

URL: http://www.ucm.es/centros/webs/fbio/index.php?tp=El%20A%F1o%20de%20Darwin&a=centro&d=16096.php



GUADALAJARA ACOGE "LOS JUEVES DE LA CIENCIA"
Universidad de Alcalá
TEMA: Congresos - Cursos - Conferencias
URL: http://www2.uah.es/diariodigital/index.php?option=com_content&task=view&id=1645&Itemid=32

(Noticia publicada originalmente en la página de la Universidad de Alcalá de Henares)

Ésta es la segunda edición del ciclo, que ya tuvo una gran aceptación el pasado año. En esta ocasión, las conferencias se han programado de la siguiente manera:

5 de marzo: “Astrobiología: búsqueda de la vida en el Universo”, con Ricardo Amils Pibernat (Universidad Autónoma)
12 de marzo: "Comemos química, naturalmente”, con Claudi Mans Teixidó (Universidad de Barcelona)
26 de marzo: “Fraudes en la Ciencia”, con Rosa Sancho Lizcano (IEDCYT)
2 de abril: “El origen del lenguaje: la evidencia de Atapuerca”, con Ignacio Martínez Mendizábal (UAH)

Las conferencias tendrán lugar a las 20.00 horas en la Sala de Medios del Centro Asociado de la UNED en Guadalajara. La entrada será libre hasta completar aforo y entre los participantes en cada ponencia se sorteará un libro relacionado con la temática de la misma.

URL: http://www2.uah.es/diariodigital/index.php?option=com_content&task=view&id=1645&Itemid=32



CARTAS DE LECTORES
Cartas de lectores
TEMA: Cartas de lectores

Estimados señores:

Quiero reconocer con esta carta las críticas que hacen a mi artículo sobre el calentamiento global. La Antártida no se está calentando parcialmente, ¡sino por completo! Efectivamente, el artículo no estaba actualizado, como demuestra uno de los lectores, pero el estudio de la Universidad de Washington se publicó en Enero de 2009, a la misma vez que el número de "El escéptico digital". Ello demuestra una vez más el ritmo vertiginoso al que avanza la ciencia. Les envío la referencia, a la que me remito para posteriores acusaciones de "pontificado".

Steig EJ, Schneider DP, Rutherford SD, Mann ME, Comiso JC, Shindell DT. Warming of the Antarctic ice-sheet surface since the 1957 International
Geophysical Year. Nature. 2009 Jan 22;457(7228):459-62.

Para el público general, envío también el vínculo al artículo que recoge el diario "El mundo".
http://www.elmundo.es/elmundo/2009/01/21/ciencia/1232538311.html

A grandes afirmaciones, grandes pruebsa. Sería bueno que en las próximas cartas, sus autores motivaran sus afirmaciones con referencias para que todos las podamos discutir. Los datos están ahí. Dejo en manos del lector, que juzgue por sí mismo si mis afirmaciones previas sobre el calentamiento de la Antártida eran científicas, o teológicas, como sugiere otra de las cartas. Respecto a las islas de calor, es obvio, que su efecto no es despreciable dentro de la propia isla, como un lector ha notado inteligentemente, aunque sigo afirmando que no es significativo en el registro global, y no explica el deshielo de los glaciares, de los polos, ni el aumento del nivel del mar.

Por otra parte, discrepo de que la teoría del calentamiento global no sea perfectamente "falsable", en los términos de Popper, si el artículo 1001 contradice a los previos. La cuestión aquí es que el lector crítico ya se ha posicionado, y por tanto ya cree saber lo que los artículos científicos tienen que decir.

Por lo demás estoy de acuerdo con el comentario: "el hombre aturdido, ciego, sordo y con resaca se encuentra ahora inmerso en una vorágine científica que le pasa por encima como una locomotora... Ahora tiene ante sí el reto de aprender de nuevo el significado de la palabra verdad".

La ciencia a veces, como ocurrió en la época de Darwin, nos ofrece respuestas crueles y desagradables, respuestas que no nos gustan. Por desgracia, nuestros anhelos y nuestros deseos no dan más veracidad a una idea científica.

Alberto Carmona Bayonas



ENLACES
Redacción El Escéptico Digital
TEMA: Internet

1.- i n f o . a s t r o ( http://www.infoastro.com)

El Boletín de las estrellas / Información de primera sobre lo que acontece
en el Universo.

Para suscribirse y recibir los boletines semanales, envíe un mensaje a
infoastro-subscribe@yahoogroups.com

--------------------

2. El Horror ( http://www.elhorror.net)

La Biblia, el gran engaño, fraude y mentira de Occidente.

El "Dios del amor y de la misericordia" dejó dicho y ordenado: "Un hombre de
veinte a sesenta años será estimado en cincuenta siclos de plata... si se
trata de una mujer, tu estimación será de treinta siclos...", Lv 27, 3ss.

--------------------

3. Divulc@t ( http://www.divulcat.com/)

El portal de la Ciencia y la Tecnología en el que la divulgación es la norma
que nos acerca al conocimiento y a la democracia.

Para suscribirse a Divulc@t basta con enviar un mensaje en blanco a
divulcat-subscribe@egroups.com

--------------------

4. Asociación Racional y Escéptica de Venezuela
( http://www.geocities.com/escepticosvenezuela/)

La Asociación Racional y Escéptica de Venezuela (AREV) es una organización
independiente y sin fines de lucro, integrada por personas de mente abierta
que se han unido con la finalidad de divulgar el escepticismo y el
pensamiento racional.

--------------------

5. Egiptomanía ( http://www.egiptomania.com/)

Completa web sobre el Antiguo Egipto que nos ofrece una visión objetiva y
crítica, alejada de los titulares de las revistas pseudocientíficas.

--------------------

6. Círculo Escéptico ( http://www.circuloesceptico.org/)

Asociación cultural que tiene como finalidad principal fomentar la práctica del escepticismo, entendiendo por éste al pensamiento crítico y racional, como herramienta indispensable para la comprensión del mundo y la toma de decisiones en la vida diaria.

--------------------

7. Autopista a la Ciencia: La Hora de ACDC ( http://online.rcampus.net/diferido/autopistaalaciencia.ogg)

Programa radiofónico del Aula Cultural de Divulgación Científica de la Universidad de La Laguna en Radio Campus. Una hora semanal para la difusión de la ciencia y la lucha contra las pseudociencias.

--------------------

8. Pensar: Revista iberoamericana para la ciencia y la razón ( http://www.pensar.org)

Una revista que se propone informar, investigar, y fomentar el juicio crítico en todas aquellas áreas que resultan misteriosas y atractivas, con el objeto de conocer cuánto hay de verdad y cuánto de fantasía.

--------------------

9. Ciencia y pseudociencias (http://webpages.ull.es/users/esceptic)

Curso Interdisciplinar de la Universidad de La Laguna dedicado a la difusión de la ciencia y el análisis de las pseudociencias. En activo desde 2001.


 

 
   

 
© 2002 - ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico