Volver

Volver



Buscar por números

Búsquedas

 

Neurología
 


LA CONCIENCIA ESPACIAL SE LOCALIZA EN EL CÓRTEX SUPERIOR TEMPORAL
Anónimo
URL: http://www.nature.com/nm/

LA CONCIENCIA ESPACIAL SE LOCALIZA EN EL CÓRTEX SUPERIOR TEMPORAL

Un equipo de investigadores de la Universidad de Tubinga, en Alemania, aseguraron recientemente en Nature que, contrariamente lo que se ha pensado durante el último siglo, la localización de la conciencia espacial no está en el lóbulo parietal, sino en el cortex superior temporal. Los investigadores coordinados por Hans-Otto Karnath, han recogido evidencias de que, al menos en los monos y en los humanos, el cortex superior temporal es el área del cerebro en donde se establece la interacción espacial.

El estudio ha analizado a un grupo de pacientes que habían sufrido un ictus y que les había provocado un daño en la capacidad espacial, lo que generaba una negligencia espacial pura. En investigaciones previas los enfermos habían mostrado defectos en su capacidad visual, cognitiva y espacial, más que una negligencia espacial. Los pacientes tenían la sensación de que una parte del espacio que les rodeaba había dejado de existir. "Dicha sensación se les presentaba en situaciones de la vida cotidiana, como cuando se estaban afeitando, por ejemplo", ha señalado el coordinador.

Sustrato neural

Los expertos explican que el conocimiento del comportamiento espacial y la función del lóbulo parietal se basa en el hecho de que la negligencia espacial se asocia a lesiones en el lóbulo parietal. "Sin embargo, hemos visto que el cortex superior temporal es el sustrato neural de la negligencia o incapacidad espacial de los humanos y de los monos".

Según el profesor Karnath, al contrario que el de los monos, el conocimiento espacial de los humanos es una función que está confinada al cortex superior temporal derecho. "De esta forma, la transición filogenética decisiva del cerebro del mono al del humano parece que genera una restricción en la función bilateral del área derecha, más que un intercambio del lóbulo temporal al parietal".

Para los investigadores, los resultados pueden servir para especular con la hipótesis de que esta lateralización de la conciencia espacial es paralela a la aparición de una representación elaborada del lenguaje en el área izquierda.

En un comentario que acompaña al trabajo, el profesor Michael S. A. Graziano, de la Universidad de Princenton, en Nueva Jersey, Estados Unidos, destaca que "el clásico conocimiento de que el daño parietal provoca una incapacidad hemiespacial en los seres humanos necesita ser revisado". El experto asegura, no obstante, que el hecho de asignar una función específica a un área determinada del cerebro debe ser valorado en su justa medida. "Las investigaciones futuras en neurociencias deben tratar de determinar las funciones que lleva a cabo cada zona del cerebro, pero también han de conocer las funciones mentales".

Para más información:
Nature: http://www.nature.com/nm/ (Nature 2001; (411): 950-953 y 903-904)

 
   

 
© 2002 - ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico